EL BLOG

En qué me parezco a Madonna

16/12/2016 8:25 AM CST | Actualizado 16/12/2016 9:29 AM CST
Youtube Billboard U.S
Madonna Billboard Music Awards

Hace unos días Madonna fue galardonada como la mujer del año durante los premios Billboard, su discurso de aceptación fue muy sonado y compartido en prácticamente todas las redes sociales.

De alguna forma, el concepto de feminismo y empoderamiento mantiene a la defensiva y hasta enojadas a algunas personas, así que sin profundizar mucho sobre el tema, pero siendo completamente empática con el discurso, decidí compartir el video en mi página. Hasta que alguien comentó algo que, palabras más, palabras menos decía lo siguiente: "Madonna da pena, se ha quedado en la década de 1990 y la situación es muy triste, claramente, solo buscaba llamar la atención y debe entender que su momento ya pasó".

¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! Es decir que, si para Madonna, que es considerada la reina del pop y nos guste o no un ícono y punto de referencia en la música y la moda, su momento ya pasó entonces ¿qué sucede con el momento de cualquier mujer común y corriente mayor a los 58 años?, ¿también ya pasó?

(VIDEO: El impactante discurso de Madonna).

El comentario fue escrito por un hombre que, sin querer, validó gran parte del discurso de Madonna tratando de anularlo, ya que dentro de las muchas verdades de las que habla, la edad representa una de los más importantes.

No envejezcas, porque envejecer es un pecado.Madonna

Sí, envejecer y hablar de tus fantasías sexuales o tener una opinión por encima de las del resto también representa un pecado o por lo menos un escenario incómodo para quien mira desde fuera a una mujer fuerte, débil o remotamente diferente a los estándares que en algún lugar nos enseñaron.

Me queda claro que esto no es 1930 y eso de seguir sufriendo como mujer salida de una película de Almodóvar ya no existe; es más, les voy a confesar algo, aunque creo fielmente en la igualdad de oportunidades no creo en la igualdad de género; las mujeres y los hombres somos completamente diferentes, funcionamos de forma diferente, hasta celularmente somos desiguales y es eso lo que nos ha mantenido vivos como especie, unos dependemos de los otros, ninguno es mejor ni peor. Dicho lo anterior, hay que reconocer que sí, aún existe la misoginia y que el camino sigue siendo diferente para un hombre y para una mujer.

Una de las muchas cosas que hago profesionalmente incluye reseñar autos, es decir, pruebo coches en pistas o carreteras y después, hablo de ellos. Créanme que de a tiro por viaje me toca leer comentarios como: "¿Y a esta quién le dijo que una mujer puede hablar de coches?" o "seguro dio las nalgas para estar ahí". Sí, aunque no lo crean esto aún existe y aunque me sigue sorprendiendo que haya tantos haters (de los que luego platicaremos) como estos en el mundo, nunca he permitido que sean las víctimas de una mala educación las que juzguen mi trabajo.

En su discurso Madonna habla de cómo al inicio de su carrera no pensaba en ser o no feminista, pensaba en crear para poder ser una artista y nada más, así, sin género. Es más, su verdadera inspiración no era una mujer, era David Bowie, un hombre que sin querer usaba más maquillaje que cualquier mujer de 1980 y que aunque igualmente fue criticado por esto, al final fue su manera desafiante de entender la música, la estética y el mundo lo que lo convirtió en el ícono que es hoy día.

via GIPHY

Hay que dejar de ver géneros y pensar en cada uno de nosotros como los seres humanos que somos y simplemente buscar inspiración en quien nos ayude a ser mejores, gente fuerte, que nos invite a encontrar nuevos caminos y a tener una perspectiva diferente de las cosas para así entender todo desde diferentes ángulos.

De todo el discurso me quedo con la siguiente frase:

En la vida no hay nada seguro, solo la seguridad de creer en ti mismo.

Esta es una de las frases con las que empieza y que sin querer, resulta consecuente con la idea de entendernos como humanos. Porque si una periodista de coches y estilo de vida a finales de 2016 pasa por escenarios parecidos a los de una artista a principios de 1980 es que claramente algo no ha evolucionado.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Carta a: "Estimado millennial das pena"

- Lady Gaga le mandó un tuit a Madonna y los fans están enloquecidos

- Doble discriminación: ser mujeres y trabajadoras del hogar