EL BLOG

Cómo ser un poco mejores en el 2017 (parte II)

23/01/2017 7:53 AM CST | Actualizado 23/01/2017 9:02 AM CST
Alfonso Acosta http://kzen.mx

El 1 de enero puse en mi foto de portada de Facebook un letrero de colores con los números 2017. Cada día cuando lo veía me alegraba acordarme de que estamos estrenando un año. Pero ayer pensé, "Hmm, tal vez ya debería de cambiar la foto", como que el año ya no se siente tan nuevo.

En el post pasado compartí algunas ideas para lograr nuestras metas. Hay tantos buenos tips, apoyados en investigaciones científicas, que no cabían en un solo post. Aquí está la segunda parte. Creo que va bien para fortalecer nuestros compromisos con nosotros mismos ahora que el entusiasmo por los nuevos comienzos se empieza a diluir.

Si ya escogiste una o dos cosas que quieras lograr en los próximos meses:

  • Busca aliados. Es más probable alcanzar una meta si tenemos a alguien que nos apoye o, en ocasiones, que nos acompañe. Por ejemplo, si quieres hacer más ejercicio, es mucho más probable que lo cumplas si te comprometes con un amigo o con tu vecina a salir a caminar o a ir al gimnasio juntos.

  • Planea cómo vas a enfrentar los obstáculos. Esto no suena muy optimista, pero se ha comprobado: si te puedes imaginar qué obstáculos probablemente interferirán con tus objetivos, puedes planear cómo los vas a enfrentar si aparecen. Por ejemplo, si sabes que es probable que dentro de dos meses cuando se junte el trabajo en la oficina dejes de ir al gimnasio por las noches, puedes prepárate para no dejar que eso suceda, ir en la mañana o comprometerte con tu equipo a salir a la hora normal.

  • Usa tus fortalezas. ¿Conoces tus fortalezas?, ¿para qué eres especialmente bueno?, ¿cuáles son los mejores aspectos de tu personalidad? Se ha visto que las personas que conocen y usan sus fortalezas tienen más éxito y son más felices. Esto se aplica también al éxito en la consecución de las metas. Toma el test de fortalezas de carácter VIA (es gratuito y en línea) y escribe cómo puedes usar tus tres fortalezas principales para lograr lo que te has propuesto. Por ejemplo, si una de tus fortalezas es el sentido del humor, te puedes mantener motivado para hacer ejercicio coleccionando y compartiendo caricaturas relacionadas con los esfuerzos de la gente por estar en forma.

  • Aprende de tus éxitos. Esto se relaciona un poco con lo anterior, pues se trata de explorar lo positivo: piensa en dos o tres ocasiones en tu vida en las que hayas alcanzado una meta, puede ser recientemente o hace muchos años. Escribe qué metas alcanzaste y qué hiciste para lograrlas. ¿Qué estrategias usaste?, ¿qué pasos diste?, ¿qué te mantuvo comprometido con lo que querías? Por ejemplo, tal vez te des cuenta de que lo que te permitió correr 10 km fue que era una carrera de beneficencia para una causa importante para ti. Y puedes conectar tu nueva meta con algo que sea igualmente significativo.

  • Monitorea tu progreso. Para mejorar en cualquier actividad es fundamental tener retroalimentación y cuanto más rápidamente la recibimos es mejor. Hoy en día hay muchos aparatos (celulares, monitores de actividad, apps) que nos permiten tener un registro de nuestras conductas. Hace unos años participé en un grupo de colegas que se comprometieron a caminar 10,000 pasos al día. Todos llevábamos un podómetro y cada noche le reportábamos al grupo cuántos pasos habíamos dado. Ver cuántos pasos llevaba en el día me motivaba a tratar de alcanzar los 10,000 (a veces me faltaban 500 y me la pasaba dando vueltas por mi casa hasta juntarlos). Las herramientas tecnológicas te permiten también registrar lo que comes, cuánta agua bebes, cuántas horas duermes, tu actividad cardiovascular y hasta si estás tenso o relajado.

  • Date pequeños premios. El reconocimiento frecuente es tan importante como la retroalimentación. No esperes hasta que corras un maratón para darte algún gusto. Por ejemplo, el día que logres correr 5 km en 40 minutos te puedes "premiar" con una ida al cine, o con una camiseta nueva. Trata de que los premios no vayan en contra de tu meta. Comerte un pastel de chocolate para celebrar que hiciste la dieta dos semanas no es muy buena idea.

Si quieres conocer más tips sobre las metas, te invito a leer mi boletín PosiTips:

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Estos son los regalos que dan felicidad

- Workout apps: lo que necesitas para cumplir tus propósitos de Año Nuevo

- ¿Cómo superar un fracaso?