MÉXICO
24/11/2017 9:01 AM CST | Actualizado 24/11/2017 9:01 AM CST

"Lo del 'catarrito' estará en mi epitafio": Carstens habla de cómo debe ser nuevo gobernador de Banxico

Se va dejando un gran pendiente: la inflación

Edgard Garrido / Reuters

Agustín Carstens sigue despidiéndose. Para finales del mes de noviembre dejará el Banco de México para ocupar la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés). Y la prensa, sigue recogiendo sus frases célebres para despedirle.

Yo sé que lo del catarrito, que dije antes, estará en mi epitafio: 'Dr. Carstens, murió de un catarrito'", bromeó el gobernador saliente de Banxico, en el noticiero de Carlos Loret de Mola, de Televisa.

En entrevista, dijo que se va tranquilo, pues deja al Banco de México en una situación sólida.

"La ley del banco tiene la inteligencia de operar sin gobernador: va a seguir funcionando y funcionará bien; la institución está fuerte porque además de que sí es realmente autónoma, las decisiones se toman por unanimidad, el voto del gobernador es sólo de 20%".

Cuando se le pregunta de quién le gustaría que se quedara en su lugar, prefiere no contestar. ¿Y José Antonio Meade, lo ve como el mejor candidato? Carstens reitera que lo considera su amigo y respeta su trayectoria, pero no será él quien deba decidir quién se quede en Banxico. "Pero si él se quedara, lo haría muy bien"

Carstens considera que quien ocupe su lugar deberá tener tres características:

  1. que conozca bien la macroeconomía de México y cómo operan los mercados
  2. que realmente crea en la autonomía de Banxico. Y con ello, reitera que para que 'alguien' quitara esta cualidad, debería pasar por la Constitución
  3. que sepa comunicar

¿Qué pendientes deja Carstens?

Reconoce que le hubiera gustado que el escenario inflacionario estuviera mejor. "No estoy satisfecho con la última cifra pero sigo con la confianza que regresará al nivel del 3% a finales del próximo año".

Asimismo, reiteró, aludiendo a las célebres frases que ha dicho de que México está preparado para la tormenta financiera, que el país cuenta con las bases sólidas para hacer frente al entorno económico.

¿Sobre el tipo de cambio? Carstens explicó, lo que ha dicho en reiteradas ocasiones, que el tipo de cambio ha obedecido a factores externos, como la elección de Donald Trump y después, las negociaciones del TLCAN.

"Confío en que habrá también un mejor escenario para el peso mexicano. El nivel deseado estaría entre los 17 y 18 pesos por dólar".