EL BLOG

Los 6 hábitos que me ayudan a bloguear todos los días 

15/11/2016 9:38 AM CST | Actualizado 15/11/2016 9:38 AM CST
Getty Images/iStockphoto

Según mis cálculos, he escrito 1.461 artículos de blog hasta ahora.

Esa es una gran cantidad de artículos.

Mi obsesión con bloguear no fue algo que llegó de la noche a la mañana. De hecho, detestaba tener que escribir artículos todos los días y tenía que esforzarme para poder terminarlos. Poder acostumbrarme fue algo que me llevó tiempo, sudor e incluso unas cuantas lágrimas; al igual que me forzó a implementar algunos hábitos esenciales.

1. Uso el mejor momento del día

Escribir requiere de una gran cantidad de energía creativa, pero, ¿cómo podemos aprovechar esta energía al máximo?

Nuestra energía creativa está a su mayor potencial durante las mejores horas de nuestro día. En mi caso, estas horas son en la mañana, pero esto varía dependiendo de la persona. A veces me doy cuenta que también puedo crear uno o dos artículos de calidad a eso de las 9pm, incluso si mi mente está cansada. En cierto sentido, es precisamente porque me siento cansado(y relajado) que puedo crear estos artículos.

Normalmente, experimentamos las explosiones creativas cuando nuestro cerebro está produciendo dopamina, lo cual incluye actividades como las duchas, conducir un auto, correr o incluso soñar. Lo más irónico de todo es que la razón por la que nuestra mente produce las mejores ideas durante estas actividades, es porque está distraída e ignorando a las tareas que sí requieren de creatividad.

2. Hablo con personas diariamente

Yo hablo con muchas personas todos los días. Siento que paso muchísimas horas del día usando mi teléfono. Tanto mis tardes como mis noches están llenas de llamadas tras llamadas a clientes, empresarios y socios.

Incluso cuando mi trabajo por el día ya finalizó, las conversaciones continúan. Una hora feliz (o dos) siempre me ayuda a completar mi día con incluso más conversaciones.

A pesar de que este es un hábito intencional, es algo que se me da naturalmente. Y la razón por la que valoro tanto toda esta comunicación, es porque me da más poder. Las conversaciones relajan mi mente, ayudan a mi creatividad, me motivan a superarme, me dan más ideas y encienden nuevas inspiraciones.

3. Me obligo a escribir todos los días

Yo escribo todos los días. ¿Feriados? ¿Vacaciones? ¿Enfermedades? Nada de eso me detiene.

¿Por qué hago esto? Bueno, debo admitir que una de las razones es que soy un adicto al trabajo. Otra razón es que amo trabajar, así que no se me dificulta hacer lo que amo. La tercera razón es que me ayuda a convertirme en un mejor escritor.

No por nada algunos de los mejores escritores y blogueros del mundo se esfuerzan en escribir todos los días.

4. Me levanto temprano

Algunas personas tienden a pensar que los buenos emprendedores se levantan de sus camas hasta las 10 u 11, se preparan para una rápida zambullida en su piscina infinita con vista al océano, después conducen su limusina hasta un restaurante cinco estrellas por un desayuno.

Ese no soy yo y así no es la mayoría de personas que conozco.

La mayoría de gente exitosa que conozco se levanta temprano y tiene las cosas listas antes de que el resto del mundo se levante siquiera.

Entiendes la idea. Estas personas no están presionando el botón que posterga la alarma. Se están levantando, actuando y haciendo que las cosas sucedan.

Levantarse temprano tiene sus beneficios y me ha permitido escribir varios artículos. Pero más importante que el tiempode despertar es el simple beneficio de hacerlo diariamente, habitualmente y automáticamente.

5. Me ejercito

Mi rutina diaria no es exactamente la más excitante o única del mundo, pero funciona para mí. Junto con levantarme temprano, hay otra manera en la que mi rutina habitual me ayuda a escribir.

¿El secreto? Me ejercito.

No soy musculoso ni mucho menos un atleta. Solo trato de mantenerme saludable. Sé que una mente sana, una que pueda crear continuamente artículos, demanda un cuerpo saludable.

De acuerdo con investigaciones en neurociencia, una actividad diaria y ejercicio no solo refuerzan el cuerpo. También lo hacen con la mente. El ejercicio aumenta la felicidad, mejora el sueño, refuerza el sistema inmune e incluso crea nuevas células.

No puedo verificar todas las investigaciones científicas, pero ciertamente sé por experiencia cómo el ejercicio diario me hace sentir y lo que me ayuda a conseguir.

6. Me tomo el tiempo para visualizar el éxito

La escritura diaria puede sonar tediosa. Pero no todo es dolor y agonía.

Hay enormes beneficios de ser un bloguero productivo. He construido varios negocios de millones de dólares solo por tener un blog. Lo estoy haciendo de nuevo solo por diversión.

Aquí está la llave: Planeo para el éxito. Sueño acerca del éxito. Disfruto el éxito. Sigo visualizando ese éxito. Es lo que me lleva hacia adelante. Me empuja.

No me puedo alejar de la tarea diaria de bloguear, porque sé lo valiosa que es. ¿Si tú descubrieras una técnica que te permitiera ganar millones de dólares al año, no continuarías haciéndola?

Eso es lo que me mantiene adelante.

Conclusión

Los mejores hábitos son aquellos que te llevan a crear más hábitos, mejores hábitos y eventualmente alcanzar grandes cosas.

Pero las cosas pequeñas crecen para producir grandes cambios de vida. Espero que tú puedas producir cambios en tu vida. Todo empieza con tus hábitos. Bloguear a diario es uno de los más valiosos hábitos que puedes construir.

¿En qué hábitos diarios trabajarás para poder ser más exitoso?

También te puede interesar:

- Estrategias muy efectivas para el marketing de contenidos.

- Cuida lo que dices en tu oficina... si quieres ser exitos@.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.