EL BLOG

La vida de los delfines también importa

09/08/2017 1:00 PM CDT | Actualizado 09/08/2017 5:38 PM CDT

Erik Murillo/AnimaNaturalis

El 1 de agosto de 2017 activistas de AnimaNaturalis acompañaron a los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para apoyar una reforma a la Ley de Establecimientos Mercantiles encaminada a la prohibición de delfinarios en la Ciudad de México, bajo el argumento de que este tipo de espectáculos afecta el bienestar de los animales por la condición de confinamiento en que ellos se encuentran al ser meramente objetos expuestos al público.

Según el diputado Xavier López Adame del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), promotor de esta inicitativa, los puntos fundamentales que hacen esta ley son los siguientes:

  • Se prohibirá la utilización de delfines para celebrar espectáculos públicos o privados, incluyendo los espectáculos a domicilio o itinerantes.

  • Se impondrán multas que irían de mil 500 hasta cuatro mil unidades de medida lo que sumaría desde 113 mil hasta los 300 mil 960 pesos, a quienes insistan en seguir utilizando a los delfines de cualquier forma.

Esta reforma fue aprobada por 40 votos contra cero abstenciones y ningún voto en contra —con 26 diputados que no asistieron a la votación— y prohíbe la utilización de mamíferos marinos de cualquier especie, no solo en su utilización para espectáculos públicos o privados sino también en actividades tales como la exhibición, manejo, adiestramiento, entretenimiento, terapia e incluso la investigación científica.

Un caso en particular que resaltan tanto el partido como AnimaNaturalis es el delfinario que opera en el parque de diversiones Six Flags, el cual no cuenta con los permisos necesarios para su existencia. Asimismo, la prohibición aplicaría para todos los delfinarios en la Ciudad de México.

¿Qué va a suceder con los animales?

Con base en el ARTÍCULO SEGUNDO TRANSITORIO DEL DICTAMEN, los establecimientos dedicados a la celebración de espectáculos con cualquier especie de mamíferos marinos, contarán con un plazo mínimo de 3 hasta 6 meses después de la entrada en vigor del presente decreto para evaluar a los ejemplares y resguardarlos con base a la normatividad vigente que para tales efectos determine la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

O bien trasladarlos a santuarios que tengan manejo de mamíferos marinos, previo estudio de la reubicación de ejemplares. En este caso se deberá evaluar el hábitat de destino y las condiciones de los ejemplares, en los términos señalados en la normatividad federal vigente.

En el caso específico del parque Six Flags, los 3 mamíferos marinos, un delfín (Tursiops truncatus) y dos lobos marinos (Otaris byronia y Zalophus californianus), al tener permiso de tenencia por SEMARNAT pueden ser trasladados por Dolphin Discovery a cualquiera de sus piscinas. Dicho traslado con base a la normatividad aplicable de la NOM-135-SEMARNAT-204 y NOM-EM-136-ECOL-2002, que indica que los contenedores o cajas de transporte para mamíferos acuáticos deberán estar acompañados del aviso de traslado enviado a SEMARNAT. Con este traslado pueden los mamíferos marinos seguir sus actividades en otro delfinario. No hay motivo o causa para que sean asesinados.

De no tener espacio Dolphin Discovery para mantenerlos, SEMARNAT podrá intervenir para que sean trasladados a santuarios que manejen este tipo de cetáceos, como lo hizo la PROFEPA en 2014 en el entonces delfinario Atlantis, al decomisar 5 lobos marinos y 3 delfines, con base en el Programa Nacional de Inspección a Delfinarios.

Con el objetivo de ofrecer una salida a los delfines que viven a día de hoy en cautividad y que no puedan ser reinsertados en su hábitat natural, coaliciones como SOSdelfines y Dolphinaria-Free Europe trabajan a nivel internacional por la construcción de "santuarios" o "refugios" marinos.

En Estados Unidos por ejemplo, el Whale Sanctuary Project, liderado por científicas expertas como Lori Marino o Naomi Rose, ha puesto en marcha un proyecto de santuario con la ayuda de la empresa de juguetes "Munchkin". El Baltimore Aquarium anunció hace poco que para 2020 tendría acabado un santuario para sus propios delfines que actualmente viven en cautividad. En Europa se sabe desde hace algunos meses que en Italia se está estudiando acondicionar un trozo de costa para este fin, aunque el proyecto todavía no parece estar en marcha, y en la isla de Lipsi en Grecia se ha iniciado un proyecto para establecer un santuario de delfines.

"Alentamos al resto del país que siga el ejemplo de la Ciudad de México para prohibir todos los sitios donde se exhiban delfines en cautividad", declaró Ric O'Barry, Fundador y Director de DolphinProjecttras enterarse de la buena noticia.

Afortunadamente los espectáculos con mamíferos marinos son cada vez menos populares pues se ha revelado la crueldad oculta en sus entrenamientos y en el hecho mismo del cautiverio. Prohibir los delfinarios en nuestra ciudad es un gran avance en materia de educación y legislación respecto a los derechos de los animales. Sin embargo, está pendiente la prohibición federal, ya que en México aún existen unos 27 centros de espectáculos marinos que mantienen en cautiverio a casi 350 delfines.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Estos 9 animales sirios también 'huyeron' del conflicto en Alepo

- Piensa dos veces antes de comprar carne molida en el supermercado

- Gracias a Facebook, Profepa halla un jaguar que paseaba en las calles de Culiacán