EL BLOG

Marco Asensio, la nueva estrella del Real Madrid

12/09/2017 11:00 PM CDT | Actualizado 13/09/2017 1:53 PM CDT

Javier Barbancho / Reuters
Sus ganas de comerse el mundo son enormes.

Qué podemos decir del Real Madrid de hoy en día. Parece que nada sale mal en la institución merengue fuera y dentro de la cancha. Incluso me atrevería a decir que hoy en día es el mejor equipo del balón pie mundial. Han rozado la perfección.

Campeones de la liga BBVA, después de 5 años de espera; primer equipo en lograr el bicampeonato de la Champions League, bicampeones de la Supercopa de Europa y la humillación que le propinaron en dos partidos al Barcelona en la Supercopa de España.

Descifrar el éxito de este grupo de estrellas no se basa en un solo elemento o viene de una ideología única. Todo ha sido un gran trabajo de equipo en donde cada jugador pone su ladrillo para que este muro siga siendo imbatible.

Son los goles de Cristiano, el desgaste en la banda de Marcelo y Carvajal, el temple de Sergio Ramos, el equilibrio de Casemiro, la magia de Modric, la precisión de Kroos y la certeza de Zinedine Zidane lo que han hecho a este fénix resurgir de las cenizas y volver a lo más alto de la competición europea.

Descifrar el éxito de este grupo de estrellas no se basa en un solo elemento o viene de una ideología única.

Sin embargo, uno de los motores que han levantado a este equipo merengue ha sido la inclusión a los jóvenes y la gran respuesta que han tenido a la hora de pisar el campo. En especial un jugador: Marco Asensio.

Con tan solo 21 años este chaval ha impresionado tanto a propios como a extraños, logrando marcar gol en todos los debuts de todas las competiciones.

En el momento que toca la bola, su edad y su juventud queda a un lado mientras que su técnica y su entrega nos deja a todos boquiabiertos.

Este zurdo natural nos hace pensar que con tiempo y experiencia pueda pronto volverse en un ídolo del Real Madrid.

Llamado Marco en honor a la leyenda holandesa Van Basten, su historia comienza en las divisiones inferiores del Mallorca. Ahí tuvo el apoyo de una mujer que siempre supo que su hijo sería alguien importante en la vida; su madre.

María Willemsen acompañó al pequeño Marco en todos sus juegos como niño, así convirtiéndose en la fan y motivadora numero 1 de esta joya.

En una ocasión llegaron a verse las caras con Florentino Pérez y, en el momento de pedirle una foto al actual dirigente del Real Madrid, ella dijo: "Algún día este pequeño va a jugar en el Real Madrid". Palabras que quedaron grabadas tanto en Florentino como en el pequeño Marco.

Por su hijo logró ganar toda batalla, sacrifico todo por él, ante todo percance o detenimiento ella siempre levantó la cara del pequeño Marco. Estaba convencido de que este muchacho jugaría en el equipo más grande del mundo.

Por desgracia María Willemsen falleció de cáncer en 2011, siendo esta su única batalla donde no pudo triunfar.

Con tan solo 15 años el pequeño Marco quedo devastado; sentía que ya no tenía a nadie a su lado. Desde ese día decidió hacer sentir orgullosa a su madre y no dejar de trabajar hasta cumplir la anunciada profecía.

En 2016 es presentado como nuevo jugador del Real Madrid y en su discurso de bienvenida no pudo contener las lágrimas al recordar a su madre.

La profecía se cumplió. Hoy el joven Marco tiene en sus manos la oportunidad de convertirse en un referente más en el Real Madrid, y en algún futuro poder estar en el 11 titular más prestigiado del planeta.

Recordemos que todavía es joven y apenas lleva una temporada completada. Sus ganas de comerse el mundo son enormes, pero las distracciones que le aguarda el futbol son todavía más grandes.

Por el momento mi querido Marco tú sigue disfrutando cada minuto que te den, sacrifícate cada vez que puedas, desgástate en cada sprint que hagas, pégale de larga distancia; lo haces muy bien, sigue quebrando caderas y sirviendo el gol al compañero. Todo eso te ha hecho hoy el futbolista que nos emociona y que nos ilusiona para el futuro. Que tu talento siga desbordando porque estoy seguro que te esperan grandes cosas.

Sigue volteando al cielo en cada festejo porque arriba hay un ángel que te está viendo y no podría estar más orgullosa de ti.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.