EL BLOG

'París puede esperar': un regalo para los románticos y los amantes de la buena cocina

17/08/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 17/08/2017 10:50 AM CDT

Sony Pictures Classics
"Es una película que hace que recuerdes que el amor no espera, que comer alegra el alma y que en el amor no puede haber vacíos, estás o no estás".

Mi amor por la comida comenzó cuando trabajé para una revista de cocina. Gracias a esta causalidad del destino aprendí a disfrutar los placeres que la comida entrega a nuestro paladar y a las atmósferas sociales. No obstante, mi amor por los vinos comenzó en la primavera del 2012. En aquella época, mi novio tenía un plan, enseñarme a tomar vino (años después fue mi esposo). El plan era que me hiciera experta catadora de vino y supiera maridar. Todo esto porque íbamos de viaje a las vendimias en Ensenada, Baja California, y tenía que aprender a beber y no embriagarme (¡gran diferencia!).

Mi gusto por el cine, la comida y el vino tuvo un especial florecimiento en esta época. Tiempo después estuve en Napa Valley con la intención de conocer el viñedo de Francis Ford Coppola, pero no pudimos llegar (tristísimo). Lo sé, mi gusto por el vino y el cine parecía y parece no tener fronteras.

Early season Allomi Vineyard #cabernet. This block is getting it's first shoot thinning pass this week. some shoots are thinned from the vines to ultimately limit crowding between clusters later in the season. #napavalley #allomi

Una publicación compartida de The Hess Collection Winery (@hesscollection) el

Por eso cuando vi que en la Cineteca estaba París puede esperar (Eleanor Coppola, 2017) fui a verla y de verdad que resultó una gozada. Es un road trip romántico con explicaciones culinarias y descripciones de vino, extraordinarias. La verdad es que la comida, el vino y el amor son indisociables, sino me creen es muy sencillo recodar películas como Entre copas (Alexander Payne, 2004); Comer, beber, amar (Ang Lee,1994); Comer, rezar y amar (RyanMurphy, 2010); Las delicias de la vida (Sandra Nettelbeck, 2001) y Sin reservas (Scott Hicks, 2007). Todas estas coinciden en cómo el vino transforma todo en una historia de amor, donde no falta la buena mesa.

Santé Photo by @mysequinlife

Una publicación compartida de Auberge du Soleil, Napa Valley (@aubergedusoleil) el

Marzipan Cake with Suncrest Peaches 🍑

Una publicación compartida de Auberge du Soleil, Napa Valley (@aubergedusoleil) el

La comida, el vino y el amor son indisociables.

París puede esperar es un regalo para quienes somos amantes de la buena cocina, el vino, los chocolates, los viajes inesperados y el amor en pareja. Además, Eleanor Coppola hace un homenaje a Cézanne, a los impresionistas franceses y a la cultura romana. El buen gusto y estética están reflejados en cada cuadro que construye dentro de la película. Contrapone las dos culturas: estadounidense y europea, donde deja muy claro que la europea es ama en cuestiones culinarias y lo deja claro cuando Jacques (Arnaud Viard) le dice a Anne (Diane Lane): "Nos vemos en San Francisco, aunque la comida no es tan buena como en Londres".

Más que una historia creíble, es una fantasía. Un aventura extramarital, con alguien que te conquista y te pone más atención que tu esposo, eso es lo que mueve esta historia "¿le será infiel a su esposo infiel?". Al terminar salí con hambre, con ganas de volver a enamorarme y de irme de viaje.

En verdad, es una película que hace que recuerdes que el amor no espera, que comer alegra el alma y que en el amor no puede haber vacíos, estás o no estás. Termino parafraseando una entrevista en donde Francis Ford Coppola recuerda lo que le dice a su esposa Eleanor Coppola: "Tenemos más vino de lo que podemos tener en nuestra vida, tenemos más dinero de lo que podemos gastar, la felicidad es la felicidad".

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Es ciencia: latinos siguen mal representados en Hollywood

- El guionista de 'Gremlins' revela que hay una tercera parte de la saga en desarrollo

- HBO España emite por error el capítulo 6 de 'Game of Thrones'