EL BLOG

Solo los humanos pueden jugar futbol

29/06/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 29/06/2017 10:27 AM CDT

Sergei Fadeichev via Getty Images
Mensaje que anuncia el uso del VAR, sistema de revisión arbitral, durante un partido de la Copa Conferedaciones 2017 en Rusia.

Se dice que el fútbol es el deporte más hermoso del mundo. Quizá lo es. Pero definitivamente no es el más perfecto. Parte de esta imperfección tiene que ver con los errores que cometen los árbitros cuando juzgan las jugadas polémicas como goles en posición adelantada, penaltis, expulsiones y alguna confusión de identidad.

Esto se ha pretendido corregir mediante el VAR, el video de asistencia del referi, un sistema en donde el árbitro puede pedir a las cámaras la repetición de la jugada para poderla revisar y corregir o no su opinión. La acción es auxiliada por varios árbitros, que analizan el partido desde una sala y tienen el acceso de repetir las jugadas, juzgarlas y dar su opinión al árbitro de la cancha en caso de que este la pida.

Durante varios años se pensaba que en el futbol era imposible aprobar la idea de que hubieran repeticiones o inclusive pausar en tiempo real el juego. Pero ahora el nuevo presidente de la FIFA , nuestro querido Gianni Infantino, decidió que era necesario algún sistema de repetición en el futbol, como lo hacen en deportes como el tenis o el futbol americano.

El error humano es el que nos hace sentir y amar el futbol.

Entre tantas "grandes ideas" que tiene este "revolucionario" para modernizar el futbol ¿o para meterse más dinero en sus bolsillos? decidió que el uso de la repetición en los partidos haría del balompié un deporte más justo y sin margen de errores. Tal vez su siguiente "genial idea" sea que, como en el futbol americano, cada equipo tenga tres tiempos fuera o la inclusión de un show de medio tiempo.

La Copa Confederaciones 2017 es, si bien no la primera vez que se usa esta herramienta —empleada a manera de prueba en el Mundial de Clubes del 2016 en Japón— la inauguración oficial de esta tecnología que será ya usada en todos los partidos organizados por la FIFA. En la Copa el VAR se ha utilizado en 4 de 12 juegos. 33% de los partidos han contado con asistencia tecnológica para juzgar las jugadas polémicas.

Esto perfecciona el juego pero, ¿es lo que en verdad queremos?

En el partido México-Portugal se utilizó el VAR para verificar si el primer gol de los lusitanos era en posición adelantada. La tecnología decidió a favor de México y anuló el gol. Al principio mi reacción fue un regocijo y un alivio enorme al saber que la pizarra volvía a estar en ceros, pero después empecé a cuestionar lo sucedido: ¿es necesario el uso de la repetición en el futbol?, ¿es este el futuro del futbol?, ¿debe este deporte hacer un contacto más cercano con la tecnología?, ¿es necesario eliminar el error humano de este juego y perfeccionarlo a través de máquinas e inteligencia artificial?

Recordemos que además de ser un espectáculo, el futbol es una batalla. Una guerra donde hay dos bandos con diferentes generales, diferentes ideas y diferentes soldados. En el momento que el árbitro hace sonar su silbato la guerra empieza y ya no hay vuelta atrás, es matar o morir por tus compañeros y el arriesgar todo para conseguir la anhelada victoria.

Y claro, como en toda guerra, en el futbol existe el error humano, sea de parte de los jugadores o inclusive del hombre que se adueña de las tarjetas. Este es imparcial y totalmente impredecible. Juega a nuestro lado en ocasiones, pero cuando menos lo esperas juega en nuestra contra. Nosotros como aficionados lo agradecemos o lo lamentamos y enfurecemos, lo podemos perdonar y olvidarlo o vivir en el rencor y recordarlo por el resto de nuestras vidas.

El error humano es el que nos hace sentir y amar el futbol, es lo que nos tiene mordiéndonos las uñas y nos desgasta la voz con gritos y mentadas, es el aprendizaje para que el futbolista pueda reivindicarse y corregir en la siguiente jugada. El error humano es el que se mete con nuestros sentimientos más íntimos y a veces logra hacernos derramar una lágrima.

La tecnología nunca se meterá en el corazón de un aficionado.

El error humano nos ha regalado algunos de los capítulos más importantes de la historia del futbol: la mano de Dios, el autogol de Andrés Escobar, los arbitrajes en el mundial de Corea/Japón, el polémico penal en contra de Panamá en la Copa Oro y muchos más.

Maxim Shemetov / Reuters
Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Señor Infantino, sé que usted debe hacer su trabajo y tiene que dar una mejor imagen que el presidente anterior de la FIFA. Entiendo sus ideas de globalizar el futbol y que este llegue a todo el mundo. Respeto su idea de hacer de este un deporte menos injusto y un juego más equitativo, pero como un aficionado quiero hacerle entender que este deporte es solo apto para ser jugado y juzgado por seres humanos.

Puede que la tecnología crezca día a día de manera imparable, puede que esta tenga la posibilidad de hacer un juego donde el error humano sea inexistente y puede que esto haga crecer al futbol como negocio y espectáculo. Pero la tecnología nunca se meterá en el corazón de un aficionado.

Deje que tantos los futbolistas como los árbitros se equivoquen, aunque nos perjudiquen de vez en cuando. Deje al aficionado reclamar un gol que era fuera de lugar, permítanos volvernos locos y ponernos rojos cuando no nos marcan un penal a favor. Viva este bello deporte no solo con la mente de un empresario, sino también dese la libertad de tener el estilo de vida de un aficionado. En pocas palabras señor Infantino, solo humanos pueden jugar futbol.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Cristiano Ronaldo confirma que ha sido padre de dos niños

- Aldo de Nigris se retira

- Su bebé de 9 meses lo convierte en el papá más divertido de Instagram