EL BLOG

Cómo 'El cuento de la criada' refleja la historia de millones de mujeres

05/08/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 05/08/2017 6:00 AM CDT
Hulu

The Handmaid's Tale (El cuento de la criada) es una novela sobre una sociedad distópica escrita por Margaret Atwood y publicada en 1985. A lo largo de los años la obra se le ha llamado "ciencia ficción", pero la misma Atwood ha dicho que nunca estuvo de acuerdo con la etiqueta, pues la clasificación contempla realidades cuya posibilidad tecnológica es muy remota. El tiempo, resulta, da un punto de razón a la autora pues la última adaptación de la obra, una serie de televisión producida por Hulu, nos muestra una historia que resulta inquietantemente plausible.

Pero, ¿de qué trata The Handmaid's Tale? La historia es una narrada en primera persona por una "criada" en una realidad alterna pero realista: Estados Unidos se ha convertido en un estado totalitarista, militarizado y cristiano. Pero no solo es la circunstancia estadounidense la que ha cambiado, en esta distopía, la infertilidad es una realidad debido a la contaminación y las enfermedades de transmisión sexual. La protagonista, Offred, es una criada porque ella y un puñado más de mujeres son las únicas fértiles y por ello se encuentran a disposición total de la clase gobernante, con el único propósito de tener hijos.

Con una vestimenta de color rojo, las criadas son el más preciado tesoro de sus amos, pues de ellas depende que la sociedad continúe. Pero es en esta dinámica que no son más que prisioneras, y que sus congéneres infértiles no son tampoco mucho en esta sociedad, pues en este nuevo y "distópico" mundo, de la mujer solo se espera sumisión.

¿Les suena familiar? A mí sí y por eso pongo la palabra distopía entre comillas.

La adaptación The Handmaid's Tale llega en el mejor momento y de la forma más hermosa posible, la producción, fotografía, dirección, guión y sobre todo actuación no podrían ser más incuestionablemente geniales (por fin algo en el que estoy de acuerdo con los premios Emmy). Pero no es solo eso lo que la hace algo completamente recomendable, es que en estos momentos de total incertidumbre para los derechos reproductivos de la mujer (en específico en Estados Unidos, pero no se engañen, la pauta la fijan ellos), de discusiones de equidad y niveles de infertilidad históricos comprobados por la ciencia, una cosa me queda clara: Atwood tenía razón, los extremismos políticos y religiosos no son ciencia ficción en lo absoluto.

Esta semana hubo una fuerte respuesta en Twitter hacia el siguiente tuit:

Algunas personas dijeron que era machista, otros argüían que no tenía nada de malo ver a la maternidad de esa forma y habían unos cuántos que se preguntaban, ¿a poco las mujeres sirven para algo más? Ay.

Para algunas mujeres puede que ser madre se sienta así y lo respeto, admiro y aplaudo. Pues en mi opinión la maternidad sí es un acto de valentía y fortaleza,

Ser madre seguramente es maravilloso, no lo discutiré. Pero yo estoy hasta la madre de que me quieran convencer de que verme como un simple horno para bollos "no tiene nada de malo", y que es lo único y más importante que puedo lograr como mujer. Lo siento, no. PERO, eso no quiere decir que si eres mujer y no eres madre, te pierdes la "medalla más valiosa", y que no existan otros méritos comparables.

Historias como 'The Handmaid's Tale' deben servir para la reflexión más profunda de la forma en la que los seres humanos podemos llegar a anteponer nuestras creencias a la cordura.

Sí, no soy medallista olímpica, pero conozco a mujeres admirables, buenas y dedicadas sin medallas y sin hijos y son un ejemplo a seguir. También conozco a madres que son así. Así que creo que para tener valía o méritos, los hijos no son un factor determinante. Creo que plantear la maternidad de ese modo solo subraya la idea más antigua del mundo: al final del día, la razón de ser de cualquier mujer no se basa en méritos, si no en su fisiología y útero. ¿Que eres la mejor matemática del mundo? ¿Escritora? ¿Atleta? No, todo mérito intelectual/físico palidece frente a la acción de reproducirte. ¿Por qué a la paternidad no se le percibe de esa forma a la hora de enumerar los méritos masculinos?

Miren, yo no sé ni siquiera qué postura tomar, después de todo, no soy mamá. Pero sí creo que historias como The Handmaid's Tale deben servir para la reflexión más profunda de la forma en que los seres humanos podemos llegar a anteponer nuestras creencias a la cordura. Hay que detenerse y reflexionar qué hacemos y por qué.

Tampoco sé si vamos a terminar en una sociedad distópica a la Atwood, todas vestiditas de rojo con la capacidad de salvar a la humanidad de la extinción pero siendo más insignificantes que una cucaracha... Pero sí sé que por lo pronto, voy a abofetear a la próxima persona indistintamente de su género cuando me digan: "¡Qué bien que te vas a hacer una maestría! ¿Y el matrimonio y los hijos para cuándo?"

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Las quejas alrededor de la película 'Dunkerque'

- Es oficial, los piratas lograron publicar el capítulo 4 de 'Game of Thrones', "Spoils Of War"

- El creador de 'The Big Bang Theory' cree que la serie podría acabar en la 12ª temporada