EL BLOG

¿Qué hace la gente inteligente para lograr más trabajando menos?

15/05/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 15/05/2017 11:21 AM CDT
svetikd via Getty Images

Algunas personas tienen la rara habilidad de lograr hacer cosas. Para ellos, las noches y los fines de semana son sagrados y, aun así, hacen más cosas que la gente que trabaja entre 10 y 20 horas más en promedio a la semana que ellos.

Un nuevo estudio de Stanford revela que ellos tienen algo que enseñarnos.

La investigación revela que la productividad por hora cae abruptamente cuando la semana laboral excede las 50 horas; y la productividad desciende todavía más luego de 55 horas, por lo cual no tiene caso trabajar más. Es correcto: la gente que trabaja unas 70 horas por semana (o más) estará consiguiendo el mismo volumen de trabajo realizado que los que trabajan 55 horas.

El tiempo es lo que más queremos, pero lo que usamos peorWiliam Penn

La gente inteligente sabe de la importancia de cambiar el ritmo el fin de semana a fin de relajarse y poner en práctica acciones rejuvenecedoras. Ellos utilizan esos días para recargar pilas y tener una mejor semana.

Pero esto es más fácil de decir que hacer, por lo que te doy aquí una pequeña ayuda. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para encontrar un balance y llegar al trabajo al 110% el lunes por la mañana.

1. Desconéctate. Esta es la estrategia más relevante para el fin de semana puesto que si no puedes encontrar la manera de desenchufarte electrónicamente del trabajo del viernes por la tarde al lunes en la mañana, entonces nunca habrás salido de la oficina. Si dices que estás disponible las 24 horas de los siete días de la semana te expones a una constante descarga de elementos de estrés que evitan que te reenfoques y te renueves.

Si tener un fin de semana sin tener que contestar correos o llamadas del trabajo no suena realista, entonces trata de designar horas específicas el sábado o domingo para mandar correos o dejar mensajes de voz. Por ejemplo, revisa tus mensajes la tarde del sábado mientras los niños van a la estética y los domingos luego de cenar. Asignar breves espacios de tiempo podría aliviar el estrés sin sacrificar tu disponibilidad.

Si dices que estás disponible las 24 horas de los siete días de la semana, te expones a una constante descarga de elementos de estrés que evitan que te reenfoques y te renueves".

2. Minimiza tus quehaceres. Hay faenas que de pronto te roban tu fin de semana. Cuando esto sucede, pierdes la oportunidad de relajarte y reflexionar. Y peor: muchas de estos mandados son como trabajo y te pasas todo el fin de semana resolviendo a tal grado que ya tienes trabajo de siete días. Para evitar esto, necesitas programar tus pendientes como cualquier otra actividad semanal y si no las acabas en ese tiempo, adelanta y las terminas el siguiente finde.

3. Haz ejercicio. ¿No te dio tiempo de entrenar en la semana? Tienes 48 horas cada fin de semana para darte gusto. Si mueves tu cuerpo por lo menos 10 minutos liberas ácido γ-aminobutírico (GABA), el neurotransmisor que te calma y reduce la sensación del estrés. El ejercicio también es una buena forma de generar nuevas ideas. Los innovadores y otras personas de éxito saben que salir al aire libre a menudo detona la creatividad. Ya sea correr, andar en bici o arreglar el jardín, el ejercicio te lleva a una introspección cargada de endorfinas. La clave es dar con la actividad física que te dé esto y que la conviertas en una parte importante de tu rutina del fin de semana.

4. Reflexiona. La reflexión semanal es una poderosa herramienta para mejorar. Usa el fin de semana para contemplar las enormes fuerzas que influyen en tu industria, en tu organización y en tu trabajo. Sin los distractores que tienes de lunes a viernes, deberías de ver las cosas desde una nueva perspectiva. Utiliza este conocimiento para cambiar tu forma de trabajar durante la semana, con lo cual mejorará tu eficiencia y eficacia.

via GIPHY

5. Ocúpate en algo que te apasione. Te sorprendería lo que sucede cuando te ocupas en algo que te apasiona durante el fin de semana. Consentir esas pasiones es una gran manera de escapar al estrés y de abrir tu mente a nuevas formas de pensar. Cosas como tocar música, leer, escribir o hasta jugar a la pelota con tus niños puede ayudar a estimular diferentes formas de pensamiento que traerían enormes beneficios durante la siguiente semana.

Usa el fin de semana para contemplar las enormes fuerzas que influyen en tu industria, en tu organización y en tu trabajo.

6. Pasa tiempo de calidad con la familia. Hacer esto durante la semana es esencial si quieres recargar las pilas y relajarte. El acelere de la semana laboral se puede eliminar un poco si pasas algo de tiempo de calidad con tu familia. No dejes que el ritmo frenético te absorba también los fines de semana. Lleva a los niños al parque o a tu pareja a su restaurante favorito, visita a tus papás. Eso te hará feliz.

7. Programa micro-aventuras. Compra boletos para un concierto o para el teatro, o haz una reservación para ese lindo hotel que acaba de abrir en el centro. En lugar de correr en una máquina trotadora, escapa a una caminata por el bosque. Intenta hacer algo que no hayas hecho antes o que no hayas practicado en mucho tiempo. Hay estudios que prueban que anticipar algo bueno es parte de lo que convierte una actividad en un placer. Saber que tienes algo interesante planeado para el sábado no solo será divertido ese día, sino que mejorará mucho tu humor durante la semana.

via GIPHY

8. Despierta a la misma hora. Es muy tentador dormir en el fin de semana hasta que recuperas tu sueño. Pero ese placer será temporal: despertar el fin de semana a una hora diferente perturba tu ritmo circadiano. Tu cuerpo tiene fases muy complejas de sueño para que al despertar te sientas descansado y fresco. Una de estas fases involucra preparar tu mente para que esté despierta y alerta, lo cual es una razón por la que mucha gente a menudo se despierta justo antes de que suene el despertador (el cerebro está entrenado y listo).

Cuando despiertas después de tu hora normal el fin de semana terminas sintiéndote somnoliento y cansado. Esto no solo perturba el resto de tu día, sino que te vuelve menos productivo el lunes pues tu cerebro no está listo para despertar a la hora de siempre. Si necesitas recuperar el sueño, mejor acuéstate más temprano.

9. Ocupa las mañanas para ti. Puede ser difícil encontrar tiempo para ti los fines de semana, sobre todo si tienes familia. Halla una forma de involucrarte en la mañana en una actividad que te apasione, puede darte enormes beneficios en felicidad y claridad mental. Es también una magnífica forma de perfeccionar tu ciclo circadiano al forzarte a despertar a la misma hora que en los días laborales. Tu mente consigue su mejor desempeño entre dos y cuatro horas después de que despiertas. Así que levántate temprano y haz algo que te mueva y luego siéntate y ocupa tu mente mientras estás en ese pico.

10. Prepara tu siguiente semana. El fin de semana es un gran momento para planear tus días siguientes. Si pasas unos 30 minutos planeando, podrás ganar en productividad y reducir el estrés en el trabajo. La semana se va a sentir más manejable cuando llegues con un plan porque te has enfocado totalmente en la ejecución.

Si quieres saber más, lee mi libro Emotional Intelligence 2.0.

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost y luego traducido.

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- 11 signos de que te falta inteligencia emocional

- 12 cosas que las personas exitosas NUNCA revelan sobre ellos mismos en el trabajo

- Los 10 hábitos (comprobados) que te hacen mentalmente fuerte

lemos en