EL BLOG

Rechazaron la iniciativa de matrimonio igualitario ¿Qué sigue?

11/11/2016 1:29 PM CST | Actualizado 11/11/2016 1:29 PM CST
ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Mientras nos preguntábamos qué es lo que va a pasar después de la victoria de Donald Trump, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados desechó la iniciativa del presidente para reformar la Constitución Federal y reconocer explícitamente el derecho al matrimonio igualitario. ¿Cuáles son las consecuencias legales de este rechazo? Ninguna.

El derecho de todas las parejas mayores de edad a casarse sin ser discriminadas por su orientación sexual ya está reconocido en la Constitución Federal y así lo ha resuelto la Suprema Corte de Justicia de la Nación en reiteradas ocasiones. El artículo 1° constitucional prohíbe de forma explícita la discriminación contra las personas con base en su preferencia sexual. Esta prohibición y el derecho a formar una familia son los pilares que sostienen las sentencias en las que la Corte ha protegido la diversidad y que son obligatorias para todas y todos los jueces del país.

De esta forma, todas las parejas que quieran casarse en un Estado en el que no se ha modificado el código civil para reconocer el matrimonio igualitario pueden tramitar un amparo que debe resolverse a su favor. ¿Por qué se necesita un amparo si los derechos ya están reconocidos en la Constitución Federal? Porque la mayoría de las autoridades del país insisten en violar los derechos de las personas.

(VIDEO: Las declaraciones de los diputados respecto a este tema)

Si bien no hay cambios jurídicos por el rechazo a la iniciativa del presidente, las consecuencias sociales son preocupantes. La irresponsabilidad de Enrique Peña Nieto al presentar una iniciativa que no quiso defender en el Congreso de la Unión, a diferencia de cualquiera de sus otras iniciativas, le dio fuerza a agrupaciones conservadoras como el Frente Nacional por la Familia o al Partido Encuentro Social.

En el sistema de división de poderes corresponde al Congreso de la Unión la aprobación de las leyes, pero el Ejecutivo tiene la obligación de acompañar sus iniciativas. Mientras que en la propuesta de sus "reformas estructurales" las personas que integran su gabinete y equipo de trabajo dedicaron sus esfuerzos en dialogar y convencer a las y los legisladores, los partidos políticos, los medios de comunicación y sociedad civil, en el caso de la iniciativa sobre el matrimonio igualitario el presidente no fue capaz ni de asegurar el apoyo de su propio partido.

Lo difícil de esta lucha es que cada paso en falso que se da tiene graves consecuencias porque las personas que defienden un discurso excluyente ven en cada derrota un argumento más para utilizar en contra de la diversidad.

En la lucha contra los prejuicios y el discurso de odio es necesario que cada acción esté pensada con seriedad y que se articule con base en una estrategia que permita derrotar estereotipos arraigados en nuestra comunidad. Lo difícil de esta lucha es que cada paso en falso que se da tiene graves consecuencias porque las personas que defienden un discurso excluyente ven en cada derrota un argumento más para utilizar en contra de la diversidad. Ahí radican las consecuencias sociales del rechazo a esta iniciativa. La irresponsabilidad del presidente y el repudio del poder legislativo al derecho a la igualdad y la no discriminación crearon un obstáculo más a la ya difícil lucha por la inclusión y contra el odio. Sin embargo, lo que sigue es que continuemos con la batalla por la igualdad sustantiva.

Los episodios de violencia y odio en Estados Unidos después de la victoria de Trump son una de las consecuencias de que su nuevo presidente haya obtenido la victoria utilizando un discurso que excluye a quienes son diferentes a él. Ese problema no es exclusivo del Norte, pues los constantes pronunciamientos de odio por parte de del Frente Nacional por la Familia y las iglesias han provocado episodios de violencia en México, en especial en contra de la comunidad trans.

El rechazo a la iniciativa del matrimonio igualitario es consecuencia de la falta de compromiso del presidente con los derechos humanos y la validación del poder legislativo de las posiciones conservadoras y religiosas que atentan contra el contenido de la Constitución Federal. Si no enfrentamos esos discursos retrógrados, le estaremos abriendo paso al odio y a su uso como recurso electoral.

También te puede interesar:

- La dignidad y seguridad de las mujeres trans está constantemente amenazada.

- Cuando bailé Dancing Queen en la Marcha del Frente Nacional x la Familia.

- La probable vacuna contra el odio: el diálogo.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.