NEGOCIOS
11/12/2017 12:35 PM CST | Actualizado 11/12/2017 12:36 PM CST

La ingeniosa forma en que esta empresa lidia con empleados que no-se-quieren-ir a sus casas

Una solución para los 'workaholics' japoneses.

.
.

Una de las empresas más grandes de Japón encontró una forma muy rara (pero ingeniosa) de lidiar con los trabajadores que simplemente no se van a sus casas a la hora en que acaba su jornada.

Debido a los problemas crónicos de los japoneses de trabajar de más, la compañía de construcción Taisei desarrolló un dron de seguridad que sobrevolará a los empleados que no se vayan a tiempo hasta irritarlos tanto que preferirán tomar sus cosas e irse a casa.

Taisei

Pero, ¿cómo los irrita? Pues además de emitir un fuerte zumbido, el dron tocará la canción "Auld Lang Syne", un tema que usan las tiendas tradicionales japonesas para anunciar que están a punto de cerrar.

"No puedes seguir trabajando cuando sabes que en cualquier momento vas a escuchar la canción "Auld Lang Syne" y un zumbido fuertísimo", dijo Norihiro Kato, director en Taisei en entrevista con AFP.

El dron es básicamente un guardia de seguridad que utiliza una grabadora de video para "escanear" el edificio cuando la mayoría de los empleados de la compañía ya se han ido a casa.

El video se graba directamente en una tarjeta SD que los jefes pueden ver.

STR via Getty Images
Drones have been used across all industries from policing to this agricultural drone that can spray pesticide on crops.

Al incluir tanto la música fuerte como la posibilidad de ser grabado, la firma espera combatir el estigma social relacionado con irse a casa a tiempo.

Si esto te suena muy raro, entonces debes tomarlo como un termómetro de lo serio que es ese problema en Japón.

Pero pese a las buenas intenciones, algunos expertos tienen sus dudas sobre si funcionará o no.

En entrevista con la BBC, Seijiro Takeshita, profesor de manejo de la información en la Universidad de Shizuoka dijo: "Es una cosa muy ridícula que las empresas están implementando quieren que se les vea atacando el problema".

Mientras que otro experto recalca que hay un riesgo real en que lo que realmente hará es forzar a los empleados a irse de la oficina, pero seguirán trabajando en casa.

Aunque queda claro que el problema es mucho más grande que simplemente mandar un dron a molestar a los empleados, también es cierto que es una forma única de lidiar con el problema del trabajo excesivo.