UN MUNDO MEJOR
16/03/2017 9:47 AM CST | Actualizado 16/03/2017 9:51 AM CST

Esta ilustración de 'Dónde está Wally' te hará reflexionar sobre la desigualdad de género laboral

Después de ver esta ilustración te vas a quedar con ojos de plato.

"Encontrar a una mujer en el trabajo no debería ser tan difícil" es el lema de la nueva campaña de ONU Mujeres para hacer reflexionar a los habitantes del mundo sobre la desigualdad de género en el terreno laboral, sobre todo en la ciencia y la política.

La iniciativa, llamada Finding Her (Encontrándola) hace una relectura a los famosos libros Dónde está Wally cambiando al personaje con gafas y jersey rojiblanco por una mujer escondida entre un mar de hombres.

La campaña es obra de la agencia DDB Dubai y fue divulgada en Egipto con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Según la web Catalyst, las mujeres representan menos del 30% de la fuerza de trabajo en el área de la investigación y el desarrollo en todo el mundo a 2013.

En América Latina y el Caribe, el número de mujeres en este campo es ligeramente superior, el 44,3%.

Las ilustraciones de la campaña de ONU Mujeres animan a intentar encontrar a la única mujer en cada viñeta en distintos ambientes de trabajo científicos, tecnológicos y políticos.

¿Eres capaz de dar con ella?

En política.

Investigación.

Ciencia

Difícil, ¿verdad?

Si pierdes la paciencia aquí tienes algunas pistas para encontrarlas.

1) Está de pie, vestida de morado, cerca de la tribuna.

2) Parte superior de la escultura del ADN; a su derecha hay una mujer con hiyab vestida de amarillo y rosa.

3) Pasarela con baldosas azules y blancas que sale desde la parte izquierda. La mujer está de pie junto a la primera máquina azul, con una bata del mismo color.

Este artículo fue originalmente publicado en la edición brasileña de 'The Huffington Post' y ha sido adaptado del portugués.

También te puede interesar:

- MEXICO IS THE SHIT, la chamarra con mucho orgullo

- Así es como un día te vas a estudiar al extranjero y acabas en la cárcel 2 meses

- El corresponsal de guerra infiltrado en el cártel de Sinaloa que quedó sorprendido por la violencia en México