POLÍTICA
15/11/2017 6:13 PM CST | Actualizado 15/11/2017 6:26 PM CST

Mancera y el populismo penal

Qué gana el jefe de gobierno insistiendo en que el NSJP regresa a más delincuentes a las calles, el HuffPost preguntó.

Cuartoscuro.

El jefe de gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha señalado reiteradamente que el nuevo sistema penal lentifica la liberación de órdenes de aprehensión aún y cuando se ubican a los probables responsables de un delito, además que desde su entrada en vigor los infractores que son encarcelados, son liberados más fácilmente y regresan a las calles a delinquir.

"Nosotros teníamos para el 2015, teníamos 39 mil 223 personas en reclusión. Para 2016, 31 mil; 2017 tenemos 29 mil, al día 3 de noviembre tenemos 28 mil 222 personas, 28 mil 222 personas, y les sigo sosteniendo lo que platiqué con ustedes, para diciembre vamos a tener 27 mil.

"Aquí tengo yo la gráfica, el que la necesite se la podemos proporcionar, y si no pedimos el electrónico, pero es clarísimo cómo fue el corte, cómo fue el golpe, nada más y nada menos pues de 39, más de 11 mil reos liberados en un año", dice Mancera en una cita recogida por el analista de seguridad Alejandro Hope en su columna publicada el 13 de noviembre en El Universal.

En el mismo sentido, la organización Alto al Secuestro, presidida por Isabel Miranda de Wallace, ha acusado que la incidencia delictiva en el país aumentó con el nuevo sistema de justicia penal (NSJP), pues de junio de 2016 a mayo de 2017 aumentaron siete delitos de alto impacto en comparación con el mismo periodo inmediato anterior.

Pero a estas voces contra el NSJP su suman las de otros gobiernos locales y miembros del legislativo que buscan echarlo atrás o, al menos, modificar esta reforma penal que implicó una transformación institucional del todo el sistema de justicia para la que la misma Constitución dio un plazo de ocho años para que se implementara en todos los estados.

La fecha llegó el 18 de junio de 2016.

Nunca esperas ser acusado de un crimen, pero si sucede... (para entender el Nuevo Sistema de Justicia Penal )

En la misma columna, Hope señala que el tamaño de la población recluida en los penales de la capital mexicana ha venido disminuyendo desde hace dos años, pero no como resultado de un incremento en los egresos de reos: en 2015, 15 mil 896 reos fueron liberados de prisiones de Ciudad de México, mientras que en 2016, fueron 12 mil 945 personas.

La explicación dice el especialista se debe a que disminuyeron los ingresos a las cárceles: en 2015, 13 mil 223 personas se incorporaron a la población penitenciaria capitalina, mientras que un año después la cifra fue de 7 mil 839.

Mancera y el populismo penal

Pero, por qué el jefe de gobierno de Ciudad de México se empeña en su argumento, cuando "está sucediendo exactamente lo contrario, la población penitenciaria está disminuyendo porque menos gente está siendo encarcelada, no porque más reos están siendo liberados", escribe Hope.

El analista explicó al HuffPost que bajo este argumento Miguel Ángel Mancera busca eludir la responsabilidad por la situación de inseguridad o tratar de desviar la responsabilidad de su propia administración, "diciendo no soy yo, son los jueces".

Asimismo señala que, con ello, trata de hacerse de las simpatías de cierto sector de la población que ve con desconfianza este sistema de justicia penal más garantista y más respetuoso de los derechos de los inculpados.

Está (Mancera) apostándole al populismo penal, que hay un sector de la población que ve con malos ojos el debido proceso, esta insistencia en la formalidad y los tecnicismos. Además, de cara a una posible candidatura presidencial, quiere capturar parte de las simpatías de ese grupo" .Alejandro Hope.