UN MUNDO MEJOR
16/11/2017 9:56 PM CST | Actualizado 16/11/2017 10:22 PM CST

En Argentina han hecho realidad la fabricación de ladrillos con PET para construir casas

Los creadores de esta iniciativa ganaron el Desafío Google.Org

Fundación Ecoinclusión

La Fundación Ecoinclusión se llevó a casa 250 mil dólares, que Google.Org le entregó para ayudarla a seguir con su misión: Transformar desechos plásticos PET en ladrillos ecológicos para construir viviendas dignas, que además ayudan a reducir la contaminación.

Desde mediados de 2014, un grupo de amigos se juntó en Argentina para crear Ecoinclusión, una iniciativa que además de ofrecer una mejor vida a las familias necesitadas, evidenciara su compromiso con el medio ambiente.

Ningún país de América Latina procesa más del 15% de la basura que genera.

Los ladrillos ecológicos fueron desarrollados y patentados por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Este centro de investigación argentino cuenta con los certificados que corroboran que estos ladrillos tienen las mismas características técnicas de uno común.

Para la fabricación de los tabiques se trituran las botellas de plástico hasta que quedan como arena, se mezclan estas "moronas" y se compactan. La transformación del desecho es limpia; es decir, no se usan hornos ladrilleros.

La fundación cuenta con una máquina que produce a pequeña escala. "Juntamos muchas más botellas de las que podemos reciclar", explicó Fabián Saleg, fundador de EcoInclusión. Señaló que con el premio del desafío Google.Org crearán una gran planta de reciclaje y comprarán una gran máquina procesadora.

Con esto llevarían su proyecto "de un nivel artesanal a algo más industrial", señaló el Cofundador de Ecoinclusión, Leandro Miguez. Y agregó que aunque ahora lo que buscan es impactar a la población de la provincia de Córdoba, "nuestro deseo es llegar a toda Argentina y si es posible a Sudamérica".

Una vez que se han fabricado los ladrillos ecológicos (con botellas de PET desechadas como materia prima), Ecoinclusión capacita a los habitantes de las comunidades para que puedan construir las casas o los proyectos comunitarios ellos mismos.

La fundación se dedica a tocar puertas para conseguir aliados y a armar grandes redes, en las que destaca la participación del Estado, ONG's y empresas privadas.

Además de su preocupación por reducir la contaminación reciclando plástico y de su interés por ayudar a las familias necesitadas con la construcción de casas, entre sus objetivos también se encuentra crear conciencia de la importancia del reciclado y trabajar en proyectos de colaboración entre las comunidades.

El Desafío Google.org enfrentó a cinco ONGs de Argentina, Chile, Colombia, México y Perú, tras presentar sus proyectos un jurado entregó los tres primeros lugares.