EL BLOG

Gas e internet, potenciales armas de Trump contra México

14/11/2016 9:52 AM CST | Actualizado 14/11/2016 10:01 AM CST
Getty Images/iStockphoto

Lo nunca esperado sucedió y el 20 de enero de 2016 Donald Trump se convertirá en presidente de los Estados Unidos. Sabemos que su intención es cambiar la naturaleza de la relación con México para fortalecer su imagen como duro contra la inmigración ilegal y los acuerdos comerciales "injustos".

México tiene un escenario complicado enfrente, sobre todo porque desde finales del siglo pasado, el país inició un proceso de integración no solo económica, sino también cultural e incluso física con Estados Unidos. Esta integración hace que un gobierno norteamericano hostil potencialmente pueda causar daño en áreas clave para el país.

Gas
De acuerdo con la Secretaría de Energía, más del 55% de la electricidad del país se produce usando gas natural, debido a dos factores: la creciente producción estadounidense de gas proveniente de yacimientos explotados usando fractura de rocas con alta presión (conocido como fracking) y la intención mexicana por reemplazar el combustóleo usado hacia fines del siglo pasado por un combustible menos contaminante para producir electricidad.

Esta apuesta ha incrementado rápidamente las importaciones de gas hacia México.

Elaboracion propia

Estados Unidos es el principal proveedor del gas natural para México, con un promedio del 39% del valor total del gas natural importado hacia el país, de acuerdo con el servicio de estadísticas comerciales de las Naciones Unidas.

El problema para México está en que su apuesta de largo plazo está en el mayor uso del gas proveniente de los Estados Unidos. De acuerdo con la Secretaría de Energía, por lo menos media docena de gasoductos están en proyecto, licitación o construcción hacia Estados Unidos.

Un gobierno Trump que quisiera presionar a México usando el arma de la energía podría ejecutar embargos a la venta de gas hacia nuestro país a través de la Office of Foreign Assets Control (OFAC), entidad del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos encargado de ejecutar sanciones comerciales en respuesta a amenazas a la seguridad del país.

Internet

A continuación verán los mapas de la red de fibra óptica nacional de varias empresas de telecomunicaciones.

Comision Federal de Electricidad


KIO Networks

Virtualmente todos los cables internacionales de fibra óptica terrestre pasan por territorio estadounidense. Si agregamos los cables submarinos de fibra óptica que pasan por México, tendremos lo siguiente:


Telegeography

México no tiene conexión directa con Europa o Asia vía fibra óptica y depende por completo de cables que salen de San Diego, Miami o Nueva York.

Más aún, existe una pieza de infraestructura de internet poco conocida llamada Internet Exchange Point (IXP) que básicamente es un edificio donde se conectan los cables de fibra óptica de varios operadores de telecomunicaciones fijas. Ocurre que México solo tiene una instalación de este tipo y buena parte del tráfico de datos nacional de México también pasa por Estados Unidos. Es decir, un correo enviado desde Cancún, probablemente pasa por un IXP de Houston para llegar a Tijuana.

El riesgo está en que, gracias a las filtaciones de Edward Snowden, sabemos que la National Security Agency (NSA) tiene capacidad para interceptar el tráfico de internet que pasa por cables de fibra óptica. Programas como RAMPART-A y BOUNDLESSINFORMANT permiten guardar en bases de datos el tráfico de internet y la información relacionada con llamadas telefónicas y correos electrónicos de países enteros.

Sin ir más lejos: en 2010 la NSA pudo acceder a la cuenta de correo electrónico del entonces presidente Felipe Calderón y dos años más tarde, al teléfono celular del presidente electo Enrique Peña durante una operación llamada Flatliquid.

Un presidente Trump podría ordenar a la NSA la recolección de información de actores relevantes mexicanos para poder revelar información comprometedora o vergonzante relacionada con los gobernantes del país, por no mencionar la posibilidad extremadamente improbable pero no imposible, de limitar el flujo de datos que salen y entran al país.

Es un alivio saber que nuestro presidente tiene como arma secreta la buena vibra.

También te puede interesar:

- La medalla Belisario Domínguez: para muchos políticos y pocos ciudadanos.

- Hay que discutir con Trump, dejemos atrás la tibieza y el acartonamiento.

- El mejor "muro" es la prosperidad económica a ambos lados de la frontera.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.