EL BLOG

México en llamas por el gasolinazo... ¿y el gasazo?

13/03/2017 6:00 AM CST | Actualizado 13/03/2017 6:00 AM CST

ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO.COM
El tumulto causado por el incremento en el precio de la gasolina sacó de los reflectores un cambio todavía más radical en la política energética: la liberalización de los precios del gas LP.

El final del maratón Guadalupe-Reyes este año fue uno de los más complicados de los que se tiene memoria. Disturbios, saqueos y temor en numerosas ciudades del país por una pésima estrategia de comunicación del gobierno federal para revelar a la población el final del sistema de precios de las gasolinas que había prevalecido desde tiempos inmemoriales.

El tumulto causado por el incremento en el precio de la gasolina sacó de los reflectores un cambio todavía más radical en la política energética: la liberalización de los precios del gas licuado de petróleo, también llamado gas LP, el más usado en los hogares mexicanos y que se vende en cilindros prellenados o por camiones que llenan tanques en azoteas de casas y negocios.

Primero, un poco de información sobre la naturaleza de este energético usado por la mayor parte de las casas y negocios del país.

El gas LP se obtiene durante el proceso de refinación de otros derivados denominados gasolina y gas natural. El gas licuado de petróleo se produce en estado de vapor, pero por los procesos que se realizan en las refinerías lo convierten en líquido mediante la compresión y enfriamiento simultáneos de estos vapores.
Se necesitan 273 litros de vapor para obtener un litro de gas líquido.

Este gas, responsable de que tengamos agua caliente y café por las mañanas, fue sujeto de un artículo transitorio en la Ley de Hidrocarburos, publicada en el Diario Oficial en agosto de 2014 y cuyo artículo transitorio vigésimo noveno señala que:

Los precios al público de Gas Licuado de Petróleo se determinarán bajo condiciones de mercado a partir del 1o. de enero de 2017 o antes.

Y así sucedió. El 1 de enero de este año el esquema de precios de venta determinados por el gobierno federal dio paso a un nuevo modelo donde los proveedores podían vender el gas al precio que quisieran, con el único requisito de avisar con una hora de anticipación a la Secretaría de Energía (Sener).

Dicha secretaría publica en su sitio web un documento con información de los precios al público del gas. Sin embargo, tal documento es muy escueto, considerando que solo hace públicos promedios de precios por estado del país en un período que no queda bien definido, y cuando en una nota al pie señala que para fines de febrero el sistema de la Sener tenía registro de casi 420 mil registros. Dejando las quejas técnicas de lado, ¿cómo se han comportado los precios del gas desde su liberalización?

Usando información de la Secretaría de Energía y de Amexgas, la organización que agrupa a los comercializadores de este producto, podemos ver que el incremento del gas LP en el país durante el primer bimestre del año ha sido en el mejor de los casos (Querétaro) superior al 15% y en el peor (Baja California) superior al 30%.... en dos meses.

Elaboración propia

En ocasiones anteriores hemos analizado algunas causas posibles en los incrementos de los precios de la gasolina. En el caso del gas aparece un patrón similar, comenzando por una disminución en la producción nacional del gas:

Elaboración propia

Y el correspondiente incremento en las importaciones del energético:

Elaboración propia

Ocurrido por un colapso (no se me ocurre otra palabra) en la producción gas LP proveniente de algunas refinerías como la de Tula y la de Minatitlán.

Elaboración propia

Lo que a su vez deja preguntas que requieren explicaciones amplias y rigurosas, ¿a qué se debe el declive en la producción nacional de gas LP?, ¿por qué entidades cercanas a infraestructura de recepción de gas LP del exterior (Veracruz) tienen precios más altos que otros como Querétaro que están más lejos de dicha infraestructura?

Y sobre todo, ¿cuándo bajarán los precios del gas LP?

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Gas e internet, potenciales armas de Trump contra México

- A estos estados les irá mal si Trump cumple con impuesto a remesas

- A EU le va a salir cara la deportación de migrantes

Patrocinado por Corona