NEGOCIOS
08/12/2017 3:43 PM CST | Actualizado 08/12/2017 3:45 PM CST

Representante comercial EU, ante oportunidad de enfrentar cara a cara a la OMC

A defender las ocurrencias del presidente de EU.

El representante comercial de EU, Robert Lighthizer, junto al presidente Donald Trump.
Jonathan Ernst / Reuters
El representante comercial de EU, Robert Lighthizer, junto al presidente Donald Trump.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, finalmente tendrá la oportunidad de confrontar en persona a la OMC para defender la controvertida agenda del presidente Donald Trump, aunque la gran duda es si trabajará para generar consenso en la entidad multilateral o si buscará debilitarla.

En la undécima conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio, que se realizará en Buenos Aires desde el domingo, Lighthizer tendrá la tarea de defender la agenda de Trump basada en el lema "Estados Unidos primero".

Lighthizer ya señaló que no busca nuevos importantes acuerdos en la reunión y funcionarios de Estados Unidos han bloqueado el esfuerzo de la OMC para elaborar un comunicado de unidad respecto a la "centralidad" del sistema de comercio global y la necesidad de impulsar su desarrollo.

Lighthizer, un exabogado comercial de la industria acerera, ha negado que quiera debilitar a la OMC, a pesar de sus ácidas críticas contra los fallos de la entidad contra Estados Unidos en la última década.

En septiembre, Lighthizer pidió reformas a lo que cataloga como un sistema de solución de controversias "deficiente" y demasiado interpretativo.

También advirtió que un dictamen que le otorgue estatus de economía de mercado a China sería un "cataclismo" para la OMC. El asunto, que ahora está en el sistema de solución de controversias del órgano, dañaría severamente las defensas comerciales de Estados Unidos y la Unión Europea contra bienes chinos subsidiados.

Analistas interpretan esta declaración como una sugerencia de que Washington ignoraría un fallo a favor de Pekín, debilitando a la OMC e instando a otros países a hacer lo mismo.

"El embajador Lighthizer defenderá los intereses comerciales y económicos de Estados Unidos, incluyendo una reforma institucional de la OMC y políticas de comercio justo basadas en el mercado", dijo el Gobierno estadounidense el viernes.

Representantes comerciales sostienen que la postura de Estados Unidos ensombreció los preparativos para la reunión de cuatro días en la que estarán representados los 164 miembros de la OMC.

Esta vez, nadie espera que se alcancen acuerdos en temas como la reducción de los subsidios agrícolas o la eliminación de subsidios a la pesca. "Si el resultado es modesto será una conferencia exitosa", dijo Arancha González, líder del Centro de Comercio Internacional en Ginebra, una organización conjunta entre la OMC y las Naciones Unidas.

A pesar de que Estados Unidos no ha amenazado con abandonar la OMC, expertos dicen que Washington está atacando la autoridad del grupo al vetar las designaciones judiciales, limitando una de sus principales funciones: la solución de controversias.

La Comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom, dijo a periodistas en Bruselas que muchos miembros de la OMC están preocupados de que la posición de Estados Unidos pueda "bloquear el funcionamiento de algo que ha estado funcionando bien".