ESTILO DE VIDA
19/11/2017 6:30 AM CST

Repetir mucho estas palabras es señal de que estás estresado

¿Te suena familiar?

Si estás muy seguro de que puedes mantener tus emociones bajo control, estudios recientes explican que el lenguaje que usas puede ser una señal de que estás estresado.

Según un estudio que realizó un grupo de investigadores de la Universidad de Arizona, la gente tiende a utilizar adverbios como "tan", "muy" y "verdaderamente" en un discurso cuando están estresados.

Los investigadores encontraron que las personas estresadas tienden a hablar menos que los que no sienten ninguna presión.

Para monitorear cómo el estrés afecta el lenguaje, los autores del estudio consideraron el patrón del lenguaje de 143 voluntarios que aceptaron usar grabadoras durante dos días.

Estas grabadoras se prendían y grababan lo que los participantes decían en intervalos al azar.

Después se transcribieron las grabaciones y se analizaron los patrones de palabras que se usaban en relación a los cambios en la expresión génica relacionados con el estrés.

El término "expresión génica" se refiere al proceso por el cual la información contenida en un gen se usa o se "expresa" para que sea útil para el cuerpo. La expresión génica cambia en respuesta al estrés.

El estudio identifica que la gente tiende a usar menos pronombres de la tercera persona plural como "ellos" o "su de ellos" cuando se siente estresada.

El estudio sugiere que esto se debe a que cuando nos sentimos amenazados pensamos menos en los demás.

Agrega que al observar los cambios en el lenguaje y en la expresión génica, se descubrió un indicador más exacto para saber cuándo está estresada la gente que cuando se les pide que ellos mismos reporten emociones de estrés, depresión y ansiedad.

"El lenguaje refleja cómo se conecta la gente con su mundo, ¿quién se habría imaginado que la expresión génica guardaba relación con el lenguaje?" dijo James Pennebake, psicólogo de la Universidad de Texas en Austin, a Nature.

"Es una nueva forma muy emocionante de ver las cosas".

El estudio se publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias).