EL BLOG

Con estos tips seguramente calmarás a un perro muy nervioso

01/12/2016 7:59 AM CST | Actualizado 26/07/2017 1:36 PM CDT
Veronika Homchis / Unsplash

Muchos dueños de perros adoptados nos hacen siempre la misma pregunta, ¿cómo pueden ayudar a sus perros a que no estén nerviosos todo el tiempo?

Un perro puede tener nervios o ansiedad por más de una razón y cada caso es diferente. Hay algunos que son miedosos por naturaleza y todo los hace temblar. Hay otros que tuvieron una mala experiencia o vivieron algo horrible y por eso son más sensibles, y hay otros a los que hay ciertas cosas que los ponen muy muy nerviosos, como los ruidos fuertes o los fuegos artificiales.

Lo primero que tienes que hacer es saber exactamente qué detona el nerviosismo y la ansiedad de tu perro, así será más fácil ayudarlo. Pero igual, sea cual sea el caso, hay un par de consejos para que lo puedas ayudar a sentirse más tranquilo:

1. Como dice tu abuelita, un tecito de manzanilla siempre es bueno

La manzanilla puede hacer maravillas por un perro muy nervioso. Prepara un té y espera a que se enfríe antes de dárselo. Puedes agregarle una cucharadita de miel para que le sepa más rico. Este es un gran remedio para darle a los perros en las fechas navideñas, en las que los fuegos artificiales los vuelven locos de miedo en las noches.

2. Un espacio seguro

Tu perro debe tener en casa un espacio donde se pueda sentir seguro. Ya sea que tenga una casita, una transportadora, una jaulita o incluso un rincón. Este espacio no es a donde va castigado, al contrario, es su Happy place. El lugar donde sabe que puede ir a resguardarse cuando algo le incomoda.

3. Tu energía

Recuerda que tu perro es una esponja de tus emociones. De ahí que tu energía sea importantísima. Si percibe que tú estás nervioso o ansioso y él es nervioso por naturaleza, esto solo hará las cosas peores. Recuerda relajarte, tú eres el ejemplo y la brújula emocional de tu perro. Si vas por la calle y ves algo que sabes que a tu perro le da miedo, no te pongas nervioso, no grites, no corras. Controla tu energía, respira y enséñale que si tú estás con él, todo está bien.

4. Es mejor prevenir que lamentar

Si ya sabes perfectamente bien qué son las cosas que detonan ansiedad, miedo o nervios en tu perro, trata de evitarlas. Es decir, si sabes que a tu perro no le gustan las multitudes, no lo lleves a lugares con mucha gente. Si sabes que lo ponen nervioso los perros grandes, trata de no acercarlo a estos o de cruzar la calle cuando veas uno venir.

5. El poder de la distracción

Los perros, al igual que muchos de nosotros, no pueden concentrarse en dos cosas a la vez. Así que si te encuentras en una situación en la que se pone nervioso, lo que debes hacer es redireccionar su atención a algo diferente. Por ejemplo, si tu perro le tiene miedo a los perros grandes y se encuentran uno en la calle, lleva contigo sus premios favoritos y llámalo para que su atención esté en ti y en el premio y su mente se concentre en algo delicioso, en vez de en algo que le da miedo.

¿Tienes algún otro consejo que te haya funcionado?

[Foto: Veronika Homchis/ Unsplash]

También te puede interesar:

- 5 consejos para hacer a tu perro más feliz

- Qué hacer si tu perro te extraña hasta cuando vas al baño

- Por qué adoptar un perro me cambió la vida

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.