MÉXICO
06/11/2017 10:57 AM CST | Actualizado 06/11/2017 11:01 AM CST

Tras muerte de vaquita marina, ahora piden detener su rescate

Un movimiento solicita en Change.org poner fin al esfuerzo actual de rescate de la vaquita y actuar contra pesca ilegal.

El  último ejemplar rescatado y liberado. Según estimaciones, solo hay 30 marsopas en peligro de extinción.
Twitter/RafaelPacchiano
El último ejemplar rescatado y liberado. Según estimaciones, solo hay 30 marsopas en peligro de extinción.

Horas después de ser trasladada al santuario El Nido, la hembra de vaquita marina en edad reproductiva capturada el sábado pasado, murió a pesar de los esfuerzos de los veterinarios por mantenerla con vida, que al observar que su estado de salud se deterioraba tomaron la decisión de liberarla.

"Este intento no tuvo éxito y todas las medidas para mantenerla con vida fueron aplicadas. A pesar de los heroicos esfuerzos del equipo veterinario, la vaquita no sobrevivió", indicaron los científicos de la Expedición VaquitaCPR (Conservación, Recuperación y Protección).

En un comunicado de prensa, explicaron que, en colaboración con un panel independiente y acompañados por el gobierno de México, "revisarán cuidadosamente los eventos de las últimas 24 horas y determinarán la mejor manera de proceder".

Se realizó una necropsia y se tomaron muestras de tejido para informar con toda oportunidad sobre esta revisión", detallaron.

En entrevista con la cadena CBS, Sam Ridgway, presidente de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos de Estados Unidos, reconoció que el estrés por la captura pudo ser factor para la muerte de la vaquita.

"Es muy desafortunado. Es muy triste que el animal haya muerto. Eso es todo lo que puedo decir", manifestó el también integrante del equipo de VaquitaCPR.

Los 66 científicos que forman parte del programa que busca salvar a la vaquita marina de la extinción externaron su desconsuelo por esta "devastadora pérdida", pero recordaron que este proyecto es el primero en su tipo en todo el mundo y desde un principio se sabía que entrañaba un riesgo significativo.

"Sin embargo, estuvimos de acuerdo en que el riesgo de extinción por mortandad en redes de pesca, era mucho mayor que el riesgo de los esfuerzos de rescate. El riesgo de perder una vaquita durante las operaciones de campo siempre se reconoció como una posibilidad, pero se determinó que era inaceptable observar cómo la vaquita marina desaparecía sin un heroico intento de rescate", subrayaron.

Gobierno mexicano hará "un circo" de la vaquita marina: ong

Alto a la captura de vaquitas

Un movimiento denominado "Levanta la voz contra la matanza de delfines", subió una petición a la plataforma Change.org, donde exige poner fin al esfuerzo actual de rescate de la vaquita, al advertir que se debe cazar a las redes ilegales y los pescadores furtivos, y no a los ejemplares del mamífero marino en mayor peligro del mundo.

Los impulsores de esta iniciativa que piden un cambio de estrategia, recordaron que antes de capturar a esta hembra, los integrantes de VaquitaCPR atraparon a una cría de seis meses de nacida, que tuvo que ser liberada por estrés, pero no se determinó si logró sobrevivir al trauma del cautiverio y reunirse con su familia. "Es muy posible que la vaquita haya muerto".

"Conocemos por años de observación en Taiji, Japón, que los delfines a menudo mueren cuando son perseguidos y capturados. También sabemos que las crías abandonadas mueren con gran regularidad", lamentaron.

Agregaron que todos los recursos científicos deben utilizarse para localizar y destruir las redes ilegales y detener la caza furtiva.

Han matado a esta vaquita hembra. Una de las últimas del mundo. Por favor, deténgase y cambien a un nuevo plan, antes de que sea demasiado tarde.Petición en Change.org

Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, coincidió en que "para proteger verdaderamente a estas increíbles y pequeñas marsopas, el gobierno mexicano debe de una vez y para siempre sacar las redes de enmalle ilegales del hábitat de la vaquita".

"Se requiere un nuevo esfuerzo masivo y urgente para poner fin a la pesca ilegal y hacer que estas aguas sean seguras para que las pocas vaquitas que quedan puedan nadar libres", concluyó.

Esta nota se publicó originalmente en Excélsior.