EL BLOG

¿Qué ocurre en la cabeza cuando sufro ansiedad por tener que realizar tareas de poquísima importancia?

17/09/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 17/09/2017 6:00 AM CDT
Getty Images

'¿Qué ocurre exactamente en la cabeza cuando sufro ansiedad por tener que realizar tareas de poquísima importancia?' apareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento y entender mejor el mundo.

Respuesta de Israel Reyes:

El cerebro humano ha evolucionado para poder "controlar unos 250 productos, objetos y servicios", nuestra incapacidad para manejar mayor número se ha visto suplida por la irrupción de la computación.

Cada uno de esos 250 objetos, productos y servicios (aproximadamente) eran todos los estímulos que un cerebro del paleolítico recibía de su clan, del ecosistema donde vivía, de los alimentos que podía comer, dónde se encontraban los potenciales peligros, quién del clan era mejor para esto o para lo otro, normas, etc...

Así fue durante millones de años y actualmente lo que se conoce como "economía" incluye unos 10 mil millones de objetos, productos y servicios... ¿Quién es capaz de controlar tal cantidad de datos y variables? Creo que nadie es capaz.

¿Y cómo reacciona el cerebro ante tal cantidad de estímulos a los que evolutivamente no estamos capacitados?

Todo estímulo de "estrés" provoca la actividad de lo que se denomina el eje HPA cerebral. Este eje incluye como principales núcleos neuronales el hipotálamo (H), la hipófisis (glándula pituitaria) y las glándulas suprarrenales, que se localizan en la parte superior de los riñones.

Cuando llega un estímulo a través de los sentidos que el cerebro interpreta como peligro o preocupante, se genera en una zona del hipotálamo una neurohormona llamada CRH (hormona liberadora de la corticotropina), esta va a la hipófisis y provoca la producción de la corticotropina.

La corticotropina es liberada en sangre y llega hasta las glándulas suprarrenales y estimula la producción de los glucocorticoides (principalmente el cortisol).

El cortisol en sangre al elevarse desencadena la típicas reacciones de estrés tales como:

  1. Liberación de la glucosa hepática y degradación del glucógeno muscular para subir los niveles de glucosa en sangre para poder transformarla en energía (por si hay que correr o luchar).
  2. Degradación de los ácidos grasos en las células que acumulan grasa (adipocitos) y su liberación al torrente sanguíneo (para obtención de energía).

Esto es uno de los motivos por los que el estrés crónico puede producir a la larga trastornos con la glucosa y colesterol alto, así como con los triglicéridos.

Por otra parte el exceso de estímulos provoca una activación del sistema nervioso autónomo simpático que eleva los niveles de adrenalina en sangre y genera aumento de la frecuencia respiratoria y cardiaca, vasodilatación de la circulación muscular, vasoconstricción de circulación en vísceras y piel, dilatación de pupilas (captar mejor el peligro) y demás respuestas fisiológicas al peligro.

Esta respuesta está mediada a nivel cerebral por el locus cerúleo, cuyas neuronas contienen la noradrenalina, una neurohormona que a través de las vías simpáticas del sistema nervioso autónomo estimula la glándula suprarrenal (en la médula suprarrenal) y esta libera la adrenalina a sangre.

Una vez conocido todo esto hay que tener en cuenta que la hiperactivación de estas vías (tanto la del eje HPA como la vía autónomo simpática) puede conllevar a una respuesta de peligro desmesurada (conocida como ansiedad) ante un pequeño estímulo... y por qué?

Por saturación del cerebro. En general existe un nivel basal en sangre de cortisol y de adrenalina. Ese nivel basal tiene que estar dentro de unos umbrales fisiológicos que varía según la persona.

Cuando debido a niveles de estímulos constantes (no hemos apagado un fuego y ya nos están llegando 4 más) ese umbral basal es muy elevado, el más mínimo puede generar una respuesta explosiva de estrés.

La expresión típica de la "gota que colmó el vaso" es muy gráfica a la hora de resumir todo esto.

Esta pregunta apareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento, capacitando a la gente a aprender unos de otros y comprender mejor el mundo. Puedes seguir a Quora en Twitter y Facebook. Luego fue publicado en El HuffPost y ha sido editado.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.