EL BLOG

Lecciones del modelo chino sobre el desarrollo de su economía

31/01/2017 11:27 PM CST | Actualizado 01/02/2017 12:46 PM CST

REUTERS/Meng Meng
Un empleado en bicicleta atravieza por un camino cercano a plantas de refinería en Chambroad Petrochemicals, en Boxing, provincia de Shandong , China, el 10 de mayo de 2016.

El modelo chino de desarrollo económico ha sido muy exitoso al lograr altas tasas de crecimiento económico. China ocupa hoy la segunda posición global debido al tamaño de la riqueza generada. Considérese que en 1978 el PIB per cápita era el solo el 2% del de Estados Unidos. De acuerdo a cifras oficiales 100 millones de personas vivían en pobreza. El PIB per cápita de China llegó a más de 9,800 dólares en 2013.

Durante estos treinta y nueve años China ha logrado una transformación espectacular de su industria; inicialmente anclada en la atracción de inversión extranjera que aprovecharía los bajos costos laborales; pero que, por otra parte, permitieron al país asimilar tecnología, métodos modernos de dirección y gestión, así como, potenciar las exportaciones.

La asimilación tecnológica junto con la consecuente innovación le ha permitido a la potencia asiática avanzar en la generación de productos de mayor valor agregado.

Buena parte del éxito exportador se explica por la facilidad de generar materiales provenientes de la industria petroquímica a niveles altamente competitivos.

Una de las industrias clave que inicialmente el modelo chino desarrolló fue la petroquímica. Actualmente, buena parte del éxito exportador se explica por la facilidad de generar materiales provenientes de esa industria a niveles altamente competitivos. De allí que muchas de sus exportaciones se basen en la industria de los plásticos y en la de las resinas sintéticas. Buena parte del éxito del modelo chino de crecimiento económico se puede explicar por cuatro características:

  • planeación estatal
  • elementos de mercado
  • pragmatismo económico
  • evaluación-redefinición quinquenal de dichos planes

La planeación estatal ha permitido sobretodo dar orientación a las acciones económicas integradas en una visión de largo plazo y congruentes con una estrategia definida centralmente. No puede dejarse de lado el esfuerzo del gobierno chino por la capacitación de sus jóvenes en universidades en el extranjero lo mismo que en empresas occidentales de primer nivel. Estas acciones les han permitido copiar y adaptar procesos, así como la formación de recursos humanos de alta especialidad.

Por supuesto, como todo éxito económico, China ha enfrentado altos costos: estos abarcan desde los ambientales hasta la marcada desigualdad en el desarrollo económico entre distintas regiones. El alto crecimiento industrial ha demandado un alto consumo de energía, principalmente carbón e hidrocarburos.

México debería aprovechar la experiencia china al generar un gran plan de desarrollo que sea evaluado, revisado y corregido periódicamente; pero que no sea cancelado en cada cambio de administración.

Por otra parte, la elevación del ingreso per cápita se ha traducido en alto consumo de automóviles con la consiguiente demanda de combustibles fósiles. El gobierno chino tiene un sistema de alertas de smog; sin embargo, se sospecha que no ha decretado el paro de industrias debido al alto costo económico; ello provoca un amplio descontento entre la población. Lamentablemente, no es solo la contaminación del aire sino del agua y la tierra la que aqueja a China.

China Stringer Network / Reuters
Personas caminan a través del smog en una estación de trenes en un día muy contaminado en Zhengzhou, provincia de Henan , China, este 9 de enero de 2017.

El diario Xinhua en español publicó el 13 de abril de 2015 en Beijing, lo siguiente: "China registró 330 emergencias ambientales en 2015, 141 menos que en 2014, dijo hoy el Ministerio de Protección Ambiental. El ministerio reveló en su sitio de internet los tres incidentes más severos: la contaminación de agua potable en el distrito de Xinhe, ciudad de Xingtai en la provincia de Hebei, en marzo de 2015; la descarga de aguas residuales peligrosas que causó muertes en el poblado de Puji, ciudad de Zhangqiu en la provincia de Shandong en octubre pasado, y la fuga de residuos industriales en la ciudad de Longnan en la provincia de Gansu en noviembre pasado".

Dang Yun/VCG via Getty Images
El 21 de noviembre de 2006 en Lanzhou, ciudad capital de la provincia de Gansu, al noroeste de China, así lucía de contaminada una parte del Río Amarillo.

La elevación del ingreso per cápita se ha traducido en alto consumo de automóviles con la consiguiente demanda de combustibles fósiles.

La disparidad económica entre las distintas regiones de China se suma a los costos del éxito manufacturero-exportador. Esta disparidad entre regiones ha sido una constante en el desarrollo chino; Mientras en 1978 Shanghai tenía un PIB per cápita de 1476 dólares estadounidenses, Guizhou solo alcanzaba los 104 y China continental 226 (*). Julio A. Díaz asevera: "Algunas regiones del este de China han entrado en una fase de desarrollo económico comparable con países desarrollados. En contraste, la mayoría de las regiones central y occidental todavía están sometidos a un amplio crecimiento económico". En 2012 Shanghai tenía un PIB per cápita de 12,789 dólares estadounidenses, pero Guizhou solo alcanzaba los 2,820 y China Continental 5,639.

Las regiones más rezagadas se ubican en las etapas iniciales de la industrialización. La desigualdad implica grandes retos para el gobierno chino al establecer como metas para el 2020; lograr "una sociedad modestamente acomodada". Existe la necesidad de cambiar la cultura de bajo consumo (alrededor del 40% del ingreso), urbanizar grandes zonas rurales, dotar de servicios de salud a toda la población, así como disminuir la brecha del ingreso entre el campo y la ciudad.

(VIDEO: Los niños que se quedan sin sus padres)

México debería aprovechar la experiencia china al generar un gran plan de desarrollo que sea evaluado, revisado y corregido periódicamente; pero que no sea cancelado en cada cambio de administración. Un plan que permita marcar las estrategias para elevar el nivel de vida de la mayoría de la población, aminorando las grandes desigualdades; a través de elevar el valor agregado de la producción que como nación generamos. Para ello sin duda se requieren fuertes mejoras en la infraestructura (comunicaciones, transporte, logística) y por otra parte, un compromiso de la sociedad con la educación para la adquisición de capacidades. Así como, la integridad en todos los órdenes de la convivencia social.

* Todos los datos de PIB per cápita son según el 2012 Statistical Communiqué of the provinces on National Economic and Social Development.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- La globalización no se acabó: evoluciona y China es su líder

- Trump puede crear trabajos y ofrecer seguridad a los estadunidenses con la ayuda de México y China

- China podría rescatar el TPP