INTERNACIONAL
11/12/2017 12:27 PM CST | Actualizado 11/12/2017 1:01 PM CST

Cuatro 'víctimas' de Trump piden al Congreso investigar demandas de conducta sexual inapropiada

Se está responsabilizando a las personas por comportamiento inapropiado, pero no responsabilizamos a nuestro presidente por lo que es y por quien es".

Cuatro mujeres que acusaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de acoso y agresión sexual están exigiendo al Congreso de Estados Unidos que investiguen sus denuncias.

Jessica Leeds, Samantha Holvey y Rachel Crooks recordaron sus supuestas experiencias con Trump. Lisa Boyne, una cuarta mujer que acusa a Trump se sumó a las tres anteriores en una conferencia de prensa el lunes más tarde.

Más de un año después de las elecciones presidenciales, Leeds, Holvey y Crooks reflexionaron sobre cómo fue ver a Trump ser elegido después de haberlo acusado de acoso y agresión sexual.

"Fue desgarrador el año pasado cuando todas nosotras, ciudadanas privadas, nos expusimos para tratar de mostrarle a Estados Unidos quién es este hombre y especialmente cómo ve a las mujeres y que digan 'Meh, no nos importa'", dijo Holvey. "Duele".

Un vocero de la Casa Blanca respondió a las acusaciones de las tres mujeres en una declaración a Kelly.

"Estas afirmaciones falsas, totalmente disputadas en la mayoría de los casos por relatos de testigos presenciales, se trataron extensamente durante la campaña del año pasado, y el pueblo estadounidense expresó su juicio al entregar una victoria decisiva", se lee en el comunicado. "El momento y lo absurdo de estas afirmaciones falsas dice mucho y la gira de publicidad que ha comenzado solo confirma los motivos políticos detrás de ellos".

Crooks catalogó la declaración como "ridícula".

Leeds le dijo al HuffPost que ella no es cree que las denuncias de conducta sexual inapropiada en contra de Trump promoverán su renuncia, a pesar del movimiento #MeToo que afecta a Hollywood y a algunos círculos políticos.

"A menos que el Congreso tenga el coraje de actuar como una institución y hacer que rinda cuentas, entonces nada va a suceder", dijo el lunes.

"Realmente parece ser teflón porque no se trata solo de los problemas de agresión sexual", agregó. "No es un buen hombre de negocios, es un pésimo administrador ". ... Este año ha sido un desastre, excepto cuando él lo describe. Él está extremadamente desconectado con la realidad ".

"Si hay otras mujeres allá afuera, ¿qué es lo que querrías que supieran? Pregunta Megyn a las acusadoras de Trump, Jessica Leeds, Samantha Holvey & Rachel Cooks en #MegynTODAY.

En una conferencia de prensa el lunes por la mañana, las cuatro mujeres urgieron al Congreso a abrir una investigación sobre las acusaciones de acoso sexual y asalto del presidente. 16 mujeres han acusado de acoso sexual a Trump.

Leeds habló sobre la reciente ola de acusaciones de mala conducta sexual en hombres poderosos como Harvey Weinstein, el candidato a senador por el estado de Alabama, Roy Moore, y el senador demócrata Al Franken.

"Se hizo evidente que en algunas áreas, las acusaciones de agresión sexual se tomaban en serio y se responsabilizaba a la gente, excepto a nuestro presidente", dijo. "... Estamos actualmente en una posición en la que en algunas áreas de nuestra sociedad, las personas son responsables de comportamientos no deseados, pero no hacemos responsable a nuestro presidente por lo que es y por quién es".

Crooks mencionó la reciente investigación sobre el supuesto comportamiento inapropiado del senador Al Franken.

"Si estuvieran dispuestos a investigar al senador Franken, creo que es justo que hagan lo mismo con Trump", dijo. "... No deberíamos permitir que los políticos se salgan con la suya".

Holvey agregó que "este no es un tema partidista", argumentando que el reciente apoyo que Trump le concedió a Moore le parece "absolutamente desagradable".

Tres de las mujeres que acusan a Trump por conducta sexual inapropiada en conferencia de prensa.

Leeds dijo que ella, Holvey y Crooks no aceptan toda esta atención. "Ninguno de nosotras se siente cómoda con eso", dijo. "Si nos hubiéramos sentido cómodas siendo una estrella, habríamos hecho algo más con nuestras vidas, pero esto es importante".

Boyne, quien alega que Trump miraba dentro de las faldas de las modelos a mediados de la década de 1990, se unió a la conferencia de prensa por teléfono en altavoz. Ella describió su experiencia con Trump y más tarde se le cortó la voz hablando de la cinta filtrada de 2005 de "Acceso a Hollywood" en la que se jactaba de agarrar a las mujeres "por la vagina".

"Esta no es la forma en que deberíamos enseñarles a nuestros niños a hablar. ... Es horrendo ", dijo Boyne. "[Deberíamos] exigir que Donald Trump dimita como Al Franken. Porque lo que ha reconocido, lo que ha hecho apropiado culturalmente es mil veces peor que cualquier cosa que Al Franken haya hecho".

Leeds habló por primera vez con The New York Times el año pasado, alegando que Trump la había manoseado en un avión hace más de 30 años.

"Era como un pulpo", dijo. "Sus manos estaban en todas partes".

En el mismo artículo, Crooks dijo que Trump la besó a la fuerza cuando se conocieron en 2005. Holvey acusó a Trump de haberla inspeccionado personalmente a ella y a las demás candidatas a Miss USA 2006 durante un evento del concurso de ese año.

"Se paraba frente a cada chica y te miraba de pies a cabeza como si fuéramos solo carne, solo éramos objetos sexuales, como si no fuéramos personas", le dijo a CNN en 2016. "¿Sabes como cuándo un tipo desagradable en un bar te está revisando? Es ese mismo sentimiento".

La conferencia de prensa del lunes fue presentada por Brave New Films, una productora de documentales que lanzó en noviembre un video de tres minutos llamado "16 mujeres y Donald Trump". El video comparte las historias de las mujeres que han dicho ser asaltadas o acosadas por Trump.

El presidente y su administración han negado estas afirmaciones en repetidas ocasiones.

Al principio, Trump reconoció que podía ser escuchado en la cinta "Access Hollywood" y describió los comentarios como "conversaciones de vestidor". Más recientemente, sugirió que la voz en la cinta no era suya, aunque, para ser claros, lo es.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo el domingo que las mujeres que acusan a Trump merecen ser escuchadas.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.