EL BLOG

5 preguntas típicas en una entrevista de trabajo y cómo responderlas

26/07/2017 4:00 AM CDT | Actualizado 26/07/2017 7:48 AM CDT
Getty Images

Da igual en cuántas entrevistas de trabajo hayas estado, todas te ponen nervios@. Te interesa mostrar una versión positiva de ti mism@, pero hay un montón de variables que pueden afectar a tu imagen.

Por eso conviene estar lo más preparado posible y traer bien meditadas las respuestas a las preguntas más típicas. Descubre a continuación las cinco más frecuentes:

1. ¿Puede hablarme de su currículum?

Esta es tu oportunidad para causar una buena primera impresión. No es cuestión de hacer un monólogo de diez minutos sobre todos tus logros. Sé conciso y adapta tu respuesta al trabajo que estás solicitando. Habla solo de los aspectos más relevantes de tu vida, tu formación y tu experiencia laboral.

2. ¿Por qué quiere este puesto?

Tu respuesta sirve para averiguar dos cosas: si de verdad te entusiasma ese puesto de trabajo y si has investigado sobre la empresa. Rescata varios trabajos o actuaciones que haya hecho esa empresa en el pasado y señala cómo podrías ayudarles a mejorar.

Sobra decirlo, pero no te muestres desesperado por conseguir el trabajo ni tan calmado que parezca que te da igual.

3. ¿Cuáles son sus mayores virtudes y defectos?

Sí, puede ser un poco molesta, pero esta pregunta es muy frecuente, así que prepárate una respuesta que sea sincera pero favorecedora. En otras palabras: no digas que tu mayor defecto es llegar siempre tarde y tampoco te crezcas narrando tus superpoderes si el puesto que te interesa es de dependiente.

En lugar de eso, escoge un defecto menor como "no me gustan las discusiones, así que a veces cedo más de la cuenta en vez de mantener mi postura" y fortalezas que puedan servir en ese puesto de trabajo, como "gracias a mi anterior puesto en un periódico, se me da bien trabajar bajo presión".

4. ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Básicamente, la persona que te entrevista quiere saber si eres una persona con la que se pueda hablar durante un viaje de tres horas. De nuevo, no te vayas por las ramas, pero ten preparadas varias aficiones e intereses.

5. ¿Tiene alguna pregunta?

La respuesta debería ser siempre que sí. De este modo, muestras interés y curiosidad. Tampoco es cuestión de que hagas preguntas sin sustancia. Por ejemplo, si estás solicitando un trabajo de publicista, no preguntes "¿para quiénes han trabajado antes?". En vez de eso, di algo como "me encantó la campaña que hicieron ustedes hace poco para Amazon y me preguntaba cómo llegaron a ese eslogan en concreto".

También sobra decirlo, pero evita a toda costa preguntar sobre vacaciones y sobre trabajar desde casa... a no ser que no te interese el trabajo.

Este post fue publicado originalmente en HuffPost Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco para El HuffPost.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Los 'padres helicóptero' están criando niños incapaces de adaptarse a un empleo

- Estos son los peores temores de los millennials

- Cuatro signos que demuestran que sufres el 'síndrome del lunes por la mañana'