INTERNACIONAL
11/12/2017 4:54 AM CST | Actualizado 11/12/2017 4:55 AM CST

Maduro anuncia una victoria holgada del chavismo en elección de alcaldes

El presidente venezolano dijo que sus aliados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganaron más de 300 de las 335 alcaldías en disputa.

Palacio de Miraflores/Reuters

Los partidarios del presidente venezolano Nicolás Maduro se adjudicaron el domingo una holgada victoria en las elecciones de alcaldes y una gobernación clave, en unos comicios boicoteados por la fragmentada oposición y donde resaltó la abstención.

Tras conocerse los primeros cómputos oficiales, Maduro dijo que sus aliados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganaron más de 300 de las 335 alcaldías en disputa, incluyendo las principales capitales del país petrolero sudamericano.

En los resultados parciales que ofreció el Consejo Nacional Electoral (CNE), con una participación del 47.32 por ciento del padrón electoral, se confirmó un holgada ventaja de los candidatos del PSUV, que también conquistó la gobernación del estado petrolero de Zulia.

Marco Bello/Reuters
Un soldado asiste a la casilla de votación durante la elección de alcaldes.

La contienda sirve de antesala a las votaciones presidenciales del 2018, en las que el líder socialista podría buscar la reelección para un nuevo período de seis años, pese a la crisis económica que se ha profundizado en su mandato.

"Nueve millones (de votantes) por el buche a la oligarquía que quiso sabotear el sistema electoral, que le tuvo miedo a medirse", afirmó Maduro en un acto ante un grupo de seguidores.

Previamente, el mandatario, que pidió a sus adversarios prepararse para las presidenciales del próximo año, advirtió que no se les permitirá a los partidos opositores que no participaron el domingo presentarse a la crucial votación.

"Partido que no haya participado y haya llamado al boicot de las elecciones no puede participar más", dijo al explicar que la Asamblea Nacional Constituyente, un cuerpo legislativo con suprapoderes compuesto por sus aliados, había llegado a esa resolución.

"El año 2018 pertenece al pueblo chavista", sentenció.

Fabiola Ferrero/Reuters
Una decena de personas revisan una lista en el centro de votación en Caracas, Venezuela, el 10 de diciembre de 2017.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) optó por no participar el domingo, alegando que el sistema electoral está diseñado para mantener en el poder al "chavismo", el movimiento fundado por el fallecido presidente Hugo Chávez.

"Quien se vale del hambre del pueblo mediante un sistema electoral fraudulento no debe cantar victoria. Las irregularidades y la escasa participación han marcado la jornada", dijo la MUD en un comunicado.

En la jornada se repitió la elección del gobernador del estado de Zulia, luego de que el opositor que triunfó en octubre fue impedido de asumir su cargo al negarse a jurar ante la Asamblea Nacional Constituyente, por considerarlo un ente no democrático.

Dejarlos actuar

Tras soportar violentas protestas este año y en medio de una elevada inflación y casi cuatro años de recesión, el PSUV logró una victoria mayoritaria en las elecciones de gobernadores de octubre, que repitió en la jornada.

"Siempre he salido a votar porque creo que es un deber y desde que empezó Chávez lo apoyé", dijo Melix Jordán, un mecánico de 56 años, en un municipio rural de Paraguaná, en la costa del país. "Yo sí pienso que esto lo puede arreglar el gobierno actual, sólo hay que dejarlos actuar", agregó.

La oposición alega que el Gobierno utiliza los programas públicos de venta de alimentos y medicinas subsidiadas para forzar la voluntad de los votantes, que sufren por la escasez.

En la televisora estatal, las autoridades, incluido el presidente, instaron a sus seguidores a llevar "el carnet de la patria", un documento emitido por el Gobierno para acceder a sus programas sociales, como muestra de su adhesión.

REUTERS
Votantes venezolanos acuden a la jornada para elegir alcaldes, en Caracas, Venezuela.

La petrolera estatal PDVSA envió mensajes de textos a sus trabajadores llamándolos a publicar su número de identificación en un sitio de internet del Ministerio del Petróleo para demostrar que habían votado, dijeron a Reuters empleados de la compañía.

De confirmarse los resultados dados por Maduro, los socialistas pasarían a manejar más de 90 por ciento de las alcaldías del país, frente al 70 por ciento que tenían.

La oposición gobernaba en 76 alcaldías desde 2013, pero 13 de esos alcaldes están presos, fueron destituidos o están en el exilio. Maduro adelantó que sus adversarios ganaron en tres de sus bastiones en la capital.

El CNE publicaría los resultados totales el lunes.

Pese a la no participación de los principales partidos, sí se presentaron figuras de la oposición moderada, independientes y algunos políticos desconocidos. Igualmente, dos partidos dentro de la MUD presentaron contendientes, en un reflejo de las pugnas dentro de la oposición.