ENTRETENIMIENTO
28/11/2017 10:55 AM CST | Actualizado 28/11/2017 10:58 AM CST

En Estados Unidos critican el corto de 'Frozen' por fomentar la 'supremacía blanca'

El corto también se proyecta antes de la película 'Coco'.

Twitter.com

El único "pero" que le pusieron los mexicanos a Coco el primer fin de semana de su exhibición en el país, fue el corto (¿corto?, ¡fue larguísimo!) de Frozen,que después retiraron en muchas salas de cine debido a las quejas.

La historia se repite ahora en Estados Unidos, pero con un giro interesante.

Varios usuarios de redes sociales se quejaron del corto de Frozen porque, al igual que en México, no se les avisó de su previa proyección; pero hay otra razón más y muy importante: la supremacía blanca, como lo expresó la tuitera Nereyda:

"Proyectaron un corto de 20 minutos, de Frozen, antes de Coco. La gente blanca es tan turbulenta. Te obligan a ver una historia de 20 minutos sobre una niña blanca para que no olvides la colonización".

Pero ella no fue la única que lo notó.

"La supremacía blanca hizo que todos los que fueron a ver a Coco se sentaran a ver antes Frozen. Me sentí tan oprimida".

Hay más comentarios al respecto:

"Esos 47 minutos de la secuela de Frozen antes de ver Coco es tan supremacía blanca".

"El corto de Frozen antes de la proyección de Coco es irritante, maldición, no vine a ver caucásicos".

Este tuit es muy interesante:

"¿Existe alguna opción de ver Coco sin tener que ver el corto de Frozen? Disney no dejó que la gente morena tuviera su momento".

Desarrollemos

En México, teníamos miedo que Disney hiciera de la cultura mexicana un estereotipo típico y dañino. Eso y que nos pintaran como una cultura llena de tequila, mariachi (eso sí sale) y todos vestidos con un jorongo, chanclas y sombrero. Afortunadamente no lo hicieron, al contrario, enaltecieron la celebración de Día de Muertos, el culto a los muertos, el uso de la flor de cempasúchil, el papel picado y, muy importante, el matriarcado que se presenta en muchos estados del país.

Desde su estreno en México, más de 21.6 millones de personas han ido a las salas de cine para maravillarse con la obra de Lee Unkrich. Según informó Disney-Pixar, la cinta ha recaudado mil millones de pesos, siendo ya el filme animado original más taquillero de todos los tiempos en nuestro país.

En Estados Unidos ven las cosas diferentes

Si bien en México también hubo quejas por el corto de Frozen, por lo largo y "molesto" que resultó escuchar cantar a los personajes por 20 minutos, aquí no nos fijamos o más bien, no analizamos la presencia de la llamada "supremacía blanca".

En Estados Unidos es distinto

Debido a los diferentes grupos raciales que habitan en dicho país, la gente es más susceptible a percatar las diferencias o, en este caso, la imposición de un corto de gente blanca, antes de presentar una película inspirada en México.

Si entramos al plano político, la administración del actual presidente Donald Trump ha dejado claro que "Estados Unidos, primero", dejando de lado los grupos minoritarios que contribuyen a la economía del llamado país del mundo libre.

Tan solo hay que recordar que en diciembre vence el plazo para "mejorar" o acabar con la iniciativa DACA, programa impulsado por el expresidente Barack Obama, que protegía de la deportación a 800 mil jóvenes indocumentados (también conocidos como dreamers), que llegaron a EU cuando eran niños, y les otorgaba ciertos beneficios, como la posibilidad de obtener permisos de trabajo y licencias de conducir.

Es por ello que la proyección de Frozen puede irritar a esos grupos cuyo objetivo es ver triunfar otros grupos étnicos.

Sí gustó

De acuerdo con NowThis, el 97% de los usuarios de la plataforma Rotten Tomatoes -dedicada a aprobar o repobroar las películas-, calificaron positivamente a Coco.