INTERNACIONAL
21/02/2017 8:20 AM CST | Actualizado 21/02/2017 8:31 AM CST

'No es mi presidente' resonó en las calles de Estados Unidos

Estadounidenses pasaron el día feriado protestando sobre la agenda política de Donald Trump

Getty Images

Lo típico es que los estadounidenses vean el Día del Presidente como una oportunidad para honrar a su líder y disfrutar de un fin de semana largo. Pero este año, cientos de personas utilizaron el día feriado para manifestarse en contra de Donald Trump.

Las manifestaciones "No es mi Día del Presidente" se llevaron a cabo el lunes en más de dos docenas de ciudades de Estados Unidos, incluido Los Ángeles, Nueva York, Chicago, Austin, Atlanta, Filadelfia, Denver, Washington D.C., etc.

Olga Lexel de 24 años, ayudó a organizar la protesta en el ayuntamiento de Los Ángeles. La invitación en Facebook generó mucho interés en otras ciudades y Lexell tuvo que buscar voluntarios en Nueva York y Chicago para organizar las protestas. Las otras protestas se organizaron de manera independiente por voluntarios y enfocados en la manera en la que los planes de Trump afectan sus ciudades.

Lexell dijo que los residentes de LA están principalmente preocupados por "el veto migratorio, perder el servicio de salud, las redadas de deportación, las políticas antiambientales, el presupuesto a las ciudades santuario y el muro que Trump considera construir"

Los manifestantes en la ciudad gritaban "Enciérrenlo" haciendo eco del grito anti Hillary Clinton "Enciérrenla" que se volvió popular en los mítines de Trump durante la contienda electoral.

Cientos de personas también se manifestaron en Nueva York, se reunieron afuera del Trump International Hotel y la Torre Trump para elevar consignas en apoyo a los refugiados, mostrar rechazo a las elecciones de gabinete y pidiendo su impeachment. Familias y personas de todas edades gritaron al unísono "No es mi presidente" y "Black lives matter" (La vida de los afroamericanos también importa).

Mercedes Vizcaino de 42 años, trabaja en Nueva York y asistió a la protesta del lunes con una amiga que es maestra de ciencias.

"Creo que es importante tomar una postura y no ser cómplice de lo que está pasando en el país", dijo Vizcaino. "La democracia, como la conocemos, está cambiando. Las libertades que he gozado y nunca creí desaparecerían, ahora se que podrían arrebatármelas".

Bryan Berge, un abogado de la ciudad de Nueva York, asistió a la protesta con sus hijas de cinco y tres años.

"La idea de política de Trump es aterradora y las personas a las que hace caso son fanáticos que no deberían estar en esos puestos de gobierno", dijo.

Berge de 33 años dijo que le preocupa que las políticas de Trump afecten el futuro de sus hijas.

"El riesgo de una guerra comercial o una guerra es mucho mayor de lo que se creía hace años", explicó.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post.

También te puede interesar:

- Un mes de Trump

- Donald Trump parece haber inventado el ataque terrorista de Suecia

- La protesta 'Un Día sin Inmigrantes' deja a varios sin empleo