UN MUNDO MEJOR
26/10/2017 4:46 PM CDT | Actualizado 26/10/2017 5:03 PM CDT

AUDIO: Juan Villoro lee 'El puño en alto' en la inauguración de la ofrenda del MMyT

El escritor y periodista se mostró esperanzado en que, a partir de los sismos, la sociedad civil logre constituir una plataforma ciudadana que transforme al país entero.

Con un minuto de silencio y la lectura de El puño en alto, de la voz de Juan Villoro, este jueves se inauguró el altar de muertos en memoria de las víctimas de los sismos del 7 y del 19 de septiembre, que levantó el Museo Memoria y Tolerancia.

"...Eres, si acaso, un pordiosero de la historia. El que recoge desperdicios después de la tragedia . El que acomoda ladrillos, junta piedras, encuentra un peine, dos zapatos que no hacen juego, una cartera con fotografías. El que ordena partes sueltas, trozos de trozos, restos, sólo restos. Lo que cabe en las manos", leyó el escritor y periodista.

Durante su participación, Villoro recordó que en el temblor de 1985 fue brigadista en la colonia Roma, y que en aquel momento escribió "Desconfío de las personas que en momentos de peligro tienen más opiniones que miedo". Tras el segundo sismo del 19 de septiembre —"una coincidencia casi fatídica", dijo—, se dio cuenta de que "como en el 85, tenía más miedo que opiniones concretas".

Después de que se dio cuenta de que le costaba mucho trabajo hacer un análisis o una crónica del temblor, escribió El puño en alto.

Pensé en el gesto solidario de los rescatistas. Ese momento de resistencia en que se levanta un puño para escuchar a los demás. Para oír la voz del otro. Este museo es un recinto para oír a los otros. Quisiera que siempre pudiéramos levantar el puño para escuchar al que está menos favorecido, la víctima que necesita ser oída.Juan Villoro.

Después de que el escritor lanzara una petición personal —"ojalá la solidaridad que creamos durante el terremoto pudiera servir para tener una plataforma duradera en la que pudiéramos oír a los demás"—, se guardó un minuto de silencio.

Cuartoscuro.

Villoro reconoció que la solidaridad que se dio tras el sismo fue producto "de una situación en la que todos fuimos más importantes que el Estado. Hubo una respuesta horizontal en la que la sociedad civil fue mucho más significativa y tomó las riendas de su propio destino".

Y agregó "es una contradicción que vemos, que la gente está inconforme con la realidad, y en las crisis reacciona solidariamente pero no constituye organizaciones para actuar de forma duradera".

Me gustaría pensar que pudiera existir una especie de Partido del Temblor; es decir, que esto se convirtiera en una actividad a largo plazo y no solamente de coyuntura. Los mexicanos reaccionamos con enorme solidaridad en las crisis y en las coyunturas, pero tenemos mucho trabajo para emprender proyectos sostenidos de participación social.Juan Villoro.

El poema de Villoro está impreso al lado de la creación del artista urbano Édgar Flores, mejor conocido como Saner, quien realizó una intervención que rememora la solidaridad que caracterizó a los mexicanos luego de los sismos.

La ofrenda estará del 26 de octubre al domingo 5 de noviembre en el lobby del museo.

HuffPost México.

HuffPost México.
​​​​​​