UN MUNDO MEJOR
10/12/2017 7:06 PM CST | Actualizado 12/12/2017 10:02 AM CST

Unesco declara a la pizza napolitana como patrimonio de la humanidad

El "Arte de los Pizzaiolos Napolitanos" fue elegido este jueves como nuevo Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por el Comité de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La decisión fue anunciada por ministros italianos y confirmada por la entidad mundial. Con eso, es la primera vez en la historia que el arte de hacer un alimento se convierte en un patrimonio mundial.

"La identidad gastronómica italiana es cada vez más protegida en el mundo", dijo el ministro para las Políticas Agrícolas, Maurizio Martina, a través de las redes sociales. También recordó que la campaña italiana duró ocho años y que fue aprobada unánimemente por los miembros de la ONU.

Según la nota divulgada por la Unesco, el arte de los napolitanos "es una práctica culinaria que consiste en cuatro diferentes fases, desde la preparación de la masa hasta la cocción en horno".

"La práctica es originaria de Nápoles, donde cerca de 3000 pizzaiolos ahora viven y trabajan, y desempeña un papel clave en la promoción de encuentros sociales e intercambio entre generaciones. El conocimiento y las habilidades relacionadas a estos elementos se transmiten en la 'botteg' pizzaiolo, donde jóvenes aprendices pueden observar su maestría en el trabajo ", escribió el comité.

"La Made in Italy obtiene otro gran éxito, es la primera vez que la UNESCO reconoce como patrimonio de la humanidad un servicio vinculado a una de las más importantes producciones alimenticias, confirmando ésta como una de las mayores expresiones culturales de nuestro país", dijo Martina en una conferencia de prensa.

Según el representante del gobierno, esa es una "gran noticia" para iniciar 2018 como el "año de la comida" en Italia.

Toda la acción para la campaña de reconocimiento comenzó en 2009, cuando el Ministerio para las Políticas Agrícolas comenzó a redactar el dossier de la candidatura con el apoyo de la Asociación de los Pizzaiolos y de la Región de Campania. Ellos superaron los obstáculos que muchos veían en el pedido, la de que el arte de producir las pizzas era apenas un fenómeno comercial y no una de las mayores expresiones de identidad de la cultura del sur del país.

Tanto el dossier como la delegación de la campaña fueron coordinadas por el profesor Pier Luigi Petrillo. Al final del anuncio, la embajadora italiana en la Unesco, Vincenza Lomonaco, agradeció a todos los Estados miembros que votaron a favor de Italia, destacando la centralidad del país en promover las tradiciones agroalimentarias en el contexto de la Unesco.

Después del anuncio, un largo aplauso fue escuchado en la sala de las delegaciones y muchos representantes internacionales abrazaron al "equipo" italiano durante la larga noche de espera.

La Confederación Nacional de Cultivadores directos (Coldiretti) recordó también la campaña mundial de recogida de firmas en apoyo a la candidatura del "Arte de los Pizzaiolos".

Según la entidad, se recogieron más de dos millones de firmas en 100 países diferentes.

Italia es el país del mundo con más sitios reconocidos como Patrimonios de la Humanidad, con más de 50 "premios".

- Otros premios: Además del "Arte de los Pizzaiolos Italianos", otras 11 prácticas fueron incluidas en la lista de Patrimonios Inmateriales de la Humanidad de la Unesco.

"Juegos tradicionales Assyk", de Kazajstán;

"Artesanía de figuras de arcilla de Estremoz, de Portugal;

"Fabricación artesanal de órganos y música", de Alemania;

"Rebetiko, música urbana", de Grecia;

Festival "Kumbh Mela", de la India;

"Pinisi - el arte de construcción de los barcos en Sulawesi", en Indonesia;

Juego de equitación acompañado por música y narración de historias "Chogan", de Irán;

Arte de Confeccionar y tocar el instrumento de cuerdas "Kamantech / Kamancha", de Irán y Azerbaiyán;

Gaita-de-foles "Uilleann piping", de Irlanda;

"Kok Boru", juego de equitación tradicional de Kirguistán;

"Nsima", tradición culinaria de Malawi.

Este artículo fue publicado orignialmente en HuffPost Brasil.