EL BLOG

Si no sabes de qué hablar.... habla de 'Game of Thrones'

14/07/2017 12:40 PM CDT | Actualizado 14/07/2017 4:54 PM CDT
Instagram: gameofthrones

Este domingo regresa Game of Thrones, una de las pocas series de televisión que sigue siendo un fenómeno popular y un recurso excelente para reactivar cualquier reunión o conversación que esté a punto de caer en el letargo: seguramente uno encuentra a por lo menos un fan de Game of Thrones en cualquier reunión, conversación o evento.

Yo definitivamente lo he aplicado. Cuando de pronto estoy con un grupo de personas que no conozco y en el que la conversación no parece progresar de manera prometedora, saco el tema: ¿Y ustedes ven Game of Thrones? Y entonces a alguna persona del grupo (o con suerte, a más) le brillan los ojos y ya se aseguró por lo menos una hora más de oxígeno a la plática.

Claro que si no eres fan esto puede ser una tortura, aunque los temas de la serie son tan sensacionalistas y escabrosos que inevitablemente parecen interesar a los que no la siguen, quienes prometen empezar a verla pronto. ¿Qué otra serie comienza en su primer capítulo con un hermano y una hermana en una relación incestuosa? No solo eso, sino que al final de ese mismo capítulo el susodicho hermano avienta de una torre a un niño que los vio a él y a su hermana en el acto, para que no revele el secreto. Además hay dragones, muertos vivientes, lobos gigantes, bárbaros y brujas.

2 weeks away. #PrepareForWinter and relive #GameofThrones Season 4 before #GoTS7 premieres 7.16 on @HBO.

A post shared by gameofthrones (@gameofthrones) on

Y es que la mezcla de intriga política, heroismo épico y pasiones prohibidas es irresistible para esta época. A pesar de ser una producción sobre reinos fantásticos, peligrosos dragones y mortíferos seres regresados de la muerte, Game of Thrones es perfecta para estos tiempos en que la única respuesta ante la política y el poder parece ser un cinismo permanente.

La gente está dispuesta a jugarse todo por el poder, y es que en este caso también no tener el poder puede ser la muerte, porque si no estás en el trono estás sujeto a los caprichos de quien está en él. Entonces es un juego de supervivencia y que por lo mismo apela a nuestros instintos más básicos. Y así Game of Thrones podría tener de segundo título Más vale que digan aquí corrió que aquí murió, El que a hierro mata a hierro muere; A cabrón, cabrón y medio. O para irnos todavía más al corazón de México, aquel famoso de La ley de Herodes.

El autor de las novelas en que se basa esta serie, George R.R. Martin, tuvo la genialidad de inspirarse en muchas de las violentas historias de la Edad Media, de las Cruzadas y de la Guerra de los 100 Años para tejer la trama. Y ha sido un trabajo monumental de hasta ahora 6 libros, que se comenzaron a publicar en 1996. El último libro está todavía por publicarse y los fans temen que el autor se pudiera morir antes de terminarlos. De hecho George R.R. Martin, para ser escritor, ha alcanzado una popularidad solo comparable a la de J.K. Rowling o Stephen King. Y es una figura bonachona, liberal y brillante.

La gente está dispuesta a jugarse todo por el poder, y es que en este caso también no tener el poder puede ser la muerte.

Lo bonachón no le ha quitado el idear una terrible masacre en una boda en que se mueren el novio, la novia y la mamá del novio; la sádica castración de un personaje; la muerte por perros hambrientos y quizá una de las muertes más impactantes de la historia del entretenimiento, cuando un padre mata a su hija pequeña en una hoguera como un sacrificio para asegurar el poder, algo que es similar a la tragedia griega de Ifigenia enAulide, de Euripides, en que Agamenón sacrifica a su hija Ifigenia para ganar la guerra de Troya.

Y así Game of Thrones entra en su recta final. El autor y los productores de la serie ya anunciaron que solo habrá dos temporadas más, con menos capítulos que las anteriores, entre 6 y 7. Esto es una buena decisión para asegurar que la serie mantenga la calidad que ha mantenido desde el capítulo 1 y que no divague y se pierda, como ha sucedido con otras que se alargan demasiado.

Esperemos que para cuando termine la serie, la realidad de la política mundial no confirme aquello de que la realidad supera a la ficción, cosa que desde el año pasado parece estarse cumpliendo de forma casi apocalíptica. Mejor regresar a los dragones este domingo y disfrutar de la recta final de una de las mejores series de televisión de la historia.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Con este truco, podrás evitar los spoilers de 'Game Of Thrones'

- La reacción más inapropiada de una fan de Cersei en 'Game of Thrones'

- Tus personajes favoritos de Game of Thrones ahora en la portada del 'Time'