EL BLOG

El Congreso y la cannabis medicinal en México: ya basta de excusas

25/04/2017 6:19 AM CDT | Actualizado 25/04/2017 10:23 AM CDT

En diciembre del año pasado el Senado de la República aprobó la iniciativa de cannabis medicinal. Si bien la iniciativa es un paso importante para México al primeramente conceder valor terapéutico del componente psicoactivo de la planta —el tetrahidrocannabinol (THC)—, abrir la posibilidad de una industria nacional farmacéutica para productos derivados de la cannabis y también para productos de cáñamo industrial o hemp, nos parecía insuficiente al no considerar el autocultivo y también hacer caso omiso a lo básico que había presentado el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, respecto a la no criminalización de usuarios por una posesión mínima de marihuana.

AOL
Raúl Elizalde y Graciela Benavides (en la foto) consiguieron en 2015 la autorización judicial mexicana para poder importar un tratamiento experimental con cannabis medicinal, que mejoró radicalmente la vida de su hija Grace Elizalde (en la imagen), quien padece epilepsia.

A finales de ese 2016 con una votación aplastante el Senado se pronunció a favor, la mala noticia que desde esa vez percibimos fue que no se mandó a tiempo para ser sometida a votación en el Congreso. La iniciativa se fue hasta el periodo legislativo vigente y sucedió lo que pensábamos, los diputados congelaron el tema y hoy se encuentra estancada a unos días de que se termine el periodo legislativo.

¿Qué fue lo que pasó? Muy sencillo. Primeramente, de manera sorprendente, se mandó a la Comisión de justicia del Congreso y dicha comisión la tiene congelada. ¿Qué tiene que ver dicha comisión en un tema medicinal? La respuesta es: NO LO SÉ. En mi lógica de ciudadano es imposible comprender cómo un tema médico no fue enviado a la comisión de salud del Congreso, donde se encuentran legisladores con más experiencia en estos asuntos, más si en el Senado dicha comisión fue la que realizó el ya mencionado dictamen. Es increíble y no entiendo cómo un tema, que afecta la salud de miles de personas en México, sea visto en una comisión de justicia en donde se le está haciendo una injusticia a dichos pacientes.

Este es un asunto urgente, estamos perdiendo tiempo muy valioso para la elaboración de investigación científica y desarrollo de productos.

Este es un asunto urgente, estamos perdiendo tiempo muy valioso para la elaboración de investigación científica y desarrollo de productos, ¿de qué se preocupan los legisladores? Si la iniciativa es corta, lo único que se está autorizando es que en México, en un futuro (algo lejano), se tengan productos de grado farmacéuticos derivados de la marihuana. Para que pase esto se tendría que comprobar su eficacia, seguridad y cumplir con los requisitos extensos que solicita la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), no entenderán los legisladores que estamos a años luz de lo que llaman cannabis medicinal nuestros socios comerciales del norte.

AOL
Inauguración de las Audiencias Públicas y Segunda Reunión del Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de la Marihuana, en la Cámara de Diputados.

Estados Unidos y Canadá hoy en día tienen una regulación amplia de cannabis medicinal. Canadá, por ejemplo, hace investigación científica sin ningún problema respecto al componente psicoactivo THC. En 29 de los estados de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, se tiene acceso a cannabis medicinal. Estamos hablando de más de la mitad de los estados de este país, y el acceso en la mayoría es a la flor como tal y de una manera completamente terapéutica. Eso no está contemplado en México, no se contemplaron por ejemplo los famosos dispensarios de marihuana medicinal igual que California y Colorado. Aquí los pacientes irían a comprarlo a la farmacia en una presentación farmacéutica como los productos que ya existen en el mercado, Sativex o Nabilona, este último comercializado en México, pero producido en el extranjero.

¿Qué necesitamos los pacientes de parte de nuestros legisladores? Muy sencillo, que sometan la iniciativa a votación, que la lleven al pleno. Para esto hacemos un llamado a la Comisión de Salud y la presidencia de esta comisión de aprobar de manera inmediata el dictamen que tienen en su poder y que se someta a votación. Ya basta de excusas diciendo que necesitan más información, ¿acaso no fueron suficiente todos los debates que se realizaron en el 2016, todos los foros que los mismos legisladores propusieron? No son estudiantes de primaria pidiendo permiso para aplazar un examen porque no estudiaron, son nuestros legisladores que deben estar enterados perfectamente de un tema del cual ya se habló y se debatió hasta el cansancio.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Epilepsia y cannabis, nuestra historia

- Ser padre de un hij@ con discapacidad

- De locura, cannabis y los que nos quieren como somos