INTERNACIONAL
16/11/2017 5:06 PM CST | Actualizado 16/11/2017 5:13 PM CST

Hombre de Florida perseguido por la policía marca al 911 y pide hablar con Trump

"Donald Trump es buen amigo mío . Tenemos un trato".

Este hombre está haciendo que las llamadas al 911 sean grandes de nuevo.

Un hombre de Florida que era perseguido por la policía llamó al 911 y pidió al operador que contactara a la Casa Blanca para comunicarse con "su amigo cercano", el presidente Donald Trump.

"Tenemos un trato", el sospechoso portador de marihuana, Aric Frydberg, dijo sobre su relación con el presidente durante una extraña llamada de emergencia el martes.

La petición no funcionó. Los ayudantes del alguacil del condado de Collier atraparon a Frydberg, de 33 años, después de una persecución en automóvil de 11 kilómetros. A pesar de sus intentos de evitar problemas: invocar a Trump, culpar a los judíos y alegar que su madre había sufrido un accidente, los agentes lo detuvieron con cargos que incluían asalto agravado a un agente de la ley, agresión contra un agente de la ley, resistencia a un oficial con violencia, manipulación de pruebas y posesión de marihuana. Fue encarcelado con una fianza de $US99,500.

Todo comenzó cuando un funcionario notó un olor a marihuana que emanaba de un vehículo estacionado en un estacionamiento de la oficina de correos. El oficial miró dentro del automóvil y vio una bolsita que contenía una sustancia verde y frondosa. Cuando intentó confiscar la bolsita, Frydberg presuntamente la agarró y se la metió en la boca, según la estación local WINK.

Después Frydberg huyó y marcó al 911.

"Por favor, necesito ayuda", le dijo Frydberg al operador. "La policía me está persiguiendo".

El operador del 911 le dijo a Frydberg en repetidas ocasiones que se orillara, pero el conductor en fuga tenía unas cuantas peticiones, según la estación local WTFX.

"Llamen a mi mamá, llamen a mi mamá", dijo. "Por favor llamen a mi mamá".

Cuando eso no funcionó, Frydberg sacó su tarjeta de Trump.

"Donald Trump es un amigo cercano. Tenemos un trato", dijo.

Añadió crípticamente: "No fue su culpa, fueron los judíos los que me jodieron, no Donald Trump, fue la comunidad judía".

Cuando eso no funcionó, Frydberg intentó otra excusa. "Mi madre me llamó y me dijo que había tenido en un accidente automovilístico en Homestead", dijo.

"Mi carne y mi sangre sufrieron un accidente automovilístico y debo detenerme y ayudarlo".

Los oficiales eventualmente detuvieron a Frydberg y lo arrestaron. Dijeron que encontraron pipas de cristal con un residuo herbolario quemado en estas y que las pruebas de marihuana resultaron positivas, según WFTX.

En la página de Facebooko de Frydberg aparece enlistado como un aprendiz y asistente ejecutivo del director general de Financial Trump en Miami. HuffPost los contactó pero nadie respondió de manera inmediata.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.