EL BLOG

Björk es un asalto a los sentidos

12/01/2017 8:47 AM CST | Actualizado 12/01/2017 11:03 AM CST

Mike Segar / Reuters
Björk durante un concierto en Brooklyn, el 28 de marzo de 2015.

A Björk Gudmundsdóttir la amas o la odias. Por eso no es ninguna sorpresa que el anuncio de su primera fecha en la Ciudad de México causara un revuelo de encontradas opiniones. Pero, ¿quién es Björk? Cuando la islandesa emergió durante los años noventa, era un momento extraño para la música: abundaron las mujeres que salieron de sus acotaciones musicales en el pop, para incursionar en el rock, folk y alternativa.

El estilo de cada una era diferente y Björk sin duda se ganó una clasificación casi propia; su formación temprana como vocalista y pianista se vio alterada cuando entro en contacto con el punk, lo que la empujó a la experimentación y por ende separándola del grupo.

Desde su primer sencillo "Human Behaviour" de 1993, pasando por el aclamado Post, de 1995 y el etéreo y más reciente Vulnicura, Björk ha hecho y deshecho convirtiendo su trabajo en un hermoso Frankenstein sonoro. La hija pródiga de Islandia ha solfeado por muchos géneros, pero sus constantes colaboraciones con pródigos músicos es su sello distintivo.

Nadie posee la elegancia sonora que Björk tiene para mostrar cómo el patito feo se transforma en un cisne que deleita a todos los sentidos.

La islandesa tiene un estilo muy particular de abordar su trabajo y exponer su música y visión, pero es innegable que siempre ha sido, sobre todo, original. Aunque su momento más famoso es el legendario vestido de cisne que llevó a los premios Oscar del 2000, quienes conocemos su trabajo sabemos que NO es solo una excéntrica más del mundo del espectáculo... Björk es esa mujer que empuja los límites de lo que se espera de una dulce voz.

Por que Björk lo vale

Son tiempos económicos difíciles para México y el anuncio del precio para verla ofendió a casi toda la comunidad, es francamente bastante inaccesible disfrutar el primer concierto de la intérprete, pero ¿por qué categorizo que merece la pena pagar? Björk lleva casi 20 años superando e innovándose en el estudio y el escenario; con ello en mente su último material es un conducto para un show tan espectacular, que probablemente se engendró desde lo más profundo de su imaginación islandesa y resulta casi incomparable.

Lejos de querer fungir como la abogada del diablo –promotores– hay bastantes factores que inflan el precio: el Auditorio Nacional es un recinto relativamente pequeño, pero necesario para el tipo de espectáculo que tiene preparado Björk. Eso nos lleva a que el concepto por sí mismo implica altos costes de producción y, por último, el tipo de cambio que probablemente encarecerá todos los conciertos que hay preparados.

Aunque yo no he visto esta gira de Björk en particular, las alabanzas de prensa y público durante la gira mundial son abundantes, pero eso no es tan relevante. Lo que sí es importante es que los mexicanos no hemos visto un espectáculo musical como este, ¿qué el precio es inflado? Tal vez. ¿Qué no existe otra cantante como Björk? Debatible. Más no hay espacio para la duda al decir lo siguiente: nadie posee la elegancia sonora que Björk tiene para mostrar cómo el patito feo se transforma en un cisne que deleita a todos los sentidos.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- David Bowie, el hombre que borró los géneros

- El poeta que no murió en la cloaca

- La canción del pirata: el adiós a una biblioteca para melómanos