ESTILO DE VIDA
07/10/2016 3:58 PM CDT | Actualizado 07/10/2016 4:21 PM CDT

5 reglas de oro para elegir tu base de maquillaje

Si no tienes ni idea de cuál es tu tono y subtono de piel, esto es para ti.

Pixland

Si sospechas que no has elegido la base correcta de maquillaje y tienes miedo de andar como Gasparín por la vida, es momento de que sigas leyendo.

Bases de maquillaje hay de todo tipo, líquidas, en polvo, en crema, para piel grasa, para piel normal y hasta con brillo. Sin embargo, sea cual sea el tipo que vayas a elegir, debes tomar en cuenta que el color es de lo más importante.

Con los consejos del blog "How to Choose and Use Foundation" de Eve Pearl en el Huffington Post y los de Make Up For Ever, te ayudaremos a entender un poco más a este esencial de maquillaje.

1. Tipos de cobertura

Lo primero es saber el tipo de cobertura que ocupas, es decir, cuánto quieres que se note la base de maquillaje en tu cara y lo que quieres corregir. La cobertura baja es para agregar luminosidad, cobertura media es una buena opción para agregar color, tapar pecas y nivelar el tono de la piel. La cobertura completa sirve para cubrir marcas, quemaduras, cicatrices, moretones e hiperpigmentación.

pogrebkov

2. Tonos y subtonos

Los tonos de piel por lo general se dividen en muy clara, clara, media, oscura y muy oscura. Y aunque esto en verdad es muy importante, en lo que debes poner mucha atención es en los subtonos.

Los subtonos son los pigmentos que imperan en tu piel además del blanco y café. Los más comunes son amarillo, neutral, rojizo y oliva. Para conocer tu subtono, las partes de tu cuerpo a las que debes poner más atención son el cuello y el antebrazo.

Getty Images/iStockphoto

3. Los subtonos en contrario

Si ya conoces tu subtono, tienes que ir en la dirección contraria. Las personas blancas tienden a la descoloración y pigmentación rojiza, por lo que deben utilizar una base con subtonos amarillos o beige. Las mediterráneas, asiáticas y latinas presentan más coloración oliva, por lo que deben elegir colores beige o neutrales. Las personas de color deben elegir bases con tonos más cálidos y amielados, evitando los amarillos u olivas.

hydrangea100

4. La zona clave

Ahora que ya sabes tu tono y subtono, y cuanta cobertura deseas, es momento de elegir la base. Escoge tres que creas son más parecidas a tu piel, pero por lo que más quieras, ¡no la pruebes en tu mano! El mejor lugar para hacerlo es en la quijada, pues es la zona más cercana a tu cuello. La base que desaparezca en tu piel, es la indicada.

Otro consejo, tener dos colores de base (el tuyo y uno más oscuro) es ideal para crear dimensión en la cara y una contour más natural.

Polka Dot Images

5. La prueba de la luz

Antes de comprar una base de maquillaje que en el mostrador se te ve increíble, ¡detente y sal a la calle! Una buena base se tiene que ver como tu tono de piel con luz natural, así que no te dejes engañar con los focos fluorescentes.

Nicole Hill Gerulat