ESTILO DE VIDA
10/07/2017 6:24 PM CDT | Actualizado 10/07/2017 7:29 PM CDT

Así vivió otro día de la semana de Alta Costura en Paris

El espíritu viajero, la épica y el arte, se convierten en protagonistas en la semana de la alta costura de París.

EFE

La semana de la Alta Costura de París ha sorprendido una moda de lujo "prêt à porter". Una pasarela menos ostentosa y más realista, que más tarde se convertirá en fuente de inspiración para infinitas marcas y diseñadores, ha caracterizado las colecciones de otoño-invierno 2017-1018.

Parece que esta vez Lagerfeld y Chiuri, Chanel y Dior respectivamente, se han puesto de acuerdo, para presentar sus colecciones de Alta Costura.

Lagerfeld eligió como escenario para su nueva colección su vinculación y amor a París, y es que el diseñador ha demostrado una vez más, su pasión por esta ciudad al incluir una réplica de la Torre Eiffel en la pasarela.

1857567
https://s.aolcdn.com/hss/storage/midas/d73bfc741f083053fe77d1720a222a2/205462290/52229_2.jpg

Entre este ambiente parisino desfilaron piezas únicas y muy invernales, de lana, tweed y tonos gris, acompañadas por sombreros de ala corta, como si del armario de la mismísima Coco Chanel hablásemos.

Chiuri, a su vez, sigue un mismo estilo de tonos y tejidos, que aportan un espíritu aventurero a su colección, en la que destacan cinturones que realzan la cintura, sombreros y zapatos planos.

Con un aire Rottermeier, unido a un estilo Mary Poppins, las dos grandes firmas destacaron un año más en la Ciudad de la Luz.

Georgio Armani tampoco fue menos gracias a una colección donde la palabra ELEGANCIA se convirtió en la definición de la misma.

Se olvidó de los sombreros, pero sí incluyó tocados negros insinuantes, la guinda del pastel en cada una de sus piezas, formadas por trajes sastre, faldas midi y colores oscuros.

EFE
MFR19 PAR�S (FRANCE), 03/07/2017.- Una modelo presenta una creaci�n de la colecci�n de oto�o-invierno 2017/2018 de la dise�adora italiana Maria Grazia Chiuri de Christian Dior en la segunda jornada de la Alta Costura durante la Semana de la Moda de Par�s, en Francia, hoy, 3 de julio de 2017. La presentaci�n de las colecciones de la Alta Costura se celebran del 2 al 5 de julio. EFE/Julien De Rosa

Por otro lado, las hermanas Rodarte, Kate y Laura Mulleavy, nos han sumergido en un mundo de fantasía, en el que las modelos desfilaban por un jardín secreto.

Modelos femeninos, con transparencias, flores, y por supuesto en tonos pastel, que muestran la delicadeza de infinitos detalles artesanales, a los que no les podía faltar corona u otro complemento llamativo en el cabello.

Zuhair Murad ha seguido la misma línea con una colección con escotes pronunciados, transparencias, plumas y coronas en los que hemos podido ver princesas románticas, sacadas de cuento, con tonos lila, azul claro y rosa palo, que chocan con otras más atrevidas, que lucen el color negro a la perfección.

Los diseños de Elie Saab se encuentran en "algún lugar entre la luz y la oscuridad, donde hay un hueco para las leyendas". Su colección lleva por nombre "Una leyenda de Reyes caídos", con la que el diseñador se inspira en la famosa serie "Game of Thrones".

EFE

Los fanáticos de este mundo estaban de celebración al ver cómo esta firma de Alta Costura apostó por unas princesas con toques medievales y vestidos largos.

Tejidos como el terciopelo y la muselina fueron protagonistas, además de detalles con perlas y originales dibujos, que también llamaron la atención en la pasarela.

El dúo de diseñadores para Proenza Schouler, no se arriesgó y utilizó el blanco y negro como color predominante en sus diseños, llenos de volantes, encaje, plumas y aperturas.

Schiaparelli, sin embargo, quiso ir más allá, siguiendo una línea de looks largos y midi, con escotes, y tejidos vaporosos, a los que no les faltó ningún color de la paleta.

El italiano Giambatista Valli no quiso ser menos e introdujo colores fuertes como el amarillo, rojo y negro, en vestidos de tul, con estampados florales e insinuantes transparencias.

Como si de obras de arte o esculturas se tratase, Stephan Rolland presentó unos diseños blancos, negros, y azul marino que siguieron un patrón de perfectas figuras geométricas y se convirtieron en icono de sofisticación y glamour.

Fendi optó por las flores y colores llamativos, en plumas y pelo en donde el azul eléctrico se convirtió en un gran protagonista.

Jean Paul Gaultier hace un recorrido por distintas culturas en las que frío, mucho frío es lo que prevé con sus diseños.

Gorros de lana, plumas, botas y turbantes se apoderaron de la pasarela.

Teniendo como referencia los mártires pintados por Zurbarán, Pierpaolo Piccioli presentó para Valentino como si de un acto de devoción se tratase, una colección ligada a lo sagrado con bolsos metálicos y capuchas, en diseños con una gran variedad de colores.

Viktor & Rolf han conseguido que todos los seguidores del desfile les recuerden, gracias a su genial idea de utilizar cabezudos de muñecas en modelos donde los abrigos extra grandes y el color verde militar remataban la colección.

A pesar del luto, por el que Margiella atraviesa tras la muerte de su cofundadora Meirens, las transparencias y asimetría en toda su línea, acompañada por botas cowboy, en dorado y azul eléctrico han pisado fuerte en la pasarela.

También te puede interesar:

-Las lecciones de moda de Gigi Hadid: pijama y tacones

-23 momentos épicos de la moda que no hubieran existido sin la comunidad LGBT

-El Ramadán ya terminó y esta es su influencia en la moda