EL BLOG

'Baby Driver' y 'Valerian', dos grandes espectáculos para despedir el verano

10/08/2017 11:00 PM CDT | Actualizado 11/08/2017 4:03 PM CDT

Instagram: eizagonzalez y caradelevingne
Eiza González y Cara Delevingne, actrices de 'Baby Driver' y 'Valerian', respectivamente.

Dos películas con protagonistas con nombres extraños despiden el verano con estilo. Uno se llama Baby y el otro se llama Valerian.

Aparte de estos excéntricos nombres, las películas comparten la característica de que las dos son cintas comerciales pero también de cine de autor, Baby Driver es del director de culto inglés Edgar Wright, que dirigió Shaun of the Dead y Hot Fuzz. Y Valerian es del legendario cineasta francés Luc Besson, autor de Lucy y El quinto elemento.

Ah, y también tienen por protagonistas a dos chicas que dan mucho de que hablar, la mexicana Eiza González en Baby Driver y la top model Cara Delevingne en Valerian.

Valerian se trata de una "súper producción" que te hace desear que al director Luc Besson se le hubieran encargado las secuelas de 'Star Wars'.

En las dos películas es fundamental no solo la historia que cuentan sino cómo la cuentan. Con mucho estilo y pirotecnia visual.

En el caso de Baby Driver nos encontramos con una película del género de asaltos y persecuciones automovilísticas, que se han hecho hasta el cansancio. Pero el director encuentra a un protagonista memorable en un joven que vive todo el día con sus audífonos puestos y que ve y vive el mundo a través de la música, una experiencia que la película reproduce para la audiencia: un mundo sexy de música, emociones y velocidad.

(VIDEO: Eiza González avanza en Hollywood)

Ansel Elgort es Baby, el talentoso, sensible, rudo y musical conductor de un grupo que se dedica a asaltar bancos. Baby es el que maneja el carro en el que se emprende la huida, pero solo puede manejar si está oyendo música, por un trágico secreto en su pasado.

Y no, obvio no es una película realista ni profunda, Baby Driveres como un covercon inspiración de una canción pop clásica: el gran estilo del director está puesto al servicio de la historia, que se cuenta con seriedad y buenas actuaciones, que incluso hacen la película emotiva por momentos. Pero, sobre todo, divertida.

Un reparto estelar de grandes y estereotipados actores le da fuerza (e ironía) a los estereotipos de el criminal brillante y sofisticado, Kevin Spacey; el criminal psicópata e impredecible, Jamie Foxx y el criminal duro, galán y cool, Jon Hamm. Eiza González está muy bien como la femme fatale y, de hecho, registra mucho mejor que la protagonista, la aburrida Lily James, muy buscada (inexplicablemente) después de Downtown Abbey.

La película rinde homenaje abiertamente a clásicos como Pulp Fiction, Bullit y The Driver. Pero tiene un sello propio innegable, especialmente con la virtuosa utilización de música e imagen, y que la audiencia en Estados Unidos ya premió con 100 millones de dólares en taquilla, un suceso para una película que no es una secuela y no está basada en un cómic.

En el caso de Valerian se trata de una "súper producción" que te hace desear que al director Luc Besson se le hubieran encargado las secuelas de Star Wars.

Besson, basado en una serie de cómics de culto en Francia, crea aquí una deslumbrante ópera espacial que no le teme al exceso ni en forma ni en fondo. Es una gran aventura que aborda los temas del militarismo y la ecología y, al mismo tiempo, conserva el placer de sorprender a la audiencia con un nuevo planeta, escenario o personaje totalmente insólito, que a su vez responden a giros emocionantes en la trama.

(VIDEO: Cara Delevingne en acción)

Valerian se compara favorablemente a la otra ópera pop espacial de Besson, la clásica El quinto elemento. En cuanto a los actores, Dane DeHann y Cara Delevingne no tienen una química espectacular como pareja, pero cada uno funciona y crece en su papel conforme la película avanza: él en millennial cool e indiferente, ella en guapa ruda. Rihanna es utilizada brillantemente en un papel inesperado.

Pocas películas en los últimos años han creado un universo visual tan elaborado, rico y desbordante como Valerian.

Otra característica une a las dos películas, es evidente que en los dos casos los directores tienen claro que quieren mantener a su audiencia cautiva mediante una historia bien contada. Aunque esto parecería algo obvio, en estos tiempos ya no lo es tanto. Y si no, acuérdate de cuántas películas malas has visto este año.

Valerian y Baby Driver son dos grandes espectáculos, perfectos para terminar el verano.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Las quejas alrededor de la película 'Dunkerque'

- ¿Reconoces a la actriz y cantante que se metió en la piel de Marilyn Monroe?

- Disney y la historia de una pareja lesbiana con la que los niños salen ganando