EL BLOG

¿Qué tal tu inteligencia emocional? Te decimos cómo andas

La inteligencia emocional es “algo” en cada uno de nosotros que resulta un poco intangible.

22/07/2017 10:00 AM CDT | Actualizado 22/07/2017 1:41 PM CDT
wildpixel via Getty Images
Dado que los exámenes de inteligencia emocional no son gratuitos, el Dr. Travis Bradberry analizó los datos del más de millón de personas que TalentSmart ha examinado para identificar los comportamientos que claramente señalan que tienes una IE superior.

Cuando se empezó a hablar de inteligencia emocional (IE) a las masas se trataba de un término que servía para explicar el eslabón que faltaba en un descubrimiento peculiar: las personas con coeficiente intelectual (IQ) promedio se desempeñaban mejor que aquellos con IQ sobresaliente el 70% de las ocasiones. Esta anomalía aplastó la idea que se tenía de que el IQ era la fuente principal del éxito.

Después de décadas de estudios se dice ahora que la inteligencia emocional es el factor crítico que separa a los mejores del resto de la manada. La conexión es tan fuerte que el 90% de los que mejor se desempeñan tienen inteligencia emocional alta.

La inteligencia emocional es "algo" en cada uno de nosotros que es un poco intangible. Afecta la forma en que nos comportamos, navegamos por las complejidades sociales, y las decisiones personales que tomamos para obtener resultados positivos.

El 90% de las personas que mejor se desempeñan tienen una alta inteligencia emocional.

A pesar de la importancia de la IE, su naturaleza intangible hace que sea difícil saber cuánta tenemos o cómo mejorarla cuando falta. Obviamente se puede hacer un test validado científicamente como el que se incluye en el libro Inteligencia Emocional 2.0.

1.Tu vocabulario emocional es robusto

shutterstock
"Mientras más específica sea la palabra que escojas, mejor entenderás lo que sientes".

Todas las personas tienen emociones, pero solo unas cuantas pueden identificarlas correctamente cuando se dan. Nuestro estudio concluye que solo el 36% de la gente puede hacerlo, lo cual se convierte en un problema, porque las emociones que no tienen nombre a veces no se comprenden, lo cual lleva a tomar decisiones irracionales o acciones contraproducentes.

Las personas con alta IE dominan sus emociones porque las entienden, y tienen un vocabulario muy extenso de sentimientos para definirlas. Mucha gente puede decir simplemente que se siente "mal", pero la gente con inteligencia emocional puede decir si se siente "irritable", "frustrada", "pisoteada", o "ansiosa". Mientras más específica sea la palabra que escojas, mejor entenderás lo que sientes, lo que lo provocó, y lo que hay que hacer al respecto.

2. Las personas te dan curiosidad

No importa si eres o no introvertido, la gente emocionalmente inteligente siente curiosidad por todas las personas que le rodean. Esta curiosidad es el producto de la empatía, uno de los caminos más importantes de la IE alta. Mientras más te preocupes por los demás y por lo que les sucede, más curiosidad sentirás por ellos.

via GIPHY

3. Aceptas los cambios

La gente con inteligencia emocional es flexible y se adapta constantemente. Sabe que el miedo al cambio paraliza y es una amenaza para el éxito y la felicidad. Busca el cambio que se encuentra a la vuelta de la esquina y forma un plan de acción cuando se dan estos cambios.

4. Conoces tus debilidades y fortalezas

La gente emocionalmente inteligente no solo entiende de emociones; sabe para lo que es buena y para lo que es muy mala. También sabe quién enciende sus emociones y los ambientes (tanto situaciones como personas) que le permiten tener éxito. Tener una IE alta significa que conoces tus fortalezas y que sabes recurrir a ellas y que las utilizas para tu propio bien al tiempo que logras que tus debilidades no te derroten.

Lee: La presión de los papás se relaciona con la dificultad de obtener un empleo

5. Eres un buen juez de carácter

Mucha de la inteligencia emocional proviene de la conciencia social; la capacidad de leer a otras personas, de saber lo que les interesa, de entender lo que les pasa. Con el tiempo esta habilidad te hace ser un juez de carácter excepcional. Las personas no son ningún misterio para ti. Sabes lo que les pasa y entiendes sus motivos, incluso aquellos que están escondidos bajo la superficie.

Tener una IE alta significa que conoces tus fortalezas y que sabes recurrir a ellas y que las utilizas para tu propio bien al tiempo que logras que tus debilidades no te derroten.

6. Es difícil que te ofendas

Si te conoces realmente es difícil que alguien diga o haga algo que te altere. La gente emocionalmente inteligente tienen confianza en sí misma y una mente abierta, lo que ayuda a tener una piel muy gruesa. Incluso te ríes de ti mismo o dejas que otros lo hagan porque mentalmente sabes trazar una línea entre el humor y la degradación.

7. Sabes decir no (a ti mismo y a los demás)

La inteligencia emocional significa que ejerces el autocontrol. Puedes retrasar las gratificaciones y evitas las acciones impulsivas. Según estudios de la Universidad de California en San Francisco, mientras más trabajo te cuesta decir no, es más probable que experimentes más estrés, agotamiento, e incluso depresión. Decir que no es un gran reto de autocontrol para mucha gente. "No" es una palabra muy poderosa que tenemos que emplear sin temor. Cuando debe usarse, la gente con inteligencia emocional evita frases como "no creo que pueda" o "no estoy seguro". Decir que no a un nuevo compromiso honra a tus anteriores compromisos y te da la oportunidad de cumplirlos.

Según estudios de la Universidad de California en San Francisco, mientras más trabajo te cuesta decir no, es más probable que experimentes más estrés, agotamiento, e incluso depresión.

8. Dejas pasar errores

La gente con inteligencia emocional mantiene distancia de sus errores, pero no los olvida. Cuando los errores se mantienen a sana distancia, lo suficientemente cerca como para referirse a ellos, se vuelven fáciles de adaptar o de ajustar para un éxito futuro. Se necesita tener un conocimiento refinado de uno mismo para caminar por esta cuerda floja que va del habitar al recordar. Dedicar demasiado tiempo a recordar los errores te vuelve ansioso y temeroso, pero si se olvidan te vuelves propenso a repetirlos. La clave del equilibrio radica en tu habilidad para transformar tus fracasos en pepitas de oro para mejorar. Esto crea una tendencia para levantarte cada vez que te tropiezas.

9. Das sin esperar nada a cambio

Cuando alguien te da algo espontáneamente, sin esperar nada a cambio, la impresión que queda es poderosa. Por ejemplo, puedes tener una conversación interesante sobre un libro con alguien, y cuando la vuelves a ver el mes siguiente, te presentas con el libro en la mano. Las personas con inteligencia emocional alta construyen relaciones fuertes porque piensan constantemente en los otros.

kutubQ via Getty Images

10. No son rencorosas

Las emociones negativas que surgen del resentimiento son una reacción de estrés. El tan solo pensar en determinada situación te deja en estado de alerta, un mecanismo de supervivencia que te obliga a ponerte de pie para pelear o para correr a las montañas cuando se presenta una amenaza. Cuando la amenaza es inminente, esta reacción es esencial para tu supervivencia. Pero cuando la amenaza es pasado, vivir con ese estrés causa estragos en tu cuerpo y tiene consecuencias devastadoras para tu salud con el tiempo. De hecho, estudios recientes de la Universidad de Emory concluyen que aferrarte al estrés aumenta la presión arterial y las enfermedades del corazón.

Según estudios de la Universidad de California en San Francisco, mientras más trabajo te cuesta decir no, es más probable que experimentes más estrés, agotamiento, e incluso depresión.Y las personas con inteligencia emocional saben evitar esto a toda costa. Si dejas atrás el resentimiento te sentirás mejor y tu salud mejorará también.

11. Neutralizas a la gente tóxica

El hecho de tratar con personas difíciles es frustrante y agotador para casi todo el mundo. Los individuos con inteligencia emocional alta controlan sus interacciones con la gente tóxica y mantienen sus sentimientos controlados. Cuando tienen que enfrentarse a una persona tóxica, lo hacen de manera racional.

Identifican sus propias emociones y no permiten que la furia o la frustración provoquen el caos. También consideran el punto de vista de la persona difícil y son capaces de encontrar soluciones y puntos en común. Incluso cuando las cosas se salen de proporción, las personas con inteligencia emocional saben cómo tratar con las personas tóxicas para evitar que los tumben.

12. No buscas la perfección

La gente con inteligencia emocional no busca la perfección porque sabe que no existe. Los seres humanos por naturaleza somos propensos al error. Cuando la perfección es tu objetivo siempre te queda una sensación de fracaso que te hace querer darte por vencido o reducir el esfuerzo. Terminas lamentándote por haber desperdiciado tu tiempo en lo que no pudiste hacer y en lo que pudiste haber hecho de manera diferente, en vez de avanzar y de sentirte emocionad@ por lo que lograste y por lo que puedes alcanzar en el futuro.

Getty Images/iStockphoto

13. Aprecias lo que tienes

Tomarte el tiempo para contemplar las cosas por las que te sientes agradecido no es solo correcto; también mejora tu estado de ánimo porque reduce en 23% el cortisol, que es la hormona del estrés. Los estudios que se realizaron en la Universidad de California en Davis encontraron que la gente que trabaja diariamente para cultivar la gratitud experimenta un mejor estado de ánimo, tiene más energía y un mejor estado físico. Es probable que los niveles más bajos de cortisol ayuden a esto.

14. Te desconectas

Soltar las riendas con regularidad es una señal de inteligencia emocional alta porque ayuda a mantener el estrés bajo control y a vivir el momento. Cuando estás disponible para el trabajo las 24 horas del día los 7 días de la semana eres presa constante de factores de estrés. Si te desconectas y apagas tu teléfono, tu cuerpo y tu mente descansan.

Se han realizado estudios que demuestran que algo tan simple como un descanso del e-mail puede reducir los niveles de estrés. La tecnología nos permite una comunicación constante y la idea de que estamos disponibles todo el tiempo. Es muy difícil disfrutar de un momento libre de estrés fuera del trabajo cuando un e-mail que cambie tu tren de pensamientos o que te pone a pensar (léase: estresar) en el trabajo puede caer cualquier momento en tu teléfono.

via GIPHY

15.Limita la ingesta de cafeína

Tomar cantidades excesivas de cafeína hace que se produzca adrenalina, y la adrenalina provoca un estado de alerta. El mecanismo de pelear o correr anula el pensamiento racional para dar cabida a un respuesta más rápida que garantice la supervivencia. Esto es grandioso cuando un oso te persigue, pero no lo es tanto cuando tienes que contestar un correo que no es de tu agrado.

Cuando la cafeína hace que tu cerebro y tu cuerpo estén en este estado hiper alterado de estrés, tus emociones acaban con tu comportamiento. La larga vida de la cafeína en el cuerpo te hace permanecer en este estado hasta que la logras eliminar. La gente con inteligencia emocional alta sabe que la cafeína causa problemas y que no les permite dar lo mejor de sí.

via GIPHY

16. Duermes el tiempo suficiente

Es difícil exagerar la importancia del sueño para incrementar tu inteligencia emocional y manejar tus niveles de estrés. Cuando duermes, tu cerebro literalmente se recarga, viaja por los recuerdos del día y los almacena o los descarta (que es lo que produce los sueños) y así despiertas alerta y con la cabeza despejada. Los individuos con IE alta saben que su autocontrol, atención y memoria se reducen cuando no duermen bien o las horas necesarias. Así es que hacen del sueño una prioridad.

17. Mantienes bajo control los pensamientos negativos.

Mientras más le des vueltas y vueltas a los pensamientos negativos, más poder les das. La mayoría de los pensamientos negativos son solo eso, pensamientos, no hechos. Cuando piensas que algo siempre o nunca pasa, estás sintiendo una respuesta natural del cerebro para percibir amenazas (inflar la frecuencia o severidad de un evento). La gente con inteligencia emocional separa sus pensamientos de los hechos para escapar del círculo de negatividad y moverse hacia un horizonte positivo y nuevo.

18. No dejes que nadie limite tus alegrías

Cuando tu sentido de placer y satisfacción deriva de las opiniones de otras personas entonces ya no eres dueño de tu propia felicidad. Las personas con inteligencia emocional se sienten bien por lo que hicieron, no dejan que las opiniones o comentarios de los demás les arrebaten estos sentimientos. Y aunque es imposible no reaccionar ante los pensamientos de los demás, no tienes que compararte con nadie, y siempre toma con ciertas reservas lo que los demás opinan. De esta manera, sin importar lo que hagan o digan ellos, tu autoestima viene de tu interior.

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost Estados Unidos y luego fue traducido.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- 7 hábitos de las personas fuertes

- Frases y memes para impulsar tu liderazgo

- Las personas con depresión sí actúan diferente