EL BLOG

Este es el mejor y el peor de los tiempos para la música

13/02/2017 4:29 PM CST | Actualizado 13/02/2017 5:29 PM CST

Mike Blake / Reuters
Beyonce se llevó a casa el premio por Mejor Álbum Contemporáneo y por Mejor Video Musical.

"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; la edad de la sabiduría y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la época de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperanza". Creo que cuando Charles Dickens escribió, describió la segunda década del milenio que no conoció. El domingo —viendo los premios Grammy— decidí que efectivamente, no solo para el panorama socio-político si no en la música la polarización existe como nunca.

Era el mejor de los tiempos porque la Academia Nacional de Artes y la Ciencia de la Grabación premió hasta el cansancio el último disco del difunto David Bowie.

Era el peor de los tiempos porque algunos de los artistas más relevantes del momento se rehusaron a asistir porque en palabras de Justin Bieber: "Los Grammy ya no tienen relevancia". Y no se equivoca.

Era el mejor de los tiempos porque las mujeres dejaron algo claro: la industria musical mainstream se mueve gracias a su trabajo. El show quedó en manos de Adele, Beyoncé y Katy Perry, y ninguna decepcionó.

Era el peor de los tiempos porque una cantante/compositora bastante desconocida, Joy Villa, no entendió nada. Y cuando digo nada, es nada.

Era el mejor de los tiempos porque no somos dignos de ver la obra de arte en movimiento que es Beyoncé. Ni de sus contundentes palabras formuladas con una elegancia inigualada.

Era el peor de los tiempos porque no importa cuánto nos esforcemos, nunca podremos pasarla tan bien ni ser tan cool como Rihanna (incluso cuándo estemos perdiendo todo).

Era el mejor de los tiempos porque el pop y el hip-hop alzaron la voz frente al racismo y fanatismo que dictaminan la política de Trump.

Era el peor de los tiempos porque quedó más que claro que el rock no está muerto, pero hay quienes insisten en sepultarlo con duetos como el de Metallica & Lady Gaga. Me da gusto que haya fallado ese micrófono James Hetfield, eso te pasa por aceptar una colaboración con alguien que pudiese darle relevancia a tu banda. Todavía tienes fanáticos que te aman, Metallica aún es legendaria, ¿podrías dejar de mostrar tu ambición de una forma tan desesperada y comportarte a la altura de tu legado?

Era el mejor de los tiempos porque Daft Punk hizo una colaboración con The Weeknd.

Era el peor de los tiempos porque George Michael, Juan Gabriel y Prince ya no están entre nosotros.

Era el mejor de los tiempos porque Adele maldijo en televisión en vivo con tal de volver a comenzar su tributo a George Michael y realmente honrar su memoria. Y lo mejor era que lo logró de forma magistral y nos regaló una anécdota que será por siempre recordada como el episodio con mayor valentía en una transmisión en vivo.

Era el peor de los tiempos porque Bruno Mars se disfrazó de Prince para honrarle, y que parecen no entender que las mejores rendiciones son aquellas que celebran la originalidad de los artistas.

Era el mejor y el peor de los tiempos, porque la Academia Nacional de Artes y la Ciencia de la Grabación premió hasta el cansancio el 25 de Adele por sus enormes méritos y ventas. Pero, era el peor de los tiempos porque cuasi ignoró la relevancia y revolucionario concepto del Lemonade. Pero lo mejor es que no importó, al final la chica blanca honró a la chica negra y ambas ganaron el Grammy, al mundo y a nuestros corazones.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- La actuación de Beyoncé en los Grammy que te explotará la cabeza

- Aquí la lista completa de ganadores de los Premios Grammy 2017

- 11 Vestidos inolvidables que vimos en la alfombra roja de los Grammys