EL BLOG

Espero que mi hija algún día no tenga que usar el hashtag #YoTambién

09/11/2017 3:00 PM CST | Actualizado 09/11/2017 6:58 PM CST
DEPOSITPHOTOS

No sé si es porque tengo una hija de 2 años de edad o porque cada vez más se escucha en las noticias y redes sociales, pero hay un tema que ha acaparado mi atención de un tiempo para acá: el acoso y abuso sexual hacia las mujeres. Viendo mi página de Facebook personal di con el post de una amiga que conozco desde que estábamos en la primaria. En ese post escribía "Yo también", seguido por un breve texto que decía: "Si todas las mujeres que han sido molestadas o agredidas sexualmente escribiesen 'Yo También', tal vez nos daríamos cuenta de la magnitud del problema". Después de darle "like" a su post, me enteré que esto surgió por parte de Alyssa Milano en Twitter.

Este tema frecuentemente sale a la luz. No solamente el hecho del acoso o abuso sexual, sino la inequidad en el trato hacia la mujer. Me puse a pensar si alguna vez mi mamá había experimentado algo parecido; me puse a especular en cuántas de mis amigas han pasado por esto (ya sabía de un caso, antes de leer este post); quise recordar si alguna vez he sido yo el que ha tenido algún tipo de comportamiento inapropiado; inmediatamente pensé en mi esposa y no pude evitar el preocuparme por mi hija en un futuro.

En mi caso, sé que tengo la responsabilidad de darle el ejemplo a mi hija de como es el trato entre personas (sin importar si son hombres o mujeres), y educarla a ser un mejor ser humano.

Pero no solo es un post en Facebook, sino las noticias que se a cada rato surgen. Si apareció el cuerpo de una joven en la UNAM; si violaron y mataron a una estudiante en Puebla; si mataron a una joven y encontraron su cuerpo en el closet en la casa del novio en Lindavista. Estas historias no solo pasan en Mexico. En Estados Unidos ha habido escándalos en Hollywood que involucraron a Mel Gibson, Bill Cosby o el más reciente, con el productor Harvey Weinstein; jugadores profesionales de la NFL suspendidos por violencia hacia sus parejas. Y esto sucede por igual en Argentina, Canadá, Inglaterra... en todo el mundo.

Me acordé de un comentario que escuché hace años, mucho antes de que me casara, en una comida. Era una reunión en la que había parejas que son amigas desde hace años y se frecuentan mucho. La conversación se dio entre el papá de una niña adolescente (probablemente unos 16 años), y la mamá de un niño igual adolescente (un año mayor que la niña). Las familias se conocían por lo menos desde unos 10 años antes o más. Como típicos adolescentes, no querían estar conviviendo con los adultos y se fueron por su lado en la casa donde estábamos todos. El papá le dice a la mamá "espero que tu hijo no se vaya a querer pasar de listo con mi hija y la respete". A lo que la mamá le responde: "espero que tu hija se dé a respetar porque si lo provoca, él es muy gallo y le va a responder". No me esperaba esa respuesta.

GIPHY

En muchos lados dicen que voy a ser el ejemplo del tipo de hombres que van a estar en su vida. Pero creo que va más allá, del tipo de novio o esposo que vaya a tener. Creo que debo de mostrarle con hechos cómo tratar a las personas con las que vaya a tener contacto en su vida, de forma temporal o permanente; y que esperar de parte de los demás. El enseñarle a cuidarse va más allá de si va a salir algún día de noche a divertirse con un vestido o de que no mande las señales equivocadas a los hombres.

En mi caso, sé que tengo la responsabilidad de darle el ejemplo a mi hija de cómo es el trato entre personas (sin importar si son hombres o mujeres), y educarla a ser un mejor ser humano. De igual manera debo de enseñarle a poder medir y calcular el peligro en situaciones difíciles; incluido el no recibir malos tratos de las personas. Como papá, y hombre, no sé lo que sienten las mujeres que pasan por estas situaciones, pero no implica que le debo de decir a mi hija que ella podrá ser víctima de esto algún día porque "es mujer".

¿Y si mejor les enseñamos a los hijos a respetar a las mujeres? ¿Y si mejor como hombres dejamos de reírnos de chistes denigrantes hacia la mujer o hacer comentarios misóginos? Por el comentario que escuche decir a la mamá sobre su hijo, me puse a pensar "que fue primero, ¿el huevo o la gallina? Ahora que soy papá, espero que mi hija nunca vaya a tener que usar el hashtag #YoTambién, y pueda ser ella misma sin preocupación de nada o de algo.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.