EL BLOG

Si piensas que tu pareja es gay...

18/08/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 18/08/2017 8:48 PM CDT

grinvalds via Getty Images
"El Internet, en este caso Google, es entonces como los oráculos de los griegos a los que se les hacen las preguntas más secretas".

Si tienes dudas sobre si tu esposo o tu novio es gay, no estás sola. Como lo demuestra el investigador, Seth Stephens-Davidowitz, quien en su más reciente libro Everybody Lies (Todo el mundo miente) —sobre la información que arrojan las búsquedas en Google de los estadounidenses— descubrió que una de las preguntas más frecuentes de las mujeres es si su esposo es gay. Especialmente de las mujeres del Sur de los Estados Unidos, donde la gente es más conservadora, y por tanto hay más hombres gay en el clóset y casados con mujeres.

Imagínense en México. De ahí uno de los elementos del enorme éxito de la divertida comedia, Hazlo como hombre, que debutó el fin de semana pasado con uno de los fines de semana más exitosos de la historia para una película mexicana. La película se centra en dos parejas heterosexuales, una de las cuales se rompe al inicio de la película, cuando él (Alfonso Dosal) después de cinco años de noviazgo se da cuenta de que es gay, provocando una justificada crisis a su novia (Aislinn Derbez) y también a su mejor amigo (Mauricio Ochmann), quien se pasa la película tratando de quitarle lo gay a su amigo de toda la vida.

Y entonces el filme puso el dedo en la llaga, o en una de las llagas. Cuántas parejas estarán viendo la película con risas forzadas mientras en su mente están pensando: ¿será él gay?, ¿seré gay?, ¿seré lesbiana? Pero atendiendo a las búsquedas de Google, esta no es una "cruz" que tengas que cargar solo o sola: hay muchos como tú, probablemente millones, haciéndose esa pregunta no solo en Estados Unidos y México, sino en Europa y en Asia.

via GIPHY

De hecho, de acuerdo al autor del libro, es 8 veces más probable que las mujeres pregunten si su marido es gay que si es alcohólico o está deprimido. El hecho de que las mujeres hacen esta pregunta más en estados conservadores es iluminador, ya que en estos estados es más probable que la gente activamente oculte su sexualidad a través del matrimonio.

Pero este no fue el único gran hallazgo que arroja este libro sobre las búsquedas y hábitos en Internet, las sorpresas siguen. El Internet, en este caso Google, es entonces como los oráculos de los griegos a los que se les hacen las preguntas más secretas, como el genio de la lámpara de Aladino a la que se le piden los deseos más extravagantes, y como el mejor psicólogo porque es el inconsciente colectivo materializado.

¿Qué más secretos arrojan estas búsquedas anónimas? Muchos hombres prefieren a las mujeres gorditas sobre las delgadas pero les da pena andar con una gordita en la vida real; a muchas mujeres hetero les gusta ver pornografía entre mujeres; muchos hombres están preocupados por el tamaño de su pene, pero también por quitarse las manboobs.

Esa parte que nadie de tus amigos o familiares conoce la saben tu computadora, tu buscador y tu celular.

Por ejemplo, muchas mujeres están preocupadas porque su marido no tiene sexo con ellas con tanta frecuencia como quisieran. Los hombres por otra parte no están preocupados porque su esposa no quiera tener sexo con ellos. Y quizá, de acuerdo al autor, no es tanto que a unos les pase más que a otros, sino que para una mujer es más penoso socialmente compartir que su esposo no está teniendo sexo con ella, que para un hombre decir que su esposa no está teniendo sexo con él.

Es importante acotar que esto no significa que a todos los hombres les gustan las gorditas o que todas las mujeres ven pornografía. Simplemente revela que un porcentaje de la población lo hace, pero es una conducta de la que no se habla públicamente, y mucho menos de forma casual.

¿Qué tanto conocemos a los que nos rodean o a nosotros mismos?

Pero es interesante lo que esta información anónima nos puede iluminar. Por ejemplo, muchas mujeres con sobrepeso viven su vida solas por los prejuicios sociales, y hay muchos hombres a los que les gustan esas mujeres pero que no se atreven a andar con ellas por los mismos prejuicios sociales de qué dirán sus amigos o su familia al verlos salir con una mujer con esa característica. Añade la canción de Titanic y tienes la historia de un amor imposible, y que relativamente fácil, con un poco de valor, se podría convertir en un amor posible.

¿Qué tanto conocemos a los que nos rodean o a nosotros mismos? Esta no es una pregunta fatalista, tremendista para sacar conclusiones apocalípticas sobre la naturaleza humana y los peligros del Internet. La respuesta es, probablemente, los conocemos muy bien, pero no completamente. Y esa parte que nadie de tus amigos o familiares conoce la saben tu computadora, tu buscador y tu celular (y bueno, cualquier hacker o agencia gubernamental que tenga acceso a ellos, vale la pena recordar).

Si todo esto parece hablar de secretos, es interesante que el enterarnos de todas estas búsquedas antes desconocidas nos hace llegar a la conclusión sentimental, pero cierta, de que nadie está solo en sus preocupaciones, gustos, aficiones y temores. Y que cada quién sus búsquedas de Google, porque el que busca encuentra... o no.

Entonces, si piensas que tu novio o tu esposo es gay, probablemente no lo sea. El autor comenta que en el 98% de los casos la evidencia implica que la mujer está equivocada. Pero si sí es gay, no será difícil encontrar un grupo de autoayuda, un website para lidiar con el tema, un pornsite para imaginarse un trío. O mejor aún, un dating site o una dating app para conseguir un un nuevo novio o esposo, ¡rápido!

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Cómo 'El cuento de la criada' refleja la historia de millones de mujeres

- Porno hecho a tu medida 🤔 💭

- ¿Son las 'apps' de ligue gay tan adictivas como las drogas?