EL BLOG

Recordemos a Louise Hay: un pensamiento positivo a la vez

31/08/2017 4:00 AM CDT | Actualizado 31/08/2017 9:56 AM CDT

FB: Louiselhay

"En la infinidad de la vida, donde estoy, todo es perfecto, integral y completo".

Louise Hay murió a los 90 años de edad. Que su espíritu y su obra vivan y sigan inspirándonos.

Cuando me enteré, la noticia me hizo recordar los días en que su filosofía positiva, de amor propio, de uno mismo poder hacer las cosas y de cambio de vida impactó el ambiente del new age en los 80.

En aquel entonces nosotros creíamos que podíamos hacer que nuestros deseos se volvieran realidad. Creíamos que podíamos cambiar nuestras creencias y pensamientos y, como consecuencia, nuestra experiencia de vida. E incluso si no creíamos tanto, era algo que queríamos, y como resultado nuestros esfuerzos para cambiar produjeron cambios en nuestras vidas.

Algunas personas se burlaron de las afirmaciones como la clave para una nueva vida. Otras las repetían religiosamente.

Yo puse las mías en mi computadora (o en aquel entonces, la máquina de escribir) y en espejos y paredes. Como escritora, siempre he estado relacionada con las palabras y afirmaciones de manera escrita. Trato de tener ideas positivas frente a mí, incluso en los momentos más complicados.

Estas me dieron esperanza.

Y creo que el mayor regalo que Louise Hay nos dio fue la esperanza. La posibilidad. La idea de que podíamos cambiar nuestras vidas y al mundo. Ella construyó un pequeño imperio basándose en esto y otros se encargan de este ahora. De esa forma su trabajo seguirá vivo.

Durante estos momentos difíciles que estamos viviendo, podría parecer optimista pensar en que hay bien, en cualquier lugar. O que incluso podemos encontrar significado en las dificultades que enfrentamos. Pero alguien tiene que tener esperanza, en algún lugar, y encender una vela en la lluvia, en la oscuridad y en la desesperación.

Eso es lo que Louise Hay hacía. Encendió la vela y trajo luz. No todo el mundo quería esto, pero ella dejó que la luz brillara de todos modos, para aquellos a los que sí les interesaba recibirla.

¿Tenía razón ella o simplemente nos engañamos? ¿Realmente tenemos el poder de sanarnos a nosotros mismos y cambiar nuestras propias vidas incluso en los peores momentos? ¿Este nivel de poder personal existe para todos o solo para unos pocos? ¿Podemos realmente cambiar nuestras vidas con nuestros pensamientos y siendo más amables con nosotros mismos?

Con toda la desesperanza y la destrucción en el mundo puede no parecer así. Pero hoy me recordaron: podemos intentarlo.

Siento que ella tuviera que abandonar nuestro plano de la existencia, pero espero que su paso por aquí nos recuerde que la vida no es tan sombría como hemos llegado a creer. No podemos detener todo lo malo y el sufrimiento en el mundo, pero podemos intentar hacer una diferencia de una pequeña forma, aunque sea en nuestros propios corazones y mentes, tanto como podamos. Parte de esto tiene que ver con enfocarnos menos en todo lo que es malo y tomar en cuenta las cosas que son esperanzadoras.

Un pensamiento positivo a la vez.

Puedes ver aquí algunas de sus afirmaciones diarias (en inglés).

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost Estados Unidos y luego fue traducido y editado.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- 16 microcomportamientos que pueden cambiarte la vida

- No esperes hasta estar flac@ para amarte

- Los 4 mil olvidados