EL BLOG

Si eres monedita de oro, seguro haces bien una de estas 13 cosas

18/07/2017 12:00 PM CDT | Actualizado 18/07/2017 3:25 PM CDT
Francesco Cura
"No tienes que desarrollar una gran y extrovertida personalidad para ser agradable".

Demasiada gente sucumbe a la creencia errónea de que ser agradable viene de rasgos naturales, no enseñables, que solo pertenecen a algunos pocos afortunados (los de buen aspecto), los ferozmente sociales y los increíblemente talentosos. Es fácil caer presa de esta idea errónea. En realidad, ser agradable está bajo tu control, y es una cuestión de inteligencia emocional (IE).

En un estudio conducido en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, en inglés) los sujetos calificaron alrededor de 500 adjetivos basados en su importancia en torno a quién perciben que es agradable. Los adjetivos mejor calificados no tuvieron nada que ver con ser sociable, inteligente, o atractivo (características innatas). En su lugar, los mejores adjetivos fueron sinceridad, transparencia, y capacidad de entender (a otra persona).

Estos adjetivos, y otros como ellos, describen a personas que son hábiles en el lado social de la inteligencia emocional. Los datos de la investigación de TalentSmart de más de un millón de personas muestran que las personas que poseen estas habilidades no son solo altamente agradables, ellos superan a los que no por un gran margen.

Investigamos un poco para descubrir los comportamientos clave que las personas emocionalmente inteligentes tienen que los hacen tan agradables. Aquí hay 13 de los mejores:

1. Hacen preguntas

El error más grande que cometen las personas cuando se trata de escuchar es que están tan concentrados en lo que van a decir después, o cómo lo que está diciendo la otra persona les va a afectar, que fallan en escuchar lo que se está diciendo. Las palabras salen fuertes y claras, pero el significado se pierde.

Una manera simple de evitar esto es hacer muchas preguntas. A la gente le gusta saber que estás escuchando, y algo tan simple como una pregunta de aclaración demuestra que no solo lo estás haciendo, sino que también te importa lo que están diciendo. Te sorprenderá cuánto respeto y apreciación ganarás solo por preguntar.

via GIPHY

2. Guardan sus teléfonos

Nada ahuyentará a alguien de ti como un mensaje de texto a media conversación o incluso una rápida mirada a tu teléfono. Cuando te comprometes a una plática, concentra toda tu energía ahí. Te darás cuenta que las conversaciones son más agradables y efectivas cuando te concentras a fondo en ellas.

Manuel-F-O via Getty Images

3. Son genuinas

Ser genuino y honesto es esencial para ser agradable. A nadie le agrada un farsante. La gente gravita hacia aquellos que son genuinos porque saben que pueden confiar en ellos. Es difícil que alguien te agrade cuando no sabes quiénes son en realidad y cómo se sienten realmente.

Las personas agradables saben quiénes son. Son lo suficientemente seguros para estar cómodos en su propia piel. Al concentrarte en lo que te impulsa y te hace feliz como individuo, te vuelves una persona mucho más interesante que si intentas ganarte a la gente tomando decisiones que crees que harán que les agrades.

4. No juzgan

Si quieres ser agradable debes tener la mente abierta. Ser de mente abierta te hace más accesible y interesante a otros. Nadie quiere tener una conversación con alguien que ya tiene una opinión formada y no está dispuesto a escuchar.

Tener una mente abierta es crucial en el trabajo, donde esa forma de ser significa acceso a nuevas ideas y ayuda. Para eliminar nociones preconcebidas y juicios tienes que ver el mundo a través de los ojos de los demás. Esto no requiere que creas lo que ellos creen, o que perdones su comportamiento: simplemente significa que dejes de juzgar lo suficiente para que verdaderamente puedas entenderlos. Solo entonces podrás dejarlos ser como son.

La gente gravita hacia aquellos que son genuinos porque saben que pueden confiar en ellos.

5. No buscan atención

La gente rechaza a quienes están desesperados por atención. No tienes que desarrollar una gran y extrovertida personalidad para ser agradable. Simplemente ser amigable y considerado es todo lo que necesitas para ganarte a la gente. Cuando hables de un modo amigable, confiado y conciso, te darás cuenta de que las personas están más atentas que si insistes en tratar de mostrarles cuán importante eres. Las personas captan tu actitud rápidamente y se sienten más atraídos a la actitud correcta más de lo que piensas.

JGI/Tom Grill

Cuando te ponen atención, como cuando te reconocen por un logro, cambia el foco para que se le preste atención a todas las personas que trabajaron duro para ayudarte a llegar ahí. Esto puede sonar cliché, pero si es genuino, el hecho de que le pongas atención a otros y aprecies su ayuda mostrará que eres apreciativo y humilde: dos adjetivos que están ligados a caer bien.

Lee: Los padres 'helicóptero' cometen este grave error

6. Son consistentes

Pocas cosas te hacen más desagradable que cuando te comportas muy dispers@. Cuando la gente se te acerca, les gusta saber con quién están tratando y qué tipo de respuesta deben esperar. Para ser consistente debes ser confiable y debes asegurar que aunque tu humor cambie, esto no afecte la manera en que tratas a otras personas.

7. Usan lenguaje corporal positivo

Volverte consciente de tus gestos, expresiones y tono de voz (y darte cuenta de que son positivos) atraerá gente a ti como abejas a la miel. Usar un tono entusiasta, no cruzar los brazos, mantener contacto visual e inclinarte hacia la persona que está hablando son formas de lenguaje corporal positivo que todas las personas de alta inteligencia emocional usan para atraer a otros. El lenguaje corporal positivo puede hacer toda la diferencia en una conversación.

Es verdad que cómo dices algo puede ser más importante que qué dices.

Lee: ideas sobre la educación, ese tema tan de moda

8. Dejan una fuerte primera impresión

Investigaciones muestran que la mayoría de la gente decide si les gustas o no en los primeros siete segundos de conocerte. Después se pasan el resto de la conversación justificando internamente su reacción inicial. Esto puede sonar terrorífico, pero al saber esto puedes tomar ventaja de ello para conseguir que le agrades a muchos. Las primeras impresiones están íntimamente ligadas al lenguaje corporal positivo. Una postura fuerte, un saludo firme, sonreír y abrir tus hombros a la persona con la que estás hablando te ayudará a asegurar que tu primer impresión sea una buena.

Usar un tono entusiasta, no cruzar los brazos, mantener contacto visual e inclinarte hacia la persona que está hablando son formas de lenguaje corporal positivo que todas las personas de alta inteligencia emocional usan para atraer a otros.

9. Saludan a la gente por su nombre

Tu nombre es una parte esencial de tu identidad, y se siente increíble cuando otras personas lo usan. Las personas agradables se aseguran de usar los nombres de los demás cada vez que los ven. No deberías usar el nombre de alguien solo cuando lo saludas. Algunas investigaciones demuestran que la gente se siente validada cuando la persona con la que están hablando se refiere a ellos por su nombre en una conversación.

Si eres bueno con las caras pero tienes problemas con los nombres, diviértete con eso y haz que recordar los nombres de las personas se convierta en un ejercicio cerebral. Cuando conozcas a alguien, no tengas miedo de preguntarle su nombre una segunda vez si lo olvidas justo después de escucharlo. Necesitarás tener su nombre a la mano si vas a recordarlo la próxima vez que la veas.

10. Sonríen

La gente naturalmente (e inconscientemente) refleja el lenguaje corporal de la persona con la que están hablando. Si quieres agradar a la gente, sonríe durante una conversación y ellos inconscientemente regresarán el favor y se sentirán bien como resultado.

via GIPHY

11. Saben cuándo abrirse

Ten cuidado de evitar compartir problemas personales y confesiones demasiado pronto, ya que esto te etiquetará como un quejoso. Las personas agradables dejan que la otra persona guíe cuando es el momento adecuado para abrirse.

12. Saben a quiénes tocar (y los tocan)

Cuando tocas a alguien durante una conversación liberas oxitocina en su cerebro, un neurotransmisor que hace que su cerebro te asocie con confianza y otros tantos sentimientos positivos. Un simple toque en el hombro, un abrazo, o un saludo amigable es todo lo que se necesita para liberar oxitocina. Por supuesto, tienes que tocar a la persona adecuada de la manera correcta para liberar oxitocina, ya que hacerlo de una manera indeseada o inapropiada tiene el efecto opuesto.

Solo recuerda, las relaciones se construyen no solo de palabras, sino también de sentimientos generales de cada uno. Tocar a alguien apropiadamente es una gran manera de demostrar que te importa.

Lee: Once hábitos de la personas fuertes

13. Balancean pasión y diversión

La gente gravita hacia aquellos que son apasionados. Eso dicho, es fácil para las personas apasionadas el parecer demasiado serias o desinteresadas porque tienden a absorberse en su trabajo. Las personas agradables balancean su pasión con la habilidad de divertirse. En el trabajo son serios, pero amigables. Ellos pueden hacer las cosas porque son socialmente efectivos en pequeñas cantidades de tiempo y capitalizan en momentos sociales valiosos. Ellos minimizan la charla trivial y mejor se concentran en interacciones significativas con sus colegas. Ellos recuerdan lo que les dijiste ayer o la semana pasada, lo que demuestra que eres tan importante para ellos como su trabajo.

En resumen

Las personas agradables son invaluables y únicas. Se conectan con facilidad, promueven armonía en el trabajo, sacan lo mejor de todos alrededor de ellos y, generalmente, parece que se divierten más. ¡Añade estas habilidades a tu repertorio y verás cómo los demás te mirarán con mejores ojos!

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost y luego fue traducido.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Por qué terminamos queriendo más a nuestros amigos que a la familia

- Un papá activo siempre será mejor

- Las personas a punto de morir... ¿son felices?