EL BLOG

La chamaqueada del PAN y PRD con el #FiscalCarnal

11/09/2017 12:06 PM CDT | Actualizado 11/09/2017 2:06 PM CDT

Edgard Garrido / Reuters
8 de septiembre de 2013. Ricardo Anaya y Raúl Cervantes, presidente de la Cámara de Diputados y presidente del Senado respectivamente en ese entonces, hablan durante la presentación del plan de reforma fiscal, en Los Pinos.

El jueves de la semana pasada se logró instalar la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Esto, en teoría, debió haber sucedido el 1º de septiembre. ¿Por qué el retraso? Por el nombramiento del senador Ernesto Cordero (PAN) como presidente de la Mesa Directiva del Senado. Esto se logró gracias al apoyo del PRI, PVEM, PRD, PT-Morena y solo 5 senadores del PAN (lo que quiere decir que 33 compañeros del partido le dieron la espalda). Este nombramiento desató la furia del presidente del PAN, Ricardo Anaya, quien inició una campaña en medios de comunicación y redes sociales, apoyado por el PRD y MC, para desprestigiar a Cordero y sus secuaces (cinco compañeros senadores).

El argumento de Anaya fue el siguiente: Cordero se alió con el PRI, lo que le aseguró la Mesa Directiva, y a cambio debería asegurar el pase automático de Raúl Cervantes a la Fiscalía General de la República. Una gran jugada mediática por parte de Anaya y las "izquierdas", a excepción de Morena que no se subió a este frente. Lo que poco se ha dicho es que todo esto fue una jugada política que no se sostiene si analizamos el comportamiento pasado de ambas fuerzas políticas.

Las redes sociales estaban a punto de estallar con mensajes de políticos y sociedad civil diciendo no al #FiscalCarnal; no a Raúl Cervantes. Me sumo a la queja y preocupación de que Raúl Cervantes sea el próximo Fiscal. Sin embargo, no tengo elementos para asegurar que el nombramiento de Cordero en el Senado fue para asegurar el pase directo del actual procurador. De lo que sí tengo evidencia clara es que los pocos senadores del PAN que votaron en favor de Cordero son, en su mayoría, afines al grupo de Margarita Zavala. Este grupo demostró que tiene poder político, que puede desestabilizar al PAN y que no está dispuesto a jugar bajo las reglas impuestas por Anaya.

No tengo elementos para asegurar que el nombramiento de Cordero en el Senado fue para asegurar el pase directo del actual procurador.

A muchos ya se les olvidó que cuando se votó y discutió la reforma político-electoral en diciembre de 2013, nuestros actuales senadores votaron de la siguiente manera: PRI: 50 a favor; PAN: 32 a favor, 1 en contra y 1 abstención; PRD: 13 a favor y 5 en contra; PVEM: 4 a favor; y PT: 5 en contra y 1 abstención. Esa reforma incluyó el cambio de la Procuraduría General de la República a la Fiscalía General de la República, con el controvertido transitorio que convierte al procurador en funciones en el primer fiscal por nueve años. La mayoría calificada (2/3 partes de los senadores) que se necesitaba para aprobar esta reforma constitucional la dieron los legisladores del PRI, PAN, PRD y PVEM.

En la Cámara de Diputados la historia fue la misma. Destaca que en diputados el PAN también apoyó con carro completo (110 a favor) a esta reforma y su actual presidente, Ricardo Anaya, era diputado en esa legislatura. Saque usted sus conclusiones.

Los legisladores del PAN y PRD sabían perfectamente que la Constitución aseguraba el pase directo de Cervantes a la Fiscalía por nueve años.

El involucramiento del PAN y del PRD en el nombramiento del #FiscalCarnal no se detuvo ahí, pues para poder nombrar al Fiscal General de la República es un requisito indispensable que se aprueben las leyes secundarias de esta nueva institución. En diciembre de 2014, los diputados de la pasada legislatura aprobaron la iniciativa del presidente Peña para crear la Ley de la Fiscalía. De nuevo, la votación en diputados no sorprende: toda la bancada del PRI (194), PAN (96), PVEM (23) y PANAL (8) votaron a favor, PT en contra y la mayoría del PRD votó también a favor (45). Hoy esta minuta está congelada en el Senado.

Otro momento clave para entender por qué hoy no está asegurada la autonomía de la Fiscalía General de la República fue la votación en el Senado del actual procurador, Raúl Cervantes. La votación sucedió el 26 de octubre de 2016 y fue la siguiente: PRI: 31 a favor; PAN: 33 a favor; PRD: 12 a favor; PVEM: 6 a favor y PT: 3 a favor, 3 en contra y 1 abstención. Se ratificó con una mayoría amplia a Cervantes como Procurador General de la República. Los legisladores del PAN y PRD sabían perfectamente que la Constitución aseguraba el pase directo de Cervantes a la Fiscalía por nueve años y que Cervantes, además de haber sido abogado general del PRI, es íntimo amigo del presidente.

Por presiones de la sociedad civil, a finales de ese mismo año, Peña Nieto envió una iniciativa al Congreso para modificar la Constitución y evitar el pase directo del procurador. Los senadores del PRI han hecho todo lo posible por no dictaminar y votar esta iniciativa.

No nos creamos los cuentos de que el PAN y el PRD, de la noche a la mañana, están preocupados por quién encabezará la Fiscalía General de la República. Tanto PAN como PRD comparten responsabilidad sobre el escenario que tenemos enfrente. En especial, el PAN fue un actor fundamental para avalar la creación de la Fiscalía y el pase automático de Cervantes, además de que dio la mayoría de los votos en el Senado para ratificarlo como titular de la PGR.

Entonces, ¿por qué tanto relajo? Por pura estrategia electoral. Suena bien y vende bien ante la sociedad civil y el electorado decir no al #FiscalCarnal. Si el PRI y el presidente Peña logran imponer a un #FiscalCarnal no se nos olvide que el PAN y PRD también fueron cómplices de todo esto.

@OscarMendozaC

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.