EL BLOG

'Guetto tours': la pobreza como atractivo turístico

31/08/2017 5:00 AM CDT | Actualizado 31/08/2017 9:57 AM CDT
AFP/Getty Images
Turistas toman fotos de niños sin hogar en un campamento médico ubicado por la estación de ferrocarril en Nueva Delhi el 9 de mayo de 2006.

La primera vez que realicé un guetto tour fue hace 15 años, durante mi primer viaje a Guatemala. Una ONG ofrecía a los turistas la oportunidad de pasar dos días con una familia indígena en una zona rural.

Por aquel entonces, ni tan siquiera existía el concepto slum tourism y aún hoy considero que con esa experiencia todos nos beneficiamos. Desde entonces he tomado parte en otras actividades similares y últimamente no tengo la certeza de que haya sido una experiencia éticamente aceptable.

El slum tourism o guetto tours es una modalidad de turismo en alza. Consiste en visitar las zonas más pobres de los países, principalmente los suburbios de las grandes ciudades y áreas rurales. Por supuesto, son actividades realizadas por agencias profesionales o entidades sin ánimo de lucro. De lo contrario, difícilmente nadie se adentraría por libre en el corazón de una favela de Río de Janeiro.

Generalmente, detrás de estas excursiones hay un componente social que revierte los ingresos del tour en el desarrollo comunitario.

La realidad puede parecer bastante sórdida. Si estás en Bombay, te pueden ir a buscar a tu hotel después del desayuno para llevarte al barrio de Dharevi, una de las zonas más pobres de India, a conocer los escenarios de la película Slumdog Millionaire, hacer fotos con tu iPhone y volver por la tarde a la piscina del hotel.

Visto así, la actividad nos parece reprobable. Pero si un día estás en Johannesburgo, no dejes de visitar Soweto para conocer las raíces del apartheid y aprender de primera mano la historia de Sudáfrica. Estamos sin duda ante un modelo de turismo con sus pros y sus contras.

EN CONTRA

Peligro de convertirse en zoos humanos

Muchas veces los visitantes no buscan la interacción con los habitantes ni conocer la historia del lugar. Buscan hacer fotos para subirlas a redes sociales y presumir de viajero alternativo con inquietudes sociales a costa de invadir la privacidad de la gente y socavar su dignidad.

Hacer exótica la pobreza

De todas las frases que he escuchado decir a muchos turistas, la que más rechazo me genera es: "Fíjate, no tienen casi nada y se les ve felices". Totalmente falso. Nadie es feliz en la pobreza. La pobreza es una condena de la que cuesta mucho salir y a la que es fácil caer. No hay nada de exótico en la pobreza cuando no la has elegido. Hay dignidad, pero no belleza.

Mala gestión de los ingresos

La filosofía de estas actividades es que los ingresos del turismo se reviertan en beneficio de la comunidad. Sin embargo, muchas veces van a bolsillos de empresas privadas, la gente que trabaja lo hace en condiciones laborales indignas o el dinero se lo reparte el grupo que controla el lugar.

Degradar la imagen de un país

Los esfuerzos de muchos países por mejorar su situación pueden verse frenados por publicidad que estos tours hacen de sus zonas más deprimidas.

A FAVOR

Sirve para conocer la realidad

En los suburbios de las grandes capitales o las comunidades rurales más pobres se han escrito muchos de los pasajes más importantes de la historia de un país. Ciclos migratorios, lucha social, movimiento asociativo, revoluciones, transformación urbana... acontecimientos que vale la pena conocer con sus protagonistas.

Desarrollo microeconómico

Para muchas familias de estos barrios o zonas rurales, el turismo es una ventana para generar pequeños negocios. Cooperativas de guías, comedores, casas de huéspedes... servicios turísticos básicos que ayudan a salir del círculo vicioso de la pobreza.

Acabar con prejuicios

En torno a la pobreza hay muchos prejuicios. Conocer de primera mano la realidad puede servir para descubrir que en los barrios o comunidades más pobres la gente es tan trabajadora, honesta y honrada como cualquier persona de zonas mas favorecidas.

Obliga a los gobiernos a reaccionar

Lo que no se ve, no existe. Así funcionan muchas veces las cosas en política. La visibilidad de la pobreza y los problemas sociales es el toque de atención que muchas veces necesitan los gobiernos para intervenir en el desarrollo de sus áreas mas degradadas.

ANTES DE TOMAS PARTE EN ESTAS ACTIVIDADES

Lo primero de todo es preguntarte a ti mismo qué interés tienes en visitar lugares y personas que viven en condiciones de pobreza. Si lo que buscas es ocupar un día libre en tus vacaciones y hacer fotos, mejor no tomes parte en estas actividades.

Lo segundo, informarte muy bien de quién está organizando el tour. Asegúrate que sean los propios habitantes de la comunidad o una entidad reconocida los que realizan la actividad para que los ingresos revierten verdaderamente en el desarrollo comunitario

Más información sobre slum tourism:

Slum Dwellers International es una red de organizaciones que realizan trabajos comunitarios en barrios de más de 30 países de África, Asia y América Latina.

Tourism Concern es una entidad que trabaja para el desarrollo del turismo ético en todo el mundo.

Slumtourism.net es un foro de debate para el desarrollo de programas de turismo en los barrios y comunidades rurales más pobres.

Este texto fue publicado originalmente en El HuffPost.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Los 4 mil olvidados

- Advierten que México podría convertirse en un país de viejos enfermos y pobres en 2050

- Lonely Planet lanza una app para compartir fotos y experiencias de viajes