NEGOCIOS
23/11/2016 2:08 PM CST | Actualizado 25/11/2016 10:03 AM CST

Abercrombie & Fitch pierde el atractivo y se desinfla

Esta conocida marca estadounidense se popularizó para jóvenes, "atractivos" y "súper fit"

ASSOCIATED PRESS

Las tiendas de esta marca ambientadas como si fuera un bar de moda en la ciudad, llenas de afiches con chicos sin camisa con cuerpos casi hechos por molde y vendedores no muy lejos del parámetro de la publicidad de la marca, se volvieron un éxito entre los jóvenes.

México se desvive por Kenzo de H&M

La estrategia diseñada por el polémico Mike Jeffries quien fuera su director ejecutivo, puso los logotipos de la marca por buena parte de la superficie de la ropa, además de que sus tallas estaban limitadas para que prácticamente sólo fuera usada por gente esbelta.

ASSOCIATED PRESS

Los catálogos estaban llenos de imágenes con chicos y chicas que jugueteaban muy alegremente, que en ojos de algunos eran casi pornográficos, tanto así que sus catálogos eran entregados con una bolsa plástica sellada y únicamente a compradores mayores de edad.

Hoy la marca se encuentra viendo de frente a la dura cara del fracaso.

Los negocios de Amancio Ortega y los refugiados

El vértigo de una marca consentida

  • Caída de sus ventas durante 15 trimestres consecutivos.
  • En el último trimestre sus ganancias cayeron 81%.
  • Ofrecieron mercancía con grandes descuentos, afectando la imagen y exclusividad de la marca.
  • Sus acciones han caído 37% en lo que va del 2016.

El remedio peor que la enfermedad

Su anterior director ejecutivo Mike Jeffries quien dejó el cargo forzado por las múltiples denuncias contra la marca por discriminación y estratificación de su producto.

A partir de ahí, Abercrombie & Fitch ha vivido una resaca que no parece tener fin, no hay director ejecutivo que sustituya ni una estrategia comercial que le haga ver la luz a la marca.

Según analistas la competencia con otras marcas más económicas y muy populares entre adolescentes como Forever 21, Zara y H&M.

¡Un ratón en tu vestido!

En un vuelco a la imagen de la marca los jóvenes ya aparecen con camisa en la publicidad de la marca, tampoco el logotipo está por todas las prendas, con la idea de darle la individualidad que quiere cada cliente y no un uniforme.

On the count of three, say 🧀.

Una foto publicada por Abercrombie & Fitch (@abercrombie) el

Comenta Neil Saunders director ejecutivo de la firma Conlumino, investigadora de mercados, el fracaso de Abercrombie & Fitch es por una seria falla de comunicación con el cliente y cambios que han afectado sus líneas de ropa, declaró a BBC, sin los anfitriones de buen cuerpo, los logos que marcaban su exclusividad y la modificación de la publicidad, se encuentran de cara a un reto complicado ante un mercado muy competido.