EL BLOG

Cantinfleo enturbiante o «no aclares porque oscurece»

28/07/2017 5:00 AM CDT | Actualizado 28/07/2017 8:35 AM CDT

Luis Echeverria/ Stringer . / Reuters
"Lo que oímos, leemos o vemos sobre el de Javier Duarte caso es poco concluyente, y siempre está como «tratado con pincitas» pa que no se diga menos ni se entienda más". 

Cuando uno lee una noticia que habla sobre un caso de corrupción, de políticos ladrones, de robos de funcionarios o cositas por el estilo, se da cuenta —a leguas—, que quien emitió o redactó el comunicado para los medios y para la agencia de noticias que lo replicó, usó un lenguaje de lo más «florido», «especializado», «abogansteril» y «barroco» para tratar de «enturbiar», «obscurecer», o «tapar» las cosas y así poder lograr que el lector quede «retebien confundido» y diga «¿tons qué fue lo que pasó?», en otras palabras, que bien a bien no sepamos qué onda.

Obviamente el caso del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, no es la excepción y a unos días de su detención y de su llegada a México, lo que oímos, leemos o vemos sobre su caso es poco concluyente, y siempre está como «tratado con pincitas» pa que no se diga menos ni se entienda más.

Como lingüista, me di a la tarea de «deshebrar» una de esas noticias sobre el tema, namás pa que usted vea, querido lector de lo que estoy hablando:

Se habla de un «El juez de control» como si supiéramos qué figura es es esa; se dice que ese juez «vinculó a proceso» al pillo irredento de Duarte, en otras palabras, que 'lo mandó a juicio' «por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita» en pocas palabras por 'robo'; los cuales «le imputa la Procuraduría General de la República (PGR)», como si el verbo «imputar» fuera de uso común —que por cierto, en términos coloquiales significa 'achacarle a alguien algo'.

Necesitaríamos un traductor, algo así como un tinterillo disfrazado de Cantinflas pa entender a la primera.

También se dice que el juez consideró que los «indicios» —¿o sea pruebas?— presentados por los agentes del Ministerio Público fueron «razonables, aptos y bastantes» o oseasedeque, como quien dice "suficientes» para que el descarado este «enfrente juicio» — es decir que sí lo van a juzgar—.

Y así me puedo seguir, porque se habla de: «solicitudes de la fiscalía», en lugar de 'demandas', de «centros penitenciarios» en lugar de 'reclusorios', de «penal federal de máxima seguridad» en lugar de 'cárcel'; de «prisión oficiosa» —prisión preventiva en la que te encierran o te encierran, sin derecho a fianza— de «delincuencia organizada», por no decir que 'actuó coludido con muchos otros', de «refracción de recursos de procedencia ilícita», en lugar de decir simplemente 'lavado de dinero', etcétera, etcétera y más etcéteras.

Todo esto para informar que al muy hijitodelmais de Duarte se le acusa de robar y robar y robar sin parar y por eso lo van a tener en el reclusorio hasta que le hagan un juicio.

Total que necesitaríamos un traductor, algo así como un tinterillo disfrazado de Cantinflas pa entender a la primera. Pero como no existe ps no entendemos, que es justo lo que se busca.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- El horrible verbo que usan los políticos y que tú no deberías utilizar

- Y en 2018 ganarán... ¡las fake news!

- Se enamoró de ella a los nueve años, se casaron dos décadas después