EL BLOG

12 meses, 12 lecciones

06/11/2016 9:28 AM CST | Actualizado 02/12/2016 2:26 PM CST
Freepik

Llega mi cumpleaños y es inevitable hacer un recuento de lo vivido.

Fue un año súper intenso, de eso no cabe duda. Creo que puedo presumir que nunca me ha tocado un año aburrido, pero este se pasó de bueno, de malo y de feo, y de bonito también. En resumen hubo mucho que aprender, comparto algunas de mis más importantes lecciones.

1.- "Ya pasó, ya pasó". Hay que encontrar lo maravilloso de las experiencias intensas, buenas y malas, son un recordatorio de estar viva, un par de sacudidas este año me obligaron a regresar a mi esencia y al final se agradece. Uno de mis poemas favoritos de Mario Benedetti titulado Quiero creer que estoy volviendolo describe perfecto.

"Vuelvo, quiero creer que estoy volviendo, con mi peor y mi mejor historia, conozco este camino de memoria pero igual me sorprendo..."Mario Benedetti

2.- "Nunca, nunca abandones a tu dermatólogo". De repente se me pasaron días que se convirtieron en meses sin pararme por ahí. Mientras fui constante se notaba, así que ahora voy a retomarlo por lo menos una vez al mes.

3.- "Las frases publicitarias tienen algo de verdad". No hay que perder tiempo angustiándote por el futuro, pensando en qué cambiarías del pasado, actúa ahora mismo, "Just Do It" reza la marca de la palomita. Cuando me cacho futureando o clavada en los ayeres y cualquiera de las dos me causa malestar, me concentro en resolver el presente y de verdad funciona para estar en paz.

4.- "Los papás no son para siempre". El tiempo pasa y esos pilares indestructibles empiezan a demostrar su inevitable fragilidad física, aunque su espíritu es de acero. Últimamente han partido padres de personas cercanas y queridas. Los míos siempre han insistido en ser independientes y "no dar lata", pero a estas alturas es un placer ayudarles en lo que se dejen, disfrutar cada instante con ellos y si estás leyendo esto abiertamente te pido los incluyas en tus oraciones, para tenerlos cerca y bien muchos años más.

Laura Arnáiz
Mis padres.

5.- "Rodéate de los mejores". Sí, soy independiente hace años y sé defenderme o resolver conflictos a mi modo, pero llegan momentos donde se necesita contar con un doctor, un hombre de negocios y un abogado de confianza y fregones en lo suyo.

6.- "No cenes carbohidratos". Y lo digo por experiencia, este último año me eché algunos kilos encima y los atribuyo al pan por las noches, ¿quién no disfruta cenar pizzas o molletes hechos en casa con mucho cariño? (y calorías), ¿o queso, pan y vino? Pues según mi bariatra es la cena ideal, solo cambia el pan por verdura y el vino por agua. ¿Fácil? ¡No! Acostumbrada a que mi organismo reaccionaba muy bien con un poco de ejercicio para recuperarse tras entrarle con ganas a los alimentos y bebidas, ahora la dieta es inminente y de aquí pa'l real. Más me vale ir bajándole a "las cenitas" y hacer ejercicio como un hábito. Empiezo justo después de mis festejos.

7.- "Atrévete a hacer algo nuevo". Se dio la oportunidad y emprendí mi primer negocio, tuve de todo, pero lo que me queda al final es una satisfacción grande por haber realizado lo que comenzó en mi imaginación e iniciativa, de haber abierto y cerrado un ciclo con éxito y la suerte de mi lado. Ahora, a ver qué me invento, ¡qué emoción!

8.- "Viaja a placer". Si tienes tiempo y dinero ni te lo pienses, en esta última vuelta al sol me lancé a Disney en familia y compruebo cómo mis hijos van guardando en su memoria increíbles recuerdos. En pareja nos fuimos a Valle de Guadalupe, fue una gran oportunidad de salir de la rutina y "echar novio", de acordarme de lo divertido que es pasar tiempo juntos y de lo bien que me cae mi esposo y cuánto lo amo.

Laura Arnáiz
Vacaciones en familia.

9.- "No fumes". Cada quién haga lo que le parezca ya somos grandecitos, esto es un recordatorio para mí y nadie más. Este año cumplo 10 que dejé el cigarro y aunque confieso que sí llegué a fumar muchos cigarros en un día y que hay veces, sobre todo cuando alguien prende uno frente a mí, que ese primer aroma se me antoja. Pero me he sentido tan bien que la opción es ni probarlo: la comida sabe más rico, me enfermo menos de gripa, el pelo no apesta a humo, ni la casa y la boca a cenicero. Y fumar no baja la ansiedad, lo mejor es detectar quién o qué lo causa y decirle adiós.

10.- "Conserva a tus buenos amigos". Cada vez estoy más segura de quiénes son, los amo con todo mi corazón, sin ellos la vida no sería igual de maravillosa, unos han estado a mi lado siempre sin exagerar, desde kínder. Otros son de más reciente adquisición, pero todos tienen algo en común: me siento afortunada de tenerlos, los admiro y respeto.

11.- "Haz lo que más te gusta". Y aquí estoy pasándola de lo lindo mientras escribo esto. Mi primer "libro" lo hice a los 7 años, tenía dibujos, bastantes hojas —engrapadas— y una trama llena de aventuras. Años después me enganché con la moda y cuando puedo sumar ambos temas es increíble.

12.- "Finalmente nunca te tomes demasiado en serio". Devolver una sonrisa, reírse de los chistes planeados y de los que no llevan esa intención, encontrar lo gracioso en los errores, carcajearse cada vez que se pueda, hasta que duelan las mejillas y la panza, hasta las lágrimas. Es lo mejor de estar aquí, cumpliendo un año más.

También te puede interesar:

- ¿Cómo era la vida antes de internet?

- Soy suburbana/orgullosamente sateluca.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.