MÉXICO
11/12/2017 5:13 PM CST | Actualizado 11/12/2017 5:21 PM CST

Ante crisis en Chilapa, el gobernador aún guarda silencio

Está entre los 50 municipios más violentos de México.

Paola Morales.

Chilapa, en Guerrero, está entre los 50 municipios más violentos de México. Ahí, existe una macro criminalidad que deja al descubierto la complicidad del Estado y sus instituciones con los diferentes grupos o cárteles de la delincuencia organizada, garantizándoles una total impunidad para actuar, concluyó un reporte del Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos José Ma. Morelos y Pavón.

Chilapa, el municipio secuestrado: "Aquí todo mundo busca muertos, no gente viva"

Fue a partir de este reporte que se buscó llamar la atención de organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales a través de una misión de observación en la región con el objetivo de visibilizar la escalada de violencia en la región.

Chilapa, el municipio secuestrado: Las comunidades que el narco desplazó

Dentro de los objetivos de la misión, realizada los pasados 19 y 20 de septiembre, estaba una reunión con el gobernador de la entidad, Héctor Astudillo Flores y con otras autoridades estatales, para hacerles llegar las demandas y preocupaciones en torno a la violencia en Chilapa de Álvarez, el desplazamiento forzado interno, la desaparición forzada y cometida por particulares, agresiones a periodistas y a defensores comunitarios de derechos humanos.

Dicha reunión, como documentó el HuffPost –uno de los medios participantes en dicha misión— entre organizaciones, activistas y autoridades tuvo que posponerse debido a los daños que causó el sismo del 19 de septiembre.

Sin embargo, a casi 3 meses, las organizaciones sólo han sido recibidas por el secretario general de gobierno, con quien se reunieron el pasado 28 de noviembre, aunque la demanda ha sido que sea Astudillo quien reciba a los representantes de las diversas organizaciones que, tras la misión, se percataron que las víctimas de delitos graves no son atendidas en medio de un fuerte contexto de inseguridad.

Tras su reunión con el secretario general de gobierno del estado de Guerrero, se aseguró a los integrantes de Amnistía Internacional, Servicios y Asesoría Para la Paz, Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos "José Ma. Morelos y Pavón" y el Secretario Ejecutivo de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos que serán recibidos antes del 15 de diciembre, aunque sin establecer aún una fecha definitiva.

Todas las historias recabadas por la Misión tienen en común que las víctimas son hombres, en edad productiva, y que, en la mayoría de los casos, son indígenas y de escasos recursos económicos.

Todos, además, no han sido investigados adecuadamente por las autoridades competentes y han sido las propias familias quienes han jalado los hilos de las averiguaciones de los hechos que "uno nunca cree que le van a pasar a uno".