EL BLOG

#SiMeMatan es por ser mujer

05/05/2017 1:30 PM CDT | Actualizado 05/05/2017 9:32 PM CDT

Tomas Bravo / Reuters

En México se mata a las mujeres porque se puede. Porque cuando sucede, la autoridad es la primera en criminalizarnos, en agredirnos, en violentarnos, en filtrar información personal a los medios de comunicación, en quitarnos el derecho a la justicia.

Después viene el juicio social: "se murió por puta", "por no avisarle a su marido", "por vestirse así", "se murió por ser colombiana", "por salir sola de noche", "por beber de más", "por drogarse", "por infiel", "porque dejó la escuela", "por no ser buena estudiante", "PORQUE SE LO MERECÍA".

Cada día son asesinadas entre 6 y 7 mujeres en México según cifras oficiales, recabadas en una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), CONNECTAS y el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).

No existen razones para que las mujeres merezcamos morir y tampoco para ser tratadas así.

Dicho informe señala que de enero de 2012 a junio de 2016, el número de homicidios dolosos violentos contra mujeres fue de 9 mil 581, y a pesar de que en muchos de los expedientes se hablaba de violencia sexual, mutilaciones y quemaduras, las procuradurías únicamente tipificaron como feminicidios mil 887 de ellos.

El miércoles 3 de mayo, Lesby, de 22 años, fue encontrada muerta con evidentes signos de tortura en el principal campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La noticia de por sí ya era aterradora, una joven, asesinada, exhibida y botada frente a todos y todas. La crueldad y el descaro del crimen hablan de que su asesino está seguro de que no lo van a atrapar, y probablemente sea verdad, ya que varios informes mencionan que en este país, únicamente se castiga el 5% de los delitos.

Pero lo que vino después fue desconsolador y encabronante. La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México dio a conocer mediante un comunicado y su cuenta de Twitter datos sobre Lesby donde la hacían cargar con la culpa de su propio asesinato: "Su madre y novio aseguraron que ella ya no estudiaba desde 2014", "El día de los hechos, la pareja se reunió con varios amigos en CU, donde estuvieron alcoholizándose y drogándose", "El novio, con quien la víctima vivía, informó que trabaja en el área de intendencia de la Preparatoria 6".

Twitter @PGJDF_CDMX

Es decir, Lesby merecía morir por vivir con su novio sin casarse, haber dejado la escuela y por utilizar drogas y alcohol. O sea, SE LO MERECÍA, por puta, libertina y floja.

¿Qué chingados si no se había casado?, ¿qué chingados si le gusta beber y drogarse?, ¿qué chingados si ya no quiso/pudo seguir sus estudios? No, no existen razones para que las mujeres merezcamos morir y tampoco para ser tratadas así.

Tras los reclamos, la Procuraduría de la Ciudad de México borró los tuits, ofreció una disculpa y aseguró que habían sido inapropiados. Aun así, esta no es la primera ocasión que la PGJCDMX hace estos comentarios y filtraciones a la prensa, ahí está el caso de las mujeres asesinadas en la colonia Narvarte.

Especial

Así pues, la autoridad parece que no entiende o se hace como que no entiende, o simplemente corrige cuando su agresión representa un escándalo.

Los medios de comunicación replicaron la información exactamente igual como la Procuraduría lo había hecho público, haciendo más grande la agresión, ciclo de violencia y revictimización.

Especial

Como respuesta, miles de mujeres y hombres solidarios crearon en redes sociales el hashtag #SiMeMatan dando a conocer en algunos casos sus secretos más íntimos por lo que pudieran ser cuestionadas y juzgadas si un día fueran asesinadas.

Varios me hicieron hervir la sangre, pero uno en específico me rompió el corazón: "#SiMeMatan díganle a mis hijas que no tengan miedo", escrito por la periodista Daniela Rea (@DanielareaRea).

¿Qué pasa con nosotros? Dejemos de agredir como deporte nacional, volteemos a ver a los que están a un lado y pongámonos en sus zapatos. Sí, es una persona, una mujer que no tiene por qué sentir miedo de serlo.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- El Movimiento Feminista no existe: existen los feminismos

- Puebla: cuando importa más figurar que un balazo en el corazón de un bebé

- ¡Chingue a su madre el Día de las Madres!